Miércoles, 24 Julio 2019

Toros: Simón Casas, "El del Bombo"

PUBLICADO EL Viernes, 01 Marzo 2019 09:07 Escrito por
Feria de San Isidro Feria de San Isidro

 

 

No hace mucho –el pasado otoño– dediqué mi artículo al “bombo” de Simón Casas y a su apuesta por la Feria de invierno. ¡FUE UN ÉXITO! Pero emplear el mismo sistema para San Isidro es otro cantar, sobre todo por los espadas de élite y su respuesta al nuevo sistema que pretende implantar el galo. Creo que de momento se ha conseguido algo muy importante (y que hacía falta) que es mover “el avispero” para que los aficionados podamos ver que algo se mueve en torno a San Isidro para no caer en el aburrimiento. La expectación que ha creado el insigne torero, empresario y apoderado Simón Casas, es de agradecer por parte de los que pasan por taquilla para el abono, o bien para corridas sueltas. Y es que hay ilusión por ver a ciertos toreros lidiar otros encastes a los que hay que aplicar otras técnicas y otra forma de interpretar el toreo acoplándose a su antagonista. ¿Casas será capaz de convencer al “top ten”, acostumbrados a hacer valer su disposición de decidir las ganaderías? También es de justicia reconocer los éxitos de estos toreros “figuras” que en ningún momento les han sido regalados, sino al contrario, ganados con ¡sangre, sudor y lágrimas! a lo largo de su carrera y, es lícito que pretendan mantenerse en la élite y para eso necesitan ganaderías de confianza con las que puedan seguir luciéndose y mandando en el toreo. Pero otra cosa es la perspectiva del aficionado, que en definitiva es quien hace del torero su ídolo. Y llegado este momento en que predomina el bostezo, las grandes manchas de cemento en los tendidos y el consumo de pipas, hay que buscar soluciones para que los aficionados disfruten y los empresarios no acaben arruinados entre los sueldos de los toreros (merecidos) y el canon de los Ayuntamientos (caso de las plazas municipales). Lo que es innegable es que –salvo alguna excepción– los carteles ya no llenan plazas.

La empresa de Simón Casas (que de tontos tiene poco) ha testado la situación escuchando la demanda del aficionado e intenta poner remedio antes de que el aburrimiento y la monotonía se instale en esta liturgia y haga peligrar la Fiesta de Toros. Alguien puede pensar que es volver al pasado, donde se toreaba todo y con todos. Puede que así sea, pero tampoco está de más volver a los desafíos con ganaderías distintas. A ver quién de ellos es capaz de entenderlas mejor, aquellos quites que levantaban los tendidos, ganarse los festejos de semana en semana, no como ahora que parten la temporada con sesenta festejos y esto hace que solo se empleen en plazas de importancia y se alivien en otras donde los aficionados pagan los precios más altos que en Las Ventas.  Es decir, evolucionar, aunque en algunos aspectos se eche mano de la historia, cuando entonces las plazas se llenaban y la gente salía toreando.    Por eso apoyamos la valentía tanto de Simón Casas como la de los toreros que acepten este reto donde podrán ratificar su categoría profesional ante todos los públicos que son los que hacen que las corridas de toros no mueran por sí solas.   

Imagínense el fútbol de los años 40 y el de ahora, siguen siendo 11 contra 11 y las normas son las mismas, pero se han invertido muchísimo en las bases de donde nacen las futuras figuras, se han remodelado los estadios, y se ha instalado hasta “EL VAR”. Si en el TORO no evolucionamos, no harán falta  anti-taurinos, morirá solo.

No le será nada fácil al avispado empresario convencer a ciertos matadores de toros, pero a quien ha convencido sin ninguna duda es a los aficionados que esperan con interés el desarrollo de la feria más importante del mundo, “SAN ISIDRO”. Estaremos expectantes al nuevo sistema de programación de la Feria y, sobre todo, que no nos sorprenda con alguna reforma “descafeinada” de última hora, para tapar bocas e intentar complacer las demandas de los que aún siguen mandando en las corridas de toros.  

Mi “IDULTO” de hoy es para.- Aquellas ganaderías que les cuesta “la vida” entrar en plazas de primera y principalmente en Madrid, que aplicando el sistema “CASAS, EL DEL BOMBO” van a poder ver lidiar sus toros por primerísimas figuras que antes les tenían en el más absoluto ostracismo.

Envío “AL CORRAL” a.- Aquellos toreros que se resisten a entrar en el nuevo sistema que se pretende implantar en LAS VENTAS, que están en su perfecto derecho de hacerlo, pero que a la larga les pasará factura.

Paco Vera

FIESTA NACIONAL: INDULTO O AL CORRAL

Comenta esta noticia