Lunes, 24 Junio 2019

Policía dedicado a la defensa de los niños, acusado de homófobo por el colectivo LGTBI

PUBLICADO EL Domingo, 11 Noviembre 2018 18:12 Escrito por Javier Navascués Pérez
Esperpéntico. Un policía local entregado a la defensa de los menores es hostigado por oponerse al adoctrinamiento de los niños en la ideología LGTBI Esperpéntico. Un policía local entregado a la defensa de los menores es hostigado por oponerse al adoctrinamiento de los niños en la ideología LGTBI

LOS NIÑOS NO SE TOCAN (#losniñosnosetocan) , debe ser un slogan que llegue a toda la gente de bien por encima de ideologías y credos. 

Salvador Martí es un Policía Local de Logroño con una amplia experiencia que, en sus horas libres “patrulla” junto a su “compi” Alexia -una marioneta Policía diseñada para enseñar a los niños a no marcharse con ningún desconocido- dando conferencias por colegios y guarderías para prevenir la pérdida involuntaria y el abuso de menores entre 3 y 6 años de edad.

Sin embargo –y por muy rocambolesco e injusto que pueda resultarles- esta iniciativa abnegada y gratuita del policía municipal riojano se ha dado de frente con el colectivo LGTBI y ahora sufre una inadmisible campaña de descrédito: quienes pretenden adoctrinar a los más pequeños con la “Ideología de Género” acusan a Salvador Martí y a Alexia de “homófobos”.

 

Los Policías Salvador Martí y su "compi" Alexia enseñando prevención contra la desaparición y el abuso a los más pequeños 

 

 

 

 

 

 

 

Alexia Enséñanos” es un proyecto educativo-policial, totalmente diseñado y costeado por Salvador Martí (sin ninguna ayuda ni subvención institucional) y dirigido a niños de entre 3 y 6 años, de carácter totalmente ALTRUISTA. De hecho, el Policía Local se dedica a enseñar con su “compi” Alexia en sus horas libres o cuando está saliente de guardia no percibiendo ni un solo euro por este impresionante trabajo.

La presencia de Salvador Martí y de Alexia puede ser solicitada –de manera completamente gratuita- por cualquier colegio público, concertado, entidad religiosa o de carácter laico, ludoteca o cualquier otro lugar donde haya niños de edades comprendidas entre los 3 y 6 años.

Alexia hace que los niños interactúen de manera activa y participativa acercándoles la labor policial y la figura del policía como su amigo y les enseña a saber desenvolverse y reaccionar en situaciones cotidianas y de riesgo vital para ellos: que sepan decir no a extraños y desconocidos, como actuar ante una situación de extravío, cómo actuar ante posibles señales de abuso, así como normas básicas de seguridad vial perfectamente comprensibles para sus edades.

 

 

 

El proyecto “Alexia Enséñanos” se desarrolla en dos partes, teórica y práctica. En la parte teórica, Alexia (la simpática marioneta policía que costeó el propio Salvador) explica a los niños normas de autoprotección y a saber reaccionar en las situaciones antes descritas. Los niños aprenden los conceptos preguntando e interactuando con Alexia. La actividad se apoya también con vídeos educativos adaptados a su edad y una canción en la que se repasan los temas tratados. Y en la parte práctica, Alexia sale a la calle a patrullar con los niños -apoyada por los padres que quieran colaborar y con el propio maestro- con el objetivo de que se sientan policías por un día. Se repasan en la vía pública los temas relacionados con seguridad vial y se termina en un parque donde -en un entorno seguro a modo de juego y como función de teatro- se simulan situaciones de engaño por parte de un desconocido y situaciones de extravío. Así, a través del juego, los niños repasan de una manera práctica lo aprendido en el aula. El proyecto no sería completo sino contase con la implicación de los padres, cuya función fundamental es la de reforzar y practicar a posterior lo aprendido por sus hijos con Alexia. Por lo que la parte teórica y práctica va unida a un tercer bloque (en forma de charla-conferencia dirigida a los padres) que se imparte antes de la actividad, buscando la concienciación y la mentalización de los progenitores en la necesidad de inculcar, practicar y repasar todo lo aprendido por sus hijos con Alexia.

 

¿Cómo nace la idea del Proyecto Alexia?

El proyecto nace como consecuencia de la inquietud e impotencia que he sentido desde el asesinato de las niñas de Alcasser hasta hoy en día. Siento impotencia en cada uno de los casos en los que había involucrados niños y que me hacían plantearme que podía hacer yo para intentar evitar en lo posible que esto volviese a suceder. Informándome por internet e incluso preguntando a compañeros de otros cuerpos policiales me di cuenta que no existía ningún tipo de programa que enseñase a los niños más pequeños a auto protegerse de pederastas ante intentos de secuestros en parques o lugares públicos.

 

¿Cómo fue elaborando el método Alexia?

Lo primero que pensé fue en la metodología a utilizar para llegar a los niños y me di cuenta que el método idóneo podría ser una marioneta que interactuase con ellos, y apoyar esas lecciones con vídeos adaptados a su edad y una canción que de una forma pegadiza pudiese hacer que todo se les quedara con más facilidad.

 

¿En qué consiste ese método?

Básicamente en acercar la figura del policía al niño, dotarles de herramientas para saber decir no a un extraño, enseñarles a reaccionar cuando se extravían de sus padres, prevención de abuso sexual: Alexia les explica cuáles son sus partes íntimas, que nadie debe de tocarlas, y que si esto ocurre lo deben de contar y no guardarlo para sí mismos, ya que es un secreto “malo y por último educación vial básica y vital para ellos: por donde y como cruzar la calle, la fase del semáforo en que deben de cruzar y la importancia del cinturón de seguridad.

El proyecto lo componen 3 grandes bloques:

1.- la parte teórica: en aula, Alexia interactúa con los niños y les deja participar con todo tipo de preguntas y compartiendo experiencias propias.

2.- la parte práctica: en la vía pública y parque, a continuación de la clase teórica, Alexia sale con los niños a la calle y cruzan pasos de peatones y semáforos.

Luego en el parque y a modo de juego Alexia les simula un “extraño” que se les acerca con diversos engaños y practican su reacción, el segundo juego simulamos también a modo de juego el extraviarse de los padres y saber igualmente reaccionar.

3.-la parte de los padres: mediante una charla coloquio y después de haber visionado el documental DEPREDADORES, se les hace ver a los padres de la importancia que tiene que ellos como padres sigan practicando, a modo de juego con sus hijos, lo que Alexia les ha enseñado.

 

¿Está acabado el proyecto o se puede seguir mejorando?

Cada día en cada clase Alexia aprende de los niños y a medida que pasa el tiempo vamos mejorando la metodología y cambiando pequeños detalles. Es muy importante saber que todo el proyecto fue supervisado por un gabinete de psicología infantil.

 

Es muy eficaz enseñar a los niños no sólo con teoría sino con práctica.

 Esta es una de las claves del proyecto, respondámonos a una pregunta: ¿qué campo en la vida que requiera un aprendizaje esta se desarrolle solo a través de la teórica? La respuesta es ninguno, creemos que por que les hayamos dicho a nuestros hijos 10, 15 o 20 veces: NO TE VAYAS CON EXTRAÑOS, NO COJAS NADA DE NADIE, es suficiente, y no es así, y aquí es donde entra en acción la parte que como padres debemos realizar: debemos perder nuestro tiempo con ellos y a modo de juego repetir una y otra vez simulaciones en la que haciéndonos pasar por un extraño les ofrezcamos cosas. La siguiente fase y una vez que observamos que el niño reacciona correctamente sería ponerlo a prueba con un vecino o amigo que él no conozca y observar su reacción. El niño va a identificar esa situación como un nuevo juego, lo que no le producirá estrés, sabrá pensar con calma y decir no al “extraño”.

 

Háblenos de las experiencias piloto de lo fácil que es raptar a un niño en un parque...

Desde que comencé a desarrollar el proyecto me di cuenta de que era imprescindible mentalizar a los padres de lo vulnerables e inocentes que son los niños, por lo que puse en marcha un experimento sociológico que consistía con cámara oculta y permiso de los padres intentar llevarnos de los parques a diferentes peques. El resultado fue abrumador, llevándonos a los niños en un tiempo de 90 segundos más o menos.

 

 

 

¿Cuando empezaron las dificultades en este proyecto?

Las dificultades surgen cuando el Ayuntamiento me ofrece “oficializar” el proyecto con el objeto de llevarlo a las ludotecas municipales. Acepto poniendo como condición que no voy a admitir se politice ni que se use el proyecto para que nadie se haga la foto, o cualquier otro fin que no sea la pura esencia del proyecto, que es enseñar a los niños.

 

 

El colectivo LGTBI le acusa de homófobo por oponerse a los juegos sexuales en menores de 6 años y a los consejos sobre masturbación en niños de 12

 

 

Incluso de las dificultades se ha pasado a la persecución...

Sí, debido a una publicación que hago el 10 de octubre en la página web de Alexia, una página que utilizo como método de denuncia ante cualquier particular o colectivo que haga o intente hacer daño a los niños.

 

¿Qué publicó usted que tanta polémica ha suscitado?

Pues simplemente puse que la Ideología de Género NO ME PARECE NORMAL, sobre todo en la parte que intenta introducir en el sistema educativo temas como ENSEÑAR A LOS NIÑOS DE 0 A 6 AÑOS JUEGOS EROTICOS o plantear a los niños de 12 si se masturban solos o con amigos.

 

Resulta surrealista que acusen de homófobo al que lucha contra la pederastia.

Surrealista total, sobre todo teniendo en cuenta que Alexia es negra y mujer, en un mensaje subliminal en el que tratamos de hacerle ver al niño la importancia de la igualdad racial y de sexo. Desde el inicio ha sido primordial para Alexia fomentar en los más pequeños un mensaje de igualdad y respeto ante otros niños, la propia canción de Alexia enseña sobre estas cuestiones.

 

 

 

Mucha gente le apoya, pero no se atreven a mostrar públicamente su solidaridad por cobardía.

Así es, y me consta que incluso, a nivel político, el proyecto gusta y mucho, pero es lo que tiene la política no honesta, que antepone y calcula la intención de voto y las consecuencias en el electorado antes que la propia seguridad de los niños. Y este es un tema demasiado vital como para andar con especulaciones.

Ahora estoy sufriendo un tremendo acoso y todo tipo de difamaciones insospechados, por enfrentarme -ni siquiera al ideario LGTBI sino al adoctrinamiento de niños pequeños con la ideología de género me ha supuesto ser un homófobo, de ultraderecha, conservador, y creo que lo he dicho bien claro, respeto tanto a un gay o una lesbiana; una compañera de trabajo homosexual no supone ningún problema para mí en absoluto. Me da igual heterosexuales que homosexuales: lo único que pido a las personas es que compartan conmigo que los niños son intocables.

 

 

A mí me da igual si uno es homosexual o gay. Sólo me importa que los niños no se tocan

 

 

¿De dónde saca la fuerza para seguir adelante?

El proyecto está teniendo un coste elevado para mí -y no precisamente a nivel económico, que también- si no a nivel personal; tenga en cuenta que lo desarrollo en mi tiempo libre y meto muchas horas, abandonando muchas veces tiempo para estar con mi hijo de 5 años y mi esposa, y eso pasa factura. Sin embargo, todo hay que decirlo, también es verdad que recibo y mucho, trabajar con niños es un auténtico privilegio, son pura inocencia y se aprende muchísimo de ellos. Cuando vienen los problemas a mi cabeza siempre pienso lo mismo, es como un lema en mi vida: el motor que mueve “Alexia Enséñanos” son los niños y la gasolina, los padres que un día perdieron lo más preciado de su vida.

 

 

¿Qué importancia tiene la gran manifestación del sábado 17 de noviembre en Logroño?

La manifestación del sábado 17 es vital; observo una desinformación terrible a nivel de padres y a veces del propio profesorado. No se sabe prácticamente nada de lo nocivo del ideario LGTBI, ya se ha encargado este colectivo de disfrazar y maquillar todo en diversidad y respeto, y ahí pretenden que quede todo. Se presentan como un colectivo marginado y oprimido que pretende que se les respete y con eso se queda la gente. No van más allá, no se dan cuenta que lo que están tratando de introducir en los colegios son idearios, como SKOLAE, que promueven:

- juegos eróticos en los niños de 0 a 6 años

- en los niños de 12, plantearse si es mejor masturbarse solos o con amigos

-con que frecuencia mantienen relaciones sexuales a niños de 15

En fin es una hipersexualizacion y unos temas que corresponden en primer lugar a los padres y que la escuela sólo debe de tener como refuerzo a su debida edad y madurez, y esa edad desde luego no son los 3, ni los 4, ni los cinco años. Por eso la importancia de la manifestación, estamos en la obligación de salir a exigir que los niños son intocables. Hago un llamado a cualquier persona, de cualquier ideología política, de cualquier religión, de cualquier raza, a salir y gritar, los niños son intocables. No me interesa en absoluto saber si el que tengo al lado el próximo sábado es hombre o mujer, de derechas o de izquierdas, o si es gay o heterosexual, sólo me importa que esté de acuerdo en que los niños son intocables. LOS NIÑOS NO SE TOCAN debe ser un slogan que llegue a toda la gente de bien por encima de ideologías y credos.

Y si precisan más información tienen a su disposición nuestra web https://www.xn--alexiaenseanos-znb.com/

 

Una entrevista de Javier Navascués Pérez para La Tribuna de España

 

Comenta esta noticia