Domingo, 21 Julio 2019

Víctor Laínez, el asesinato de un patriota. Primer aniversario del atentado contra un falangista por parte del terrorismo "Antifa" de la extrema izquierda

PUBLICADO EL Viernes, 14 Diciembre 2018 12:19 Escrito por

No saldrá en los telediarios. No leerán ni una sola línea en “la prensa del sistema”. Hoy es mi humilde homenaje con este Editorial en La Tribuna de España

Ayer se cumplía el primer aniversario del asesinato de Víctor Laínez “El Patriota de los tirantes ocurrido en Zaragoza y llevado a cabo por una banda terrorista que el gobierno (el actual frentepopulista del Pedro Sánchez y el anterior de la derecha neoliberal y corrupta de Mariano Rajoy) se niega a reconocer como tal: los autodenominados “Antifas.

El asesino de Víctor Laínez (el chileno Rodrigo Lanza) no era –como pretenden hacernos creer- un gamberro bravucón de pelea de discoteca: pertenecía a un grupo terrorista perfectamente organizado, los “Antifas” que llevan muchos atentados a sus espaldas y que la prensa del sistema silencia, mientras el Ministerio de Interior mira hacia otro lado y la Fiscalía –cómplice del terrorismo de extrema izquierda- se niega a aceptar como terrorismo y siempre juzga sus acciones como delito de faltas, como si fueran broncas callejeras entre seguidores de equipos de fútbol.

 

Rodrigo Lanza. Bastardo terrorista "Antifa"

 

 

El terrorismo de extrema izquierda, los “Antifas”, lleva a sus espaldas mútiples atentados: localizan a sus víctimas a través de redes sociales, les hacen un seguimiento, buscan el momento más vulnerable para atacarle y atentan contra él. La motivación SIEMPRE es ideológica: sólo actúan violentamente contra personas que se declaran patriotas –en la mayoría de los casos, a través de sus perfiles en las redes sociales-.

El grupo “Antifas” está organizado en todas las zonas de España. Tiene comandos de localización de las víctimas; comandos de seguimiento e información; y comandos que ejecutan la acción: terrorismo de libro que el Estado se niega a aceptar.

Víctor Laínez, “El Patriota de los tirantes”, fue asesinado por declararse patriota, por llevar unos tirantes con la bandera de España y por ser falangista (por mucho que VOX, de manera vergonzosa y sin tener en cuenta a familia del asesinado, aproveche hasta los muertos para sacar rédito electoral y se presente como acusación particular).

Víctor Laínez pertenecía a Falange Española de las JONS, de momento y hasta que se aplique la ley que pretende instaurar Pablo Iglesias ( un intento de ilegalizar toda formación patriota que no sea la “disidencia controlada” que el putrefacto Régimen del 78 ha decido promocionar para evitar en España el surgimiento de movimiento identitario y social-patriota con la fuerza con la que estos ideales han emergido en toda Europa), decía, pues, que Falange (el partido al que pertenecía la víctima del atentado) es un partido tan legal como el PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos, la CUP o VOX.

Y Víctor Laínez fue asesinado por pertenecer a Falange.

Sin embargo (y a diferencia de VOX capaz de utilizar hasta los muertos ajenos para su propia promoción política) ayer los falangistas homenajeaba a su camarada asesinado sin protagonismo político alguno, con una plataforma de amigos y camaradas de Víctor que le rendían el sentido y honesto homenaje que merece, sin bastardo aprovechamiento político alguno: y eso que Falange Española de las JONS hubiera estado legitimada para reivindicar a su camarada asesinado pero (y en esto se evidencian las diferencias éticas entre los unos y los otros) ha preferido respetar el dolor de la familia y recordar a Víctor con la ética y el estilo que siempre debiera tener todo el que se dice seguidor de la doctrina de José Antonio: una misa, unas velas en su recuerdo, un “cara al sol” casi susurrado en el interior de corazones a los que el dolor impide que la voz llegue a las gargantas, -en la más estricta intimidad- cinco rosas, la noche clara y en el cielo los luceros… y “sin aparecer en la foto.

 

Sin protagonismo político. Los camaradas de Víctor Laínez saben que su muerte no será en vano

 

Decía que lo de los “Antifas” es terrorismo de manual; recientemente desarticulaban un comando terrorista en Molina del Segura con armamento, explosivos y muchas acciones a sus espaldas contra instalaciones y contra patriotas yo mismo, (cuando residía en Cartagena) sufrí dos intentos de atentados por parte de los “Antifas” y la redacción de La Tribuna de Cartagena fue atacada sin que se solidarizara ninguna asociación de periodistas de España.

Hace meses, en Galicia, era capturada por la policía, una de las dirigentes de la banda terrorista de los “Antifas” y otros terroristas (aunque se nieguen a llamarlos por su nombre) con armamento, material para fabricación de bombas y manuales de utilización de explosivos.

La muerte de Víctor Laínez no fue en vano; al menos dio pie al nacimiento del Observatorio contra la Violencia de la Extrema Izquierda (del que tengo el honor de haber sido impulsor, junto a mi compañero Javier García Isac –director de Radio Ya- y al profesor Guillermo Rocafort).

 

 

 

Y nombramos portavoz de este Observatorio contra la Violencia de la Extrema Izquierda a la jovencísima Inma Sequí (víctima, también, del terrorismo de los “Antifas”, que casi acaba con su vida cuando sólo tenía 18 años). Y con Inma Sequí nació una esperanza de liderazgo para el patriotismo.

 

Inma Sequí

 

 

Acaso casualmente (aunque yo, como creyente que soy, creo más en la causalidad que en la casualidad) la muerte de Víctor Laínez supuso el nacimiento –o al menos el descubrimiento- de un extraordinario valor en potencia, de un futuro liderazgo de un patriotismo tan falto de unidad y de dirigentes emblemáticos en España.

Con sólo 22 años, Inma Sequí ha demostrado tener todo para liderar, en un futuro, ese tsunami de patriotismo social que se ha extendido por toda Europa (menos en España) logrando, incluso, la presidencia de algunos países: Inma es atractiva, inteligente, serena, buena comunicadora… un diamante en bruto (por supuesto, aún por pulir, porque sólo tiene 22 añitos) que no debería desperdiciar el patriotismo español.

Y sin ningún medio, sólo con su arrojo, su valentía y las horas que le quita a sus estudios y a su actividad política, Inma Sequí ha conseguido que no quede impune ningún acto terrorista de los “Antifas, ha conseguido que un terrorismo ¡que la ciudadanía desconocía porque lo oculta "la prensa del sistema"!, sea cada vez más público gracias a sus denuncias constantes y su presencia –siempre combativa- en las redes sociales.

La Tribuna de España no puede olvidar el asesinato de Víctor Laínez, ni la impunidad con la que se sigue tratando por parte de jueces y fiscales a los terroristas de la extrema izquierda, los autodenominados “Antifas”.

Ni olvido, ni perdón.

Y como Víctor era falangista, como Víctor no pertenecía a la derecha agrupada en torno a las siglas de VOX (que ahora saborean el éxito electoral que le ha facilitado el propio sistema), sino a un partido pequeño –y que no por su tamaño merece menos respeto que el resto de organizaciones políticas legalizadas- llamado Falange española de las JONS, le dedicamos las palabras que José Antonio Primo de Rivera pronunció tras la muerte del primer estudiante falangista asesinado: Matías Montero…

Víctor, que Dios te conceda el descanso eterno y a nosotros nos lo niegue, hasta que sepamos ganar para España la cosecha que siembra tu muerte”.

Víctor Laínez ¡Presente!

Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desperta Ferro: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia