Martes, 26 Marzo 2019

Un Paso al Frente. Sobre el abandono de Spiriman y la lucha que otros seguimos manteniendo

PUBLICADO EL Domingo, 16 Diciembre 2018 09:33 Escrito por
Jesús Candel vs Josele Sánchez: no hacen falta spirimanes, sino gente que no se rinda Jesús Candel vs Josele Sánchez: no hacen falta spirimanes, sino gente que no se rinda

No hay victoria sin sacrificio, ni éxito verdadero que no llegue después de un largo proceso de trabajo duro. Hace poco hemos podido leer la despedida de un hombre acosado por el sistema con el que ha osado enfrentarse, Jesús Candel, más conocido como Spiriman, el médico granadino que conseguía unir a la gente en contra del sistema por una sanidad mejor en Andalucía.

Spiriman ha abandonado acosado por el sistema, la juez le ha impuesto una fianza de treinta mil euros y lo ha tratado como un criminal por sus denuncias públicas realizadas en las redes sociales, Jesús Candel se retiraba con la explicación que a partir de ahora iba a dedicarse exclusivamente a su trabajo y a su familia. En estos momentos en el que alguien tan mediático como el médico granadino ha decido retirarse en una carta en la que llega incluso a insultar a sus seguidores, culpando a los demás de su propio fracaso, es el momento de dar un paso al frente.

Mario Díez, el abogado que se enfrenta al sistema en el caso Kote Cabezudo ha realizado un vídeo recientemente en el que da un paso al frente. Mario Díez sabe a lo que se expone, sabe que puede acabar en la cárcel y acepta el reto, sabe a quién se está enfrentando.

Spiriman parece que no sabía quiénes eran, a quienes se enfrentaba y hasta dónde pueden llegar. Sin duda alguna la juez de Córdoba ha pinchado la burbuja de Spiriman.

Este no es país para espirimanes, es país para gente que no se rinde, que da un paso al frente, que llega hasta el final aceptando el reto de su conducta hasta las últimas consecuencias. Y menos aún es país de gente que se despide insultando a sus propios seguidores culpándolos de su propia impotencia.

Desde aquí envío un saludo a Jesús Candel y espero que recapacite, madure su decisión y no se rinda. La lucha es una obligación y no debemos de esperar reconocimiento de nadie, es nuestra obligación como personas y no debemos de esperar que nadie nos lo agradezca. Retirándose es posible que dejen de acosarle un tiempo; pero sus hijos no van a tener un futuro mejor.

Es posible que Jesús Candel piense que nosotros no hemos pasado por su calvario personal: se equivoca.

El carácter hay que tenerlo templado y los compromisos con las personas que nos rodean debe de ser hasta el final y hasta las últimas consecuencias, lo contrario es estar engañando a la gente y, sobre todo, a nosotros mismos, es estar alimentando nuestro ego personal.

 

 

Frente a la decisión de Spiriman, Josele Sánchez puede dar lecciones de lo que significa el sacrificio y el calvario de enfrentarse al sistema

 

 

Jesús Candel no es el único que sabe lo que es el sacrificio personal, quizá es el que menos lo sepa. Desde La Tribuna de España -y su director Josele Sánchez- podemos hablar algo de lo que significa el sacrificio y el calvario que supone enfrentarse al sistema. No voy a hablar de mí, podría estar escribiendo páginas de lo que ha significado mi compromiso por la verdad, no me gusta, me cuesta mucho hablar de mí mismo, prefiero poner siempre el ejemplo de otras personas a las que admiro, como Jesús Candel cuando no dudaba nunca y no miraba para atrás. Prefiero poner el ejemplo de Josele Sánchez y lo que ha significado para él el compromiso de apostar por la verdad y enfrentarse al sistema.

 

Josele tiene la suficiente capacidad moral para no ceder

 

 

Desde que Josele Sánchez creó La Tribuna de Cartagena la apuesta por la verdad y el periodismo, cayera quien cayera, eran evidentes.

Hubo un punto de inflexión en la vida de Josele Sánchez y en su carrera periodística, que fue la denuncia del posible asesinato del banquero Emilio Botín a manos de su hija.

Desde entonces vienen todos sus problemas.

Josele Sánchez rechazó la oferta de soborno, rechazó millones de euros que le ofrecieron para que callara. Pocos hombres, muy pocos, tienen la suficiente capacidad moral en España para no ceder a propuestas de este tipo. Hay que tener muy claro quién es uno y hacia dónde se quiere dirigir. Hay que tener unas convicciones éticas a prueba de bomba, un carácter bien formado, nada gaseoso, sino más bien bastante sólido, tan sólido como una roca, como una piedra angular, la misma piedra sobre la que los mejores arquitectos se basan en sus construcciones, las buenas, no las que se derrumban a las primeras de cambio y en cuanto haya algo de mal tiempo.

Desde aquél entonces, desde que el director de La Tribuna de España rechazó el soborno, empezaron a venir todos sus problemas.

Insultado, agredido y amenazado, tuvo que marcharse de España. De las penurias económicas que Josele Sánchez ha pasado puedo hablar personalmente porque ¡a pesar de sacar nunca sus penas a pasear! alguna me ha confesado. Gracias a muchas personas que admiramos su trabajo Josele pudo salir adelante, porque se cumple el refrán ese de que Dios aprieta, pero no ahoga. No sólo ha sido amenazado el propio Josele, sino que ha sido amenazada toda su familia y toda su familia ha sufrido las consecuencias de sus decisiones.

Desde el exilio, Josele Sánchez creó La Tribuna de España que ha conseguido en poco tiempo convertirse en el diario digital de referencia de la disidencia informativa. Josele es una persona templada, no es alguien que se emborracha con el éxito o con la fama, sabe lo que es enfrentarse al sistema y ha creado algo sólido.

Desde el exilio y en poco más de medio año, Josele ha conseguido elevar lo que era un periódico local como La Tribuna de Cartagena, a todo un grupo de comunicación -todavía muy modesto- el GRUPO Tribuna de España, pero que ya tiene tres digitales en el mercado, La Tribuna de España, La Tribuna de Cartagena y La Tribuna de Extremadura y que en breve lanzará La Tribuna de Granada, La Tribuna de Málaga, La Tribuna de Melilla y La Tribuna de Ceuta. Y sin medios -sólo con su tesón y con la ayuda de unos cuantos, entre los que humildemente siempre ha contado conmigo- también Josele Sánchez ha puesto en marcha La Tribuna de España Radio. En poco tiempo, en uno dos años La Tribuna de España podrá estar compitiendo con los grandes diarios nacionales.

 

 

Josele se ha convertido en el periodista de referencia y son muchas las personas en este país que han visto en La Tribuna de España un proyecto periodístico sólido y colaboran en ese proyecto de forma gratuita, como este escritor que suscribe el presente artículo. Yo colaboro con La Tribuna de España y no espero el agradecimiento de nadie, creo que es mi obligación como persona, es una obligación moral que tengo porque creo que puedo aportar algo y debo de hacerlo y me enfrento a las consecuencias, a las que vengan, no me importa. Al igual que Josele, sé que sólo tengo una vida y no quiero morirme pensando que he vivido arrodillado por cobardía.

Desde La Tribuna de España animan a todos los patriotas a que se dirijan a este medio para dar su pequeña aportación económica –la que sea- y yo debo sumarme a este llamamiento, si queremos tener este periodismo que no silencia ningún juez, ningún político, ni ningún banquero. Los que puedan aportar información, información, lo que puedan aportar dinero, dinero y los que no puedan aportar nada que estén atentos y bien informados para la llamada a la lucha cuando toque, todo será poco y todos podemos aportar algo porque esto es una lucha de patriotas, por nuestras casas, por nuestras familias y por nuestro futuro y el de nuestros descendientes.

Hay muchos patriotas en las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado que comprueban como sus jefes están traicionando a la nación, empezando por el propio jefe del estado. A estos les tengo que decir que, personalmente, no sería la primera vez que me amotinara contra el estado y si tengo que volver a hacerlo lo haré y hasta las últimas consecuencias.

Desde La Tribuna de España, con su director al frente, no vamos a dar nunca ningún paso atrás pase lo que pase y aceptamos las consecuencias hasta el final de enfrentarnos a este sistema tiránico y corrupto. Desde la cárcel hasta la muerte, lo tenemos asumido, sabemos que forma parte de la decisión personal que hemos tomado, no hablemos ya de las penurias económicas.

Al igual que Josele, sólo sé que tengo una vida y no puedo permitirme el lujo, en la recta final de ella, de arrepentirme por cobardía.

Por eso es el momento de no echarse atrás, sino de dar un paso al frente.

 

Nota de la Redacción de La Tribuna de España: El artículo de Pedro Rosillo refleja perfectamente cuál es la lucha de este periódico. Con una ayuda mínima, casi el precio de un café, puedes poner tu granito de arena para hacerlo posible. Desde 2 euros puedes hacer tu aportación mensual de la cantidad que estimes o desees. El dinero recibido sólo lo destinamos a poder hacer posible, prácticamente sin medios, convertirnos en el periódico disidente frente a "la prensa del sistema" que resulta imprescindible en nuestra nación. Esta es la Cuenta Corriente para el micro-mecenazgo ES 91 2038 3012 97 600032 0489

Comenta esta noticia