Martes, 16 Julio 2019

Tú en mí, yo en ti

PUBLICADO EL Domingo, 07 Octubre 2018 02:35 Escrito por
Tú en mí, yo en ti Tú en mí, yo en ti

 

 

¡Santísimo Espíritu Santo! Luz Divina que iluminas y llenas mi yo interior. Inspírame para que mi servicio sea una contribución a que el Santísimo Nombre de Dios YAHOWEH sea ¡Alabado! en todas las lenguas del mundo.

 

Para  que en la humanidad reine la justicia.

Para que el mundo brille la Caridad, donde todo aquello que es un regalo divino; el agua, el alimento, el viento, el suelo...etc. y todas las cosas que de ellos depende, esté orientado fundamentalmente al bien de todos.

Para que la Paz y la libertad orientadas al bien, sea la única ley. Y el amor la única moneda de cambio.

 

De esta forma el Reino de Dios, estará viniendo a nosotros, albergándose en cada rincón donde un ser humano se sienta amado y dispuesto a amar.

Para que el pan  sea el pan nuestro de cada día, y si hoy alguien no tiene pan, llame a la puerta del otro y el pan sea compartido;  tal vez nos quedemos con el estomago medio lleno, pero nunca con el corazón vacio ¡mi mesa es tu mesa, y mi casa, es casa de todos, dice el Señor!                                                                                                                                                 

Para  que tenga siempre presente que el dolor del mundo es también mío.

Para que cada vez que me sienta ofendido, sepa perdonar.

Para que nuestra historia personal, sea historia de salvación.

Para que todos seamos tus colaboradores en la construcción de la nueva tierra Isaías 65, 17  y a partir de la vida compartida... construir, amando.

 

 

 

                    ORACIÓN

 

 

Padre Todo Poderoso, tú que  has manifestado que el culto que te agrada  pasa por la gloria, la dignidad y la salvación del hombre, ayúdanos a vivir nuestra fe comprometidos en la construcción de la convivencia humana, en la reconciliación y en la misericordia.

 

Dios Celestial ¡Padre nuestro! Verbo de Dios encarnado ¡nuestro Hermano!  E. Santo ¡nuestro yo interior! ¡Trinidad Santa! Gracias por el Don divino recibido. Te rogamos nos otorgues siempre tu especial asistencia para poder cumplir fielmente con el Santo servicio asignado…  ¡Ser Presencia de Cristo entre la humanidad!

Comenta esta noticia