Lunes, 17 Junio 2019

Sobre la detención de Josele y "la víctima" de La Manada: "Yo Ni Por Asomo Te Creo, Hermana"

PUBLICADO EL Domingo, 28 Abril 2019 08:18 Escrito por
Quizás los policías trataron con respeto a Josele, pensando que estaban esposando al hombre que estaba luchando para que sus hijas no fueran violadas Quizás los policías trataron con respeto a Josele, pensando que estaban esposando al hombre que estaba luchando para que sus hijas no fueran violadas

 

 

Yo ni por asomo te creo hermana y espero que por no creerte venga la policía a mi casa, me lleven esposado a comisaría y me tomen las huellas como un vulgar delincuente y después me metan en los calabozos de los juzgados de mi pueblo y el juez me tenga que decir aquello de: “¡Pero hombre cómo tú aquí!” Pues a saber, mire, señor juez, que escribí un artículo de opinión en La Tribuna de España y todo fue coser y cantar oye, es lo que tiene ir contra la turba enloquecida y esquizofrénica, seguro que las histéricas femimarxistas me despellejaron en sus chochocharlas y ya ve, como un campeón, esposado y esperando a ver qué hace usted conmigo y aquí estamos porque hemos venido.

Podemos opinar que los tipos tienen muy mal gusto, que son de esos que te encuentras desesperados o no se sabe qué les pasa, de esos que opinan que en tiempos de guerra todo agujero es trinchera, y claro, hay tipos que siempre están en guerra, no encuentran nunca la paz; pero de ahí a que hubiera violación hay un trecho. De ellos se ha dicho mucho, que son unos guarros, impresentables, marranos, etc., otros argumentan que quién esté sin pecado no sabe lo que se pierde; en definitiva, yendo al grano, a lo que íbamos: yo no te creo hermana, millones de españoles no te creen y hubo un juez en el tribunal que tampoco te creyó y que vio incluso jolgorio en las imágenes y de cómo seis personas se lo estaban montando sin pudor y a tutiplén como si no hubiera un mañana. Mi opinión es como la de muchos, que te emborrachaste o sabe dios si tomaste más cosas, que vistes a cinco jóvenes que te parecieron guapos, que te lo montaste con ellos esa noche y que cuando todo terminó y te viste sola y que ya no te hacían caso y se te pasó la borrachera y encima viste que te habían robado el móvil, pues te sentiste engañada, frustrada, vejada, humillada, robada y no sé qué cosas más, todo eso lo comprendo y es muy legítimo; pero eso no es violación y esa es mi opinión y espero que no me metan en la cárcel por dar mi opinión porque entonces excesivamente mal andaremos en este país ya. Es más, aunque el Tribunal Supremo de este país sentenciara que hubo violación yo seguiría sin creerte, y además en un estado que dice cumplir la ley es legítimo porque si no fuera así no se podría recurrir ninguna sentencia de ningún tribunal. Y en cuanto a las filtraciones de tus datos e imágenes no creo que sean imputables a La Tribuna de Cartagena sino a aquellos funcionarios que lo filtraron, ir contra La Tribuna es matar al mensajero y no creo que corresponda. La información de La Tribuna de Cartagena apareció en cientos de enlaces y ya se sabe el refrán aquel de ojos que no ven Facebook o Google te lo cuenta.  

Eso sí el caso de La Manada sirvió en España para atormentarnos durante meses y que pensemos que si existe un violador tiene que ser hombre blanco, español y a ser posible de derechas, dos de ellos pertenecían a cuerpos de seguridad del estado a los que en este país se les vincula socialmente siempre a la derecha, y claro los medios masivos de lo másmierda pues vieron en el caso una oportunidad inigualable y lo encumbraron y nos colocaron caso Manada en desayuno, almuerzo y cena… Y postre también y vaso de leche antes de irse a la cama. Abrían y cerraban informativos con el mismo caso, obviando que cientos, ya miles de españolas están siendo violadas por causa de una inmigración desbocada y descontrolada procedente de los países del Magreb; pero claro, esos no son blancos, ni españoles, ni posiblemente de derechas, por lo tanto, de esos no se informa y si existen violadores en España es que son españoles, por su puesto. Yo ya me he acostumbrado es que si existe un caso de violación que saquen los diarios y no informan de la procedencia ni origen del supuesto criminal es que es musulmán, subsahariano o inmigrante, si es español os aseguro que dan nombres, apellidos, rostro y hasta dónde vive y abren los diarios e informativos como si de un show se tratara, si son españoles nos desayunamos con sus rostros en los diarios durante un mes mínimo, de ahí para arriba. Y todo eso se hace ante una inmigración sin control, ante una policía desbordada y que ya no puede garantizar nuestra seguridad y para que los españoles no nos levantemos de una puñetera vez y pidamos nuestro derecho a portar armas y a proteger nosotros mismos nuestras casas y a nuestras familias.

Es decir, que a los medios masivos de comunicación les importa, en mi honesta opinión, un pimiento la justicia social o si esta chica fue efectivamente violada o no, vieron una oportunidad política o social para sus intereses y para la parrilla televisiva o informativa e hicieron del tema un auténtico espectáculo. Lo hemos visto con el tema de la Manada, lo hemos visto con el caso Julen y lo que te rondaré morena, esto viene ocurriendo en la televisión en España desde el famoso Caso Alcásser, donde ya se empezó a hacer de la desgracia ajena todo un espectáculo.

Pero de todo esto me quedo con la imagen de un periodista, Josele Sánchez, al que considero una persona íntegra a la que nadie ha podido sobornar, esposado.

Esa es la imagen que nunca debió de producirse. Dice Josele que los policías lo trataron con mucho respeto, me lo creo, quizá pensando que estaban esposando al hombre que estaba luchando para que sus hijas no fueran violadas en este país, para que no se produzcan más casos Alcásser ni Bar España, para que no se viole ni asesine a los hijos del pueblo para crear dossiers para políticos…, eso es lo que hay que investigar y ese es el reto que tiene la justicia en este país, poner negro sobre blanco en el caso Bar España y Alcásser, que son los buques insignia de los miles de casos que se habrán producido en este país y que aún quedarán por salir.

Comenta esta noticia