Jueves, 18 Julio 2019

Se acercan horas decisivas para la patria

PUBLICADO EL Lunes, 02 Julio 2018 03:26 Escrito por
Pedro Sánchez y George Soros Pedro Sánchez y George Soros

Desgraciadamente se acercan horas decisivas para el futuro de la patria, para que España siga existiendo o para que admitamos, sin presentar resistencia alguna, la rendición ante sus enemigos y ante la historia; no pretendo ser agorero ni magnifico en absoluto la agenda, minuciosamente preparada hace muy pocos días, en el mismísimo Palacio de la Moncloa entre el verdadero “amo de España”, el multimillonario judío George Soros y su encargado en la vieja Piel de Toro, el más traidor de una historia reciente repleta de presidentes de gobierno traidores a España, el socialista Pedro Sánchez-

Además, los enemigos de España están actuando de manera rápida, con el pulso firme y abarcando todos los flancos posibles, desde el control de la radio y la televisión pública y de la Agencia EFE (el control de los medios privados de comunicación ya hace mucho tiempo que lo tienen) hasta los puestos clave en el ministerio de Defensa, el CNI y los organismos internacionales.

Presentado como una acción humanitaria y con una vergonzosa complicidad de la jerarquía católica en España (siempre más preocupada de su buena relación con el gobierno, sea del color que sea, y con la X en la Declaración de la Renta, que con la defensa firme de los valores que representa y defiende la doctrina cristiana) la islamización progresiva de nuestra patria ha dejado de ser un peligro para convertirse en una triste realidad. Ya son muchos los colegios con mayoría de alumnos musulmanes y hasta la Iglesia hace “mutis por el foro” cuando se aprueban las clases gratuitas de Islam en las escuelas públicas, por parte de los mismos que suprimieron la formación religiosa en las aulas en favor de esa mariconada a la que denominaron “Educación para la Ciudadanía”. 

Igual de actitud conciliadora ha mostrado siempre la Conferencia Episcopal con la “ideología de género”, una adulteración de los principios morales que nos hicieron ser lo que como civilización somos y que, como una metástasis, lo ha invadido todo: poder ejecutivo y “ejecutiva”, legislativo y “legislativa” y judicial y “judiciala”, aulas, medios de comunicación… ¡qué diferente el discurso de nuestros obispos y del mismísimo Santo Padre de Roma con la actuación y el posicionamiento firme del Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa a la que acabaremos por tenernos que apuntar todos los que aún creemos en el Dios de nuestros padres y de nuestros abuelos…! 

La nueva vuelta de tuerca a la “Ley de memoria Histórica”, lejos de intentar coser viejas heridas, pretende dar la victoria que la historia le negó al Frente Popular, al comunismo estalinista, al socialismo prosoviético (qué gracia me hace cuando escucho a Pedro Sánchez hablar de los 130 años de historia “democrática” del PSOE) y a los intentos separatistas en Vascongadas y Cataluña. Parece que retornemos 80 años atrás y pretendamos revisarlo todo y también, en esto, con una actitud miserable por parte de la jerarquía católica (religión que profeso y de cuyos pastores cada día más me avergüenzo); no se trata de sacar o no a Franco del Valle de los Caídos: se trata de reescribir la historia y negar los asesinatos viles por odio a la Fe producidos en España entre los años 1.934 y 1.939 ¡4.184 sacerdotes, 2.365 frailes y religiosos, 283 monjas y más de 3.000 seglares; 10.000 asesinatos cometidos por el único delito de ser católicos y no renegar de ello!, por cierto, con la colaboración implícita e históricamente demostrada de la Iglesia Vasca del momento (y su inmoral apéndice político, el PNV) que entregaba a los milicianos del Frente Popular listados, domicilios y escondites de religiosos a cambio de salvar la vida de aquellos que, a su condición de Fe, unían el hecho de ser nacidos en Vascongadas. 

A la agenda separatista catalana (perfectamente pactada entre los golpistas de Puigdemont & Cía y el actual gobierno de Sánchez e Iglesias, con el apoyo de Israel y la financiación de George Soros) se va a unir, nada más pasar el verano, idénticas reclamaciones secesionistas en Vascongadas. Y lo mismo que los planes independentistas de Cataluña no terminan en sus cuatro provincias y llevan implícita la entrega del Reino de Valencia y de las Islas Baleares -para lograr su histórica ambición de los inexistentes “Países Catalanes”-, el acuerdo secreto al que ya había llegado Mariano Rajoy con el lendakari Íñigo Urgullu (hasta ahí llegó la traición bastarda de Mariano Rajoy a cambio de que los diputados nacionalistas vascos aprobaran los Presupuestos de Montoro), supone la entrega en bandeja a los separatistas vascuences del Reino de Navarra. Nada se ha dejado a la improvisación, desde la formación militar y en labores de espionaje y contraespionaje de Mossos de Esquadra y Ertzaintza -por parte de El Mossad israelí- hasta el control del poder judicial (con relación expresa de magistrados que se incorporarían al sistema judicial de los nuevos estados) o la presencia en organismos internacionales (ONU y Parlamento Europeo incluido). Es decir, el suicidio definitivo de España totalmente diseñado mientras a los españoles lo único que parece  preocuparles es la eliminación de la selección de fútbol en los Mundiales; ya lo decían los romanos, “al pueblo, pan y circo”.

Se acercan horas decisivas para la patria y esto no va a dirimirse en unos comicios electorales. Allá cada quien con su conciencia. Yo arrastro la mía y, ligero de equipaje, he tenido que exiliarme al Tercer Mundo no para huir de ninguna acción de la justicia ni para evadirme de “la que se avecina” en España. Me he exiliado para evitar que acaben con mi vida, para poder seguir haciendo el periodismo que, ahora más que nunca, España necesita. 

Y les aseguro que, cuando llegue la hora, La Tribuna de España sabrá dónde debe situarse y cómo debe actuar.

Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desperta Ferro: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia