Sábado, 18 Agosto 2018

Rusia acogerá a 15.000 campesinos blancos ante la persecución desatada por el Régimen sudafricano

PUBLICADO EL Sábado, 14 Julio 2018 00:09 Escrito por

A medida que se intensifican los ataques violentos y las amenazas de muerte contra los granjeros blancos en Sudáfrica, descendientes en su mayoría de holandeses y alemanes, estos están buscando refugio fuera del país.  

Paradójicamente, los grajeros blancos sudafricanos no quieren emigrar a Holanda o Alemania, tierra de sus ancestros, sino a Rusia, nación que les merece infinitas más garantías que los países de la Europa occidental.

Según informaba hace unos días el canal de televisión Russia Today, alrededor de 15.000 campesinos sudafricanos blancos tienen la intención de abandonar el país y establecerse en Rusia tras la invitación del presidente del gobierno, Dimitri Medveded. Hay miedo, ya que solo en el período de 2016-2017 se produjeron 638 ataques contra blancos y 74 asesinatos, cifras que desgraciadamente crecerán.

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, en el poder desde el pasado 15 de febrero, ha iniciado una campaña de “reordenación de la riqueza” que no oculta políticas abiertamente hostiles al derecho a la tierra de la población blanca, tal y como ocurriera años atrás en el vecino Zimbabue, bajo el gobierno del sectario Robert Mugabe, entre los años 1999 y 2000. Agrupaciones de derechos humanos de Johannesburgo no han dudado en calificar a  Ramaphosa de entregarse a planes abiertamente “racistas”. Las políticas de Ramaphosa se sitúan, pues, en las antípodas del legado ideológico del mismísimo fundador de Sudáfrica, Nelson Mandela, quien no veía viable una Sudáfrica en la que los distintos grupos étnicos no se entregasen a una constructiva colaboración económica.

Los granjeros blancos, aunque son una minoría en Sudáfrica, poseen el 72% de las granjas del país, que en breve les serán arrebatadas ante el silencio de las potencias occidentales y la ONU. Pero los granjeros que emigrarán a Rusia, a diferencia de la emigración que llega a Europa occidental en patera, no llegará a Rusia con una mano delante y otra detrás, sino que, como afirma el canal Rossiya 1, cada familia “boer” contribuirá con hasta 100.000 dólares USA para alquilar o comprar tierras fértiles.

El hecho de que Rusia posea alrededor de 43 millones de hectáreas de tierras de cultivo no utilizadas, forzó al Kremlin a establecer un plan de entrega gratuita de tierras a los ciudadanos rusos que lo pidiesen. Iniciado en 2014, dicho programa ha constituido un éxito rotundo, y más teniendo en cuenta el boicot económico antirruso lanzado por Barack Obama —y continuado por Donald Trump— y la consiguiente respuesta de Moscú de responder con embargos a productos agrícolas occidentales.

Medios

Información adicional

  • Antetítulo: Enésima lección a Occidente del “zar” Vladimir Putin




La Tribuna de España

Periodismo con valores.
Director: Josele Sánchez.

Periódicos Asociados