Martes, 26 Marzo 2019

¿Quién es quién en el Nuevo Orden Mundial? Arquitectónica de la Bestia

PUBLICADO EL Jueves, 31 Enero 2019 09:45 Escrito por José Antonio Bielsa
Estridente discoteca satánica, con la cruz invertida Estridente discoteca satánica, con la cruz invertida

 

Nos vamos acercando al final de este extraordinario trabajo de investigación sobre el Nuevo Orden Mundial, realizado -en exclusiva para La Tribuna de España- por el profesor José Antonio Bielsa. Un trabajo que -una vez finalizado y debidamente ampliado- se convertirá en un imprescindible libro que el mercado está demandando y en la primera publicación del nuevo sello editorial Ediciones Tribuna del GRUPO Tribuna de España. Porque en nuestro objetivo de despertar conciencias, recuperar valores y defender la verdad y la justicia como categorías permanentes de razón, resulta imprescindible -también- enfrentarnos a un mercado editorial totalmente copado por empresas al servicio internacional del sistema. También queremos ofrecer una alternativa editorial a esa "policía del pensamiento" que establece qué debemos leer y qué no debemos leer...

 

 

"El mundo se divide en tres categorías de personas: un número muy pequeño que produce acontecimientos, un grupo un poco más grande que asegura la ejecución y mira cómo acontecen y, por fin, una amplia mayoría que no sabe nunca lo que ha ocurrido en realidad”.

Nicholas Murray Butler, Premio Nobel de la Paz 1931 (y miembro del CFR)

 

 

La estructura que debe desaparecer es la nación”.

Edmond A. de Rothschild

 

 

 

Estado de la cuestión

 

 

 

Uno de los mayores quebraderos de cabeza a la hora de establecer una presunta jerarquía del NOM es el relativo a la exacta (o en su defecto más o menos precisa) disposición realista de las relaciones de Poder existentes entre sus diversas partes.

¿Quién dirige a quién? ¿Qué está por encima de qué? ¿Por qué esto es así y no de otro modo? Preguntas imbricadas que exigirán por parte del lector un discernimiento elevado.

Durante los últimos años, algunos analistas han propuesto sus respectivas teorías jerárquicas, siempre con resultados controvertidos, pero al acercarse el estudioso a éstas, la sensación parecía ser siempre la misma: ¡faltan piezas! O no se explica el Todo con la debida precisión, puesto que no se conocen bien sus partes. Ni que decir tiene que el exacto/correcto mapa jerárquico del NOM en este momento está sólo en manos de la oligarquía de la élite, y que conforme el contexto se vaya modificando, dicho mapa irá también mutando su apariencia, progresivamente laberíntica.

 

 

En esta ocasión (y ésa va a ser nuestra mayor audacia en esta entrega) hemos decidido recurrir a un desinformador (bastante denostado en 2019), Alexander Backman, quien en 2006 elaboró un organigrama -primero de una serie- extraordinariamente minucioso y verídico (no confundir veracidad con verdad) de la élite mundial. La primera vez que lo pude ver pensé que se trataba de una de esas bromas sofisticadas/bulos eruditos que circulan por la red; revisado al cabo de los años y visto el curso de los acontecimientos, resulta demasiado familiar como para tomárselo a broma… Lo realmente interesante de este organigrama no son tanto sus contenidos (bien reconocibles), como la disposición jerárquica exacta de los mismos en la pirámide de Poder. Ahora se preguntarán: pero si Backman es un desinformador, ¿por qué debemos darle crédito? Respuesta: por el mero hecho de ofrecer información y desinformación al mismo tiempo. Bien es cierto que Backman es un autor new age químicamente puro (uno más), pero con información precisa privilegiada: su organigrama aparece aquejado de esa retórica propia de la “Era de Acuario” (carente de valor para nosotros), pero no es desdeñable; en consecuencia, bastará proceder a borrar del mismo las partes new age y dejar el resto como está. El resultado previo borrado, vaciado de ambigüedades y confusionismos, sería éste:

 

 

 

 

1.- “El Rebaño

 

 

La enorme base de esta descompensada pirámide acoge a ese 99 % de la población mundial sin posibles. Estos 7.300 millones de cabezas de ganado humano/cobayas de laboratorio son el campo de pruebas del NOM: “almas encarnadas controladas tecnológica-mente” o “consumidores inservibles”, son algunas de las esclarecedoras expresiones utilizadas para describir a la borregiza. No nos extenderemos más.

 

 

2.- “Los Pastores I”: los Sirvientes

 

 

Un escalón por encima tenemos a la servidumbre del NOM, que no cabe sino identificar con los medios de comunicación de masas del Sistema (TV, radio, prensa, etc.), manipuladores todos ellos: CNN, CBS, ABC, BBC, NBC, MSNBC, FOX, Univisión, Telemundo, Televisa, TV Azteca, etc. Controlan totalitariamente los espacios más visibles de Internet. Su ámbito alcanza la moda, la música pop degenerada, el sórdido mundillo del espectáculo, de la literatura luciferina de desecho (Harry Potter), etc. Desde su clásica factoría central de investigaciones (Tavistock) hasta sus grandes fábricas (Hollywood), estos lacayos del Sistema han logrado hacerse con el control de las mentes en razón de sus múltiples herramientas propagandísticas y de acondicionamiento, cada día más sutilizadas/perfeccionadas.

La característica más perturbadora de estos sirvientes es que no están manipulados por un ente inmediatamente superior, sino que la esencia de su trabajo es la manipulación misma, por lo que cualquier pretexto les vale (sobre todo si es económico) para desarrollar su siniestro “trabajo” sin manifestar el menor escrúpulo: basta asomarse a la parrilla televisiva de España (Mediaset, RTVE, etc.) para confirmar consternados cuán siniestra galería de fantoches e histriones pretende dirigir nuestras vidas y decir lo que tenemos que hacer y pensar desde la “caja tonta”.

 

 

3.- “Los Pastores II”: los Buscadores

 

 

Un nivel por encima de los proveedores de fetiches lúbricos y drogas placebo destinadas a la destrucción de la mente y la sumisión del cuerpo, nos encontramos con los suministradores del nuevo dogma religioso-sincrético-pragmático caro al NOM: son los buscadores de almas, es decir todo el contubernio luciferino new age, del arco que va de la Cienciología a la Teosofía pasando por las organizaciones gnósticas y luciferinas más prestigiosas (p. ej. Lucis Trust / Lucifer Publishing Company), el ocultismo, la magia y el satanismo, o las tradiciones babilónicas y los misterios egipcios (que hoy conocemos a través de las fuentes originales, pero también gracias a Jámblico y otros filósofos neoplatónicos anticristianos).

 

 

 

 

 

Se habla hoy de la decadencia de la Nueva Era, pero no se puede olvidar que su logro ha sido certero y que por tanto ya ha sido bien amortizada: el auge de nuevas sectas y cultos herméticos han arrasado en los últimos años medio Occidente; en España por ejemplo (sobre todo entre un público femenino alejado de la doctrina católica o de la filosofía del sentido común española), el triunfo de estas baratijas ha sido clamoroso: se empieza por asistir a unos cursos de yoga o de reiki al tiempo que se comienzan a frecuentar las tiendas esotéricas… y tiempo al tiempo (basta esperar), el NOM habrá conseguido su propósito en el plano espiritual- intelectual: crear un sujeto “ego-maníaco” sin otros agarraderos morales ni principios de solidaridad estables que su “bienestar personal integral” (sic): “Usted puede sanar su alma” (es el mensaje del gurú o curandero de turno); o “Usted tiene que volver por el viejo camino (…) volver hasta llegar al nuevo buen camino que le conviene a usted, a su cuerpo” (Bruno Gröning).

Un ejemplo concreto de esta tendencia: vayamos a la página web de esa ONG con representación en la ONU que es el Lucis Trust de Alice Bailey, en cuyo portal de bienvenida se nos expone (apenas encriptada) su filosofía esotérica: “Lucis Trust se dedica a la creación de una nueva y mejor forma de vida para todos en el mundo basada en el cumplimiento del plan divino para la humanidad. Lucis promueve la educación de la mente humana para que se reconozcan y se apliquen los principios y valores espirituales sobre los que puede basarse una sociedad mundial estable e interdependiente”. Como se puede ver, ideología globalista mundial en toda regla diluida en vapores esotéricos.

No podemos terminar este subtema sin dedicar unas palabras al Consejo Mundial de Iglesias (precedente de lo que será la Superiglesia universal del NOM) y a su moderno padre espiritual, el jesuita francés Pierre Teilhard de Chardin, quien derramó jarabe heterodoxo a manos llenas bajo el pretexto de sus “investigaciones antropológicas”. Filósofo de poca monta y antropólogo mediocre, el P. Teilhard (fallecido en 1955) habría de ser uno de esos claros referentes masónico- progresistas del Concilio Vaticano II: este ecumenismo de trazo grueso, sincretista y panteísta al tiempo, entraña un peligrosísimo componente hermético y ocultista; estas palabras del P. Teilhard sobre Jesucristo (el gran enemigo a batir del NOM) nos confirmarán lo premonitorio de sus ideas: “(Él es) el motor esencial de una humanización que conduce a una ultrahumanización. La deriva cósmica se mueve en dirección de un increíble estado casi monomolecularen el que cada ego está destinado a alcanzar su paroxismo en algún misterioso superego… Sólo esa integración podrá hacer que aparezca la forma del hombre futuro, en la cual el hombre habrá alcanzado plenamente el fin y la cima de su ser” (!).

 

 

4.- “Los Manipulados

 

 

Llegados a este punto, la pirámide de Poder propuesta por Backman comienza a complicarse en varias ramificaciones (grupos y órdenes secretas): si ya el movimiento de la Nueva Era inserto en el escalón previo (pese a constituir el núcleo duro de “Los Pastores”) quedaba también englobado dentro de “Los Manipulados”, aquí nos encontraremos con una serie de entes masónicos de bajo voltaje, clubes profesionales, fundaciones filantrópicas y contubernios varios escindidos en una curiosa división tripartita (A - B - C), con dos partes inferiores (A: logias azules y “masones sin mandil”, por un lado; y B: Orden Rosacruz, Kabalismo [sic], Tíbet Bön, etcétera, por el otro) y una parte superior (C: Masonería Blanca, Club Rotario, YMCA, Shriners, etc.) por encima de las previas.

 

 

 

Poco cabe comentar, por consabido:

(A): las logias azules contemplan los tres primeros grados simbólicos del rito escocés: aprendiz, compañero y maestro; en cuanto a los “masones sin mandil”, serían aquellos sujetos que, sin haber pasado por los rituales masónicos de rigor, tienen un perfil personal que bien podría catalogarse de “masónico” (a ojos de un masón, claro está); pese a su aparente modestia, no conviene subestimar a estos grupúsculos (importantes por su gran número), y cuyas relaciones de poder están encaminadas a surtir efecto en el plano laboral y corporativo, puesto que de su cohesión nace su muy real fuerza.

(B): la literatura en torno a la Orden Rosacruz es enorme: esta fraternidad que se define como “esotérica, iniciática y tradicional”, así como “dedicada al estudio y desarrollo de las facultades superiores de los seres humanos” goza de gran visibilidad y aceptación en nuestros días; en cuanto al “Kabalismo” (sic), el Gnosticismo o la antigua religión animista del Bön, por poner algunos ejemplos, debería quedar clara (por subrayada) la persistencia de un componente neopagano vinculado sin duda a todo tipo de cultos ancestrales profundamente anticristianos.

(C): conocido es el modus operandi de los clubes rotarios, asociaciones de hombres de negocios y profesionales, bajo cuya fachada de filantropía y buenas intenciones late una filosofía muy específica, de acusada orientación masónica y espíritu sectario. Para no ser reiterativos y aburrir al lector, bien podemos correr un tupido velo sobre los restantes nombres de entes suministrados por Backman, no todos (claro está) igual de prominentes ni significativos en España (Shriners International, etcétera).

 

 

5.- “Los Manipuladores

 

 

 

En el ecuador de la pirámide se encuentran, por un lado, los organismos masónicos regulares clásicos (Rito de York, Rito Escocés) junto a los gobiernos en curso, en cualesquiera de sus presentaciones impuestas: comunismo-totalitarismo, socialismo, capitalismo-liberalismo, etc. Este punto -sobre el que convendría extenderse largo y tendido, lo que este artículo no permite- nos puede llevar a ciertas controversias: asintamos o disintamos, lo cierto es que la desnaturalización de los gobiernos durante el siglo XX ha propiciado nuevas formas de gestión fundamentadas en una clara inversión en todos los órdenes, lo que ha trastornado la esencia natural del Estado: de estar al servicio de la nación, ha pasado a servirse de ésta para sus fines más inconfesados.

 

 

6.- Oligarquía Illuminati

 

 

 

Con este escalafón nos adentramos en el denominado “nido de las serpientes” donde opera la presunta oligarquía Illuminati desde el 1 de mayo de 1776 (día y año de la Declaración de la Independencia de Estados Unidos, que coincide -no por casualidad- con la fecha fundacional de la Orden Illuminati de Baviera). Backman propone cuatro escalones jerárquicos, a saber (en recorrido ascensional):

  1. A) Núcleo central de ritos de filosofía y magia negra luciferina: en este escalafón se ubicarían los teóricos, filósofos e ideólogos del movimiento (del arco que va de un satanista encumbrado como Aleister Crowley a un prominente lógico y filósofo como Bertrand Russell); junto a entes tales como la O.T.O. (Ordo Templi Orientis), la Orden del Alba Dorada o los mismísimos Jesuitas (!), Backman incluye en esta región a la poderosísima logia judía sionista B’nai B’rith. Una lectura atenta de la parte más baja de la oligarquía nos informa de que a este nivel prevalece el trabajo espiritual-intelectual sobre el meramente político-económico.
  2. B) Comité de los 300: otras fuentes (John Todd) hablan de un Consejo de los 500; en este espacio se englobarían entidades globalistas tales como el Bohemian Club, el CFR, la RIFA, la UE, el G8, la ONU y el Club de Roma, amén de las empresas transnacionales (y, tras ellas, las grandes bancas sistémicas); hace 110 años, Walter Rathenau expresó la operatividad de este Comité en estos términos: “Trescientos hombres, todos ellos se conocen entre sí y dirigen el destino económico del mundo y eligen a sus sucesores entre ellos mismos”.
  3. C) Consejo de los 33: integrado por los 33 masones de más alto grado del mundo, vinculados a los más poderosos entes globalistas visibles: la Mesa Redonda de Industriales, la Comisión Trilateral y el Club Bilderberg.
  4. D) Consejo de los 13: en la línea de Icke, Backman habla de “las 13 familias reptilianas” (entendemos que es un eufemismo para evitar posibles represalias); lo que sí es evidente, tal y como expone el experto Damián Galerón -al tratar sobre la identidad y procedencia del Anticristo- en su artículo “Las dos bestias del Apocalipsis”, es que estaríamos hablando de “las 13 dinastías judío-sionistas (Illuminatis satánicos), que son quienes controlan todo el sistema financiero mundial y a todos los gobiernos del mundo”. Estas 13 familias tienen apellido, y Backman nos los suministra con puntillosa precisión: Astor, Bundy, Collins, Dupont, Freeman, Kennedy, Li, Onassis, Reynolds, Rockefeller, Rothschild, Russell y Marlborough; algunos de estos apellidos pueden resultar chocantes (Kennedy), otros no tanto (Rothschild, Rockefeller). Este Consejo acoge a trece druidas, procedentes de cada una de las susodichas familias.

 

 

7.- Grado 360 - Iluminación (?)

 

 

 

De llegar a la cúspide de la pirámide nos encontraríamos con el llamado “Ojo de la Providencia”, que no es desde luego el ojo de Dios Padre como algunos cándidos han llegado a creer, sino el Udyat, el ojo del dios egipcio Horus, una entidad pagana (es decir un demonio) que simboliza al Sol. Cuanto se cuece en este grado de iluminación supremo es asunto de todo punto desconocido e inaccesible al mundo: lo más recóndito de la zona oscura no permite conjeturas ni ambigüedades, por lo que omitiremos cualquier intento de indagación, por infructuoso (…); cedamos, en fin, la palabra al propio Backman: “En los niveles más altos de la jerarquía de la masonería se llega hasta (el) grado 360 y por ende la ¡Iluminación! La mayoría de los masones piensan que el grado más alto es el de 33 grados porque aún no han sido seleccionados para subir y entrar en los círculos pinaculares”.

 

 

Nota

Cuando esta serie de artículos sobre el NOM -que estamos publicando en exclusiva en La Tribuna de España- llegue a su fin, ofreceremos una amplia bibliografía que incluirá obras generales, fuentes, estudios monográficos y artículos en publicaciones, amén de una webgrafía en la que quede constancia de las referencias de esta investigación.

 

José Antonio Bielsa Arbiol en exclusiva para La Tribuna de España

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia