Imprimir esta página

¿Quién dijo miedo?

PUBLICADO EL Sábado, 08 Diciembre 2018 08:55 Escrito por
¿Es a la extrema derecha a la que hay que temer en España? ¿Es a la extrema derecha a la que hay que temer en España?

Nora, Aitor, Irene, Ismael y la ardilla Rasi forman una pandilla que vive muchas aventuras. La pandilla de la ardilla se ha quedado en el cuarto de Elisa para jugar -o en el de Susana Diaz...- De pronto, se produce un apagón y empiezan a pasar cosas raras: bichos peludos ¡y hasta serpientes!, -la derecha llega y la izquierda corrupta y pútrida se hunde en Andalucía como preludio del fracaso socialista y podemita en España-, pero ¿quién dijo miedo? Pues como en el libro de Begoña Oro, escrito para niños, así parece que estamos en esta convulsa familia política, ahora es la campaña del miedo…, ¡que vienen los fascistas!, ¡que vienen los fachas!, la intolerancia comunista a un resultado adverso, eso es autoritarismo bananero, pero eso está bien para una sociedad corrompida, son la izquierda y tienen derecho a establecer directrices y además se lo creen, desde un casoplón tardo burgués se dan consignas reaccionarias y la gente sale a protestar…, increíble pero cierto, ¿tan estúpidos son?, trivial y absurdo, como el alcalde que quería rendir notoriedad a los americanos en el plan Marshall diseñado por Buñuel, surrealismo bolchevique puro en pleno siglo XXI,  o lo que es lo  mismo, estos imbéciles de la progresía de izquierdas siguen queriendo aparejar su cortijo y nos meten miedo, quizás porque les han quitado el protagonismo político y el bocadillo…, con la perdida de sueldos que se avecina y la truncarles la habilidad de arreglarnos la vida, ya saben…, ahora muchos en Andalucía tienen que trabajar…, mientras el podemita de la coleta y demás idiotas acreditados que no asumen y por ende, no permiten los resultados electorales…, están en la creencia de que nos deben de organizar la vida como borregos, nos han de decir como pensar, como actuar y lo que debemos de votar, nunca un tonto ha hecho más el ridículo que esta farsa de la progresía izquierdosa encabezada por Sánchez el falso doctor apoyado por, y no nos olvidemos, de dolosos delincuentes.

Si en Andalucía, paraíso y cortijo del devenir de las peonadas, de la prostitución de la política en todos los sentidos incluido el literal de prostíbulo de carretera, sultanato de la mayor corrupción institucional de España, allí, el descarado autoritarismo de la Junta ha caído, ¿qué pasará en el resto de la piel de toro? Podéis acojonaros idiotas de la palabra fácil y del discurso manido, vosotros que adoráis al mesías de Venezuela, que lo arropáis y lo justificáis, podéis ir haciendo las maletas, España ha soportado todo tipo de abusos de poder, abusos intelectuales, pues habéis tomado la inteligencia de los españoles por el coño de la Bernarda y España ha despertado, no es la extrema derecha quien llega, con la que queréis acojonarnos cuales serpientes viperinas, siempre preferida, por otra parte, a la partidaria extrema izquierda de anarquista gen en la que os amparáis y ofrecéis como la panacea del universo, siempre fracasada y siempre frustrada. Una izquierda condicionada por la manipulación que es su principal decálogo, entre otros y más determinante el CIS como herramienta de la manipulación más perversa, que ha intentado inducir el voto socialista de forma prevaricadora tomando por imbéciles a los andaluces y degenerando en el mayor de los ridículos de este desgobierno de fantasmas, otrosí, una prensa y gigantes de la información agradecida y cómplice de las artimañas geopolíticas en profunda decadencia.

Los españoles estamos hartos de soportar parásitos en las instituciones, ladrones de guante blanco y sinvergüenzas sin pasado ni futuro, además, muertos de hambre colocados en todos los sentidos, rufianes de tres al cuarto deprimir las instituciones con payasadas de aprendiz de mimo en las ramblas,  haciendo de hombretones en espacios de cobardía sustentada, o de feminismo adulterado según el matiz provocador inducido siempre por la grosera izquierda reaccionaria, eso sí, viviendo de nuestros impuestos. Estamos hartos de mantener y soportar injerencias sociales, religiosas y culturales a inmigrantes con más derechos que los propios españoles que han tributado para alcanzar este semi nirvana mancillados por una izquierda insalubre y partidaria alojada en casoplones como los nuevos reyes laicos de Galapagar, eludiendo impuestos como Monedero y abusando de la sociedad y explotando a los trabajadores como Echenique, o tener personal non grato en la Universidad como a Errejón en Madrid, ya, lo de los rojos con uniforme de general buscando el hueco, es de nota. Hartos de ver truncados los derechos alcanzados con esfuerzo y sudor y la propiedad privada, que tanto ha costado para que cuatro indigentes morales nos la roben envueltos en una bandera republicana anticonstitucional en la que nadie repara. Estamos cansados de ver como ruines personajes de circo, aspirantes a payasos, se afianzan en las instituciones con discursos revolucionarios asépticos e inútiles de tebeo tercermundista, y lo peor y más soberbio, sin sonrojarse producto de su cinismo más temerario, ¡diciéndonos que debemos hacer!, estamos hartos de que sinvergüenzas indecentes presidentes se apoyen en sediciosos y asesinos para dar un golpe de mano institucional y se dedique a paseare en avión con una cara dura supina y a dárselas de rey republicano, pero mendigo desnudo en la realidad.

No es la extrema derecha, es la razón, el sentido común y el despertar de un nuevo sol en España, al menos en Andalucía se ha gestado un sol de esperanza. No es Vox, un partido emanado como hace años Podemos del asco del pueblo por sus corruptas instituciones, pero sin hoz ni martillo, no es Ciudadanos, un partido de cantamañanas y queda-bienes engrandecido por los disidentes aburridos del PP y por sus arrestos en Cataluña, insisto, de donde no debió irse en pijama, sino vestido de gala, un partido a nivel nacional creado a modo de patchwork de siglas políticas de las frustraciones de los anteriores partidos, ni el PP, un partido que perdió el norte por renegar de su identidad, aunque ya les vale, de una u otra forma, es la revolución de lo racional.

Y para terminar el mensaje y volviendo la vista al libro, esta vez del catalán Pascual Girons del mismo nombre-; ¿Quién dijo miedo?, más serio que el cuento primero donde “el amor, la salud, la felicidad, el dinero, sólo son el resultado de nuestras conductas”. Efectivamente, nuestras conductas y el ansia de alcanzarlo han derribado lo oscuro, han disipado las tormentas corruptas y pretenciosas de los socialistas de alcoba barata y alcohol de bodega.

Dice el autor en su libro de autoayuda recomendado a los perdedores frustrados de la izquierda andaluza y aperitivo de los nacionales. “No hay empresas o proyectos innovadoras, ni comprometidas ni visionarias. Hay personas innovadoras. Hay personas comprometidas. Hay personas con visión. Ellas son las que crean empresas y proyectos, valor, ilusión. Modificando nuestra visión de éstas, podemos cambiar los resultados”. Y así ha sido, el pueblo andaluz, de repente, y ante una necesidad determinante de escribir su futuro, de tapar las sombras corruptas y oprimentes, ha tatuado lo blanco sobre lo negro, en este caso ha tatuado a la bandera española junto a la andaluza sobre el resto, haciendo de esta empresa que es España, un ente comprometido y, sobre todo, innovador en tierra extraña.

Estamos en una democracia que cumple 40 años, y gracias a ella, con luces y sombras, hay terroristas en las instituciones, sediciosos desgobernado Cataluña y denigrando a los catalanes, que no paran de manifestarse por necedades básicas laborales y estos en el proceso independentista del IKEA catalán y demás estupideces como las huelgas de comedor, no de hambre, que nos quieren vender tomándonos por idiotas. Otros viven en casoplones viviendo del cuento y estafando tanto al servicio doméstico y evadiendo impuestos como los podemitas y a hacienda con sociedades pantalla como el gobierno sociata y, algunos, y no pocos, se van de putas a costa de los impuestos andaluces con tarjetas blacks y fucsias sindicalistas incluidas. El rosario de políticos presos en interminable y ahora, la gente manipulada se permite salir a manifestarse y mutilar a los que no quieren que estén y han sido votados por una mayoría de andaluces, con dos cojones se pasan a la democracia por el arco los reaccionarios y con ella a todos los españoles. El ministro por accidente Ábalos dice que “la derecha quiere gobernar sin ganar las elecciones”, la reprobada ministra de justicia es capaz de disculpar e incluso, aplaudir a un policía corrupto y proxeneta y al contrario, prejuzga estúpidamente la constitucionalidad de un partido emergente que el propio ministerio ha autorizado por Constitucional y legal, o estos sánchista, son imbéciles “pa siempre”, como dice José Mota, o se están riendo de los españoles de una forma cínicamente soberbia y descarada, son los que, sin ganar elecciones, aliándose con lo peor de cada casa, asesinos y sediciosos y con los peores resultados electorales de la historia del PSOE, de los cuales, posiblemente más de la mitad de los 84 diputados en Madrid vengan de del voto andaluz, ¡gobiernan sin ruborizarse!, increíble, esto solo puede pasar en España.

¿Quién dijo miedo? Los que han tenido su minuto de gloria a costa de la paciencia de los españoles y españolas…, perdón, ahora han de ir retirándose a sus cloacas.

Andrés Hernández Martínez

Comenta esta noticia

Lo último de Andrés Hernández Martínez