Martes, 26 Marzo 2019

Puente Genil por Un Puñado de Euros

PUBLICADO EL Domingo, 14 Octubre 2018 01:11 Escrito por
Lorenzo Humánez Aguilar "El Sheriff de Puente Genil": violador de menores Lorenzo Humánez Aguilar "El Sheriff de Puente Genil": violador de menores

En este mismo diario digital, La Tribuna de España, escribí hace poco un artículo relacionado con los sucesos de Puente Genil, Córdoba. El artículo en cuestión se denominaba “Puente Genil Infierno de Cobardes”, que puedes leer en mi sección de este diario. En este artículo relataba el infierno de cobardía que se ha convertido el pueblo de Puente Genil, un infierno de cobardía que no es más el reflejo de lo que vive hoy en día la sociedad española. Un alcalde que ampara un supuesto caso de abuso de menores y un jefe de la Policía Local al que denominan “El Sheriff de Puente Genil” involucrado directamente en la trama. El título de aquel artículo tenía el nombre de una película del oeste del famoso actor norteamericano Clint Eastwood y es que la cosa parecía de película del oeste; pero en la Andalucía más profunda.

Pues bien, este artículo, siguiendo el símil de películas de vaqueros, lo vamos a llamar “Puente Genil por Un Puñado de Euros”, esos puñados de euros por los que muchos vecinos de Puente Genil tienen en deuda con el consistorio que les permite vivir de ellos y que nunca se van a rebelar contra él. Por un puñado de euros estos vecinos no sólo aceptarán la cobardía, sino que colaborarán con el consistorio en las más execrables de las conductas morales. Es lo que llamamos en Andalucía “estómagos agradecidos” o, en otro orden de cosas y en tiempo de elecciones el famoso “voto cautivo. Da igual la corrupción que haya, el pueblo siempre votará al cacique que tiene a su hijo puesto en el ayuntamiento o le paga las peonadas de turno.

El día diez de octubre pudimos ver en pleno directo como Daniel Tejero, el policía local suspendido de empleo por denunciar al entonces jefe de la Policía Local de Puente Genil por un supuesto caso de abuso de menores era agredido por el mismo en plena calle. Cosas del directo y de los medios de los que disponemos hoy en día. Quién lo podía decir, no hace muchos años que podríamos ver lo que sucede con un simple teléfono en la otra parte del mundo y en pleno directo. En ese directo - en Youtube por el propio Daniel Tejero- pudimos comprobar como Daniel era agredido por el llamado "El heriff de Puente Genil”, Lorenzo Humánez, y como posteriormente llama a una patrulla de la Policía Local de Puente Genil, al final acudieron dos patrullas, que en vez de proteger al agredido se dedica a intentar detenerlo de forma claramente ilegal.

Pero no queda ahí la cosa, se pudo comprobar que el susodicho Sheriff de Puente Genil portaba un arma, no sabemos si era la reglamentaria o una del mercado negro. No sabemos el tipo, si era un revólver o una pistola semiautomática. La cosa no es baladí, si era un revólver ese tipo de arma hace tiempo que dejó de ser arma de guardería de la Policía Local y el revólver no suelta las vainas al disparar, sino que las guarda en el tambor una vez expulsada la bala, esto hace que para una investigación sea más difícil determinar el arma ya que en la vaina pueden ir las huellas dactilares, por ejemplo. Hay que determinar si el arma era la reglamentaria o era un arma del mercado negro, todo esto es muy importante porque es posible que si fuera del mercado negro el arma pudo ser portada con la intención de ponérsela en la mano a Daniel Tejero en una posible reyerta. Si era la reglamentaria hay que determinar si en ese momento estaba capacitado para portarla. Estas autorizaciones las da la Guardia Civil.

Sea como fuere ese día pienso que es para que todos recapacitemos y pensemos hasta qué punto hemos llegado en la corrupción de nuestras instituciones, que no es más que nuestra propia corrupción, porque las instituciones las rigen, al fin y al cabo, la gente del pueblo. Es un momento para la reflexión y el recogimiento personal. Es por supuesto también un momento para apoyar a Daniel Tejero que está pasando lo indecible por ser, simplemente, un Policía Local coherente con su profesión y hontesto.

Daniel Tejero hizo lo correcto, ante las provocaciones, no responder y reunir las pruebas necesarias para poder refutar en un posible juicio que él fue el agredido.

En este caso pudo grabar con su móvil en directo a través del canal de Youtube, reunió testigos que en este caso fueron agentes de la Guardia Civil, es decir, hizo lo que tenía que hacer en una ocasión así, no atender a la provocación y reunir las pruebas necesarias por los medios que uno pueda contar en ese momento: bien testigos, bien medios audiovisuales o gráficos, etc.

Pudimos ver en directo al exjefe de la Policía Local de Puente Genil persiguiendo entre los coches aparcados a Daniel Tejero diciéndole cosas como, “estate ahí maricón”, llevándose las manos constantemente a la mariconera donde guardaba el arma. Pudimos ver al exjefe de la Policía Local de Puente Genil tal cual es, sin engaños, un personaje con un comportamiento deleznable. Pudimos ver como la Policía Local de Puente Genil intervino, cuatro agentes, para intentar detener a Daniel Tejero de forma ilegal, que afortunadamente se resistió y pudo escapar, si hubiera ido a parar a la comisaría quizá no hubiera salido de allí. Pudimos ver en directo a la Policía de Puente Genil comportándose, no como agentes de la autoridad, sino como pistoleros dispuestos a imponer su propia ley en el pueblo…

¿Qué más tenemos que ver para dar un golpe sobre la mesa y -todos a una como en Fuenteovejuna- echar de una vez a toda esta gentuza que nos está oprimiendo? No sólo están oprimiendo a Daniel Tejero, nos están oprimiendo a todos nosotros porque lo que está ocurriendo en Puente Genil sólo es un reflejo de lo que ocurre en España. ¿Cuánto tardaremos en ir todos contra este tipo de basura social y estos comportamientos, que lo único que hacen es condenarnos al infierno…? ¿Cuánto tiempo podremos aguantar…?

Y todo por un puñado de euros.

Comenta esta noticia