Imprimir esta página

Presupuestos y riesgo nuclear

PUBLICADO EL Viernes, 18 Enero 2019 08:34 Escrito por
Submarino nuclear en Gibraltar Submarino nuclear en Gibraltar

La presentación por el Gobierno de los presupuestos para 2019, pone una vez más de manifiesto la burbuja de autocomplacencia en la que vive Sánchez. Con un déficit descomunal y cuando las cifras macroeconómicas tienden a la baja, aumenta el gasto público para subir sueldos a funcionarios e incrementar pensiones y salario mínimo, fiando el mayor gasto social a una subida de impuestos; cuando ha sido el consumo interno el más importante motor del crecimiento y de la creación de empleo.

Es evidente que una mayor presión impositiva frenará el consumo, a la vez que retraerá la expansión empresarial y la creación de empleo. Acabar o al menos atenuar el paro juvenil debería ser en estos momentos la prioridad económica del Gobierno, pues las cifras de natalidad en España son alarmantes. Si no existe trabajo estable y de calidad no es posible fundar una familia y para ello hay que incentivar a las empresas para que puedan invertir.

La política económica elegida por el Gobierno no es la adecuada para el interés general, sino para implementar dos objetivos. El primero motivar a una eventual clientela electoral de cara a las próximas elecciones, pero sin evaluar las consecuencias. El segundo tratar de comprar las aspiraciones secesionistas de algunos catalanes con mayor inversión pública. Con respecto al primero, si después aparece la recesión ya se echará la culpa a la coyuntura internacional. Con respecto al segundo, intenta un aplazamiento de esas aspiraciones que le permitan llegar al 2020.

Pero cuando Sánchez se presenta ante los empresarios e inversores internacionales, su discurso se vuelve socialdemócrata “el de toda la vida”. ¿Qué hay de cierto? Nada.

Estamos ante un político con un gran desparpajo para la mentira, lo ha hecho en la sede de la soberanía nacional, y para decirle siempre a su interlocutor lo que quiere oír. A él su único afán es acabar la legislatura y para lograrlo no parece que tenga límites.

Se ha comprobado su despreocupación en temas de su competencia, cuando el día de la pascua militar un submarino nuclear británico visita Gibraltar. España al ser un país desnuclearizado tiene la garantía de no ser puesto en riesgo por una potencia nuclear, como contempla el tratado de desnuclearización que en su día también firmó Gran Bretaña. Este hecho compromete la seguridad nacional e incide negativamente en nuestro prestigio internacional. Si se toma además en consideración la evolución del Brexit en Londres y los esfuerzos de May por levantar el orgullo británico, la visita del submarino nuclear ha sido hecha con toda la mala intención de un mal aliado, como ha resultado ser en este caso Gran Bretaña.

Sánchez se ha limitado a ocultar la noticia y no presentar cara a este agravio, a pesar de que hace pocos días la Primera Ministra le dejó como mentiroso en la Cámara de los Comunes, al rebatir las afirmaciones que había dado él, con respecto al estatus futuro de Gibraltar cuando comenzara el Brexit.

Tampoco he visto ningún interés por parte de la oposición, al parecer más preocupada por VOX que por el submarino nuclear británico. En lugar de solicitar continuamente la convocatoria de elecciones, todavía no han explicado el porque no presentan una moción de censura, cuando los motivos son numerosos: incitación a la desobediencia y al odio por parte de la Generalidad, incumplimiento en la promesa de convocar elecciones “lo antes posible”, complicidad en el desprestigio del TS y la ausencia de respuesta al Gobierno británico por atentar contra nuestra seguridad nacional.

Diego Camacho

Sin Tregua

Comenta esta noticia

Lo último de Diego Camacho