Martes, 18 Junio 2019

La muerte de Julen y Pedro J. Ramírez: el único rey de las "Fakes News". Crónica Global un panfleto del sistema

PUBLICADO EL Miércoles, 30 Enero 2019 14:03 Escrito por
Pedro J. Ramírez acompañado de sus ex: su ex mujer y sus ex amigos presidentes, desde que dejaron el poder Pedro J. Ramírez acompañado de sus ex: su ex mujer y sus ex amigos presidentes, desde que dejaron el poder

 

 

No contaría nada nuevo que no supieran ya nuestro lectores si este Editorial se dedicara, exclusivamente, a narrar la historia de Pedro J. Ramírez, ese "travestido" de la comunicación que se ha ganado -con sobrados méritos propios- el título de periodista más sinvergüenza en una historia del periodismo español que, desgraciadamente, encabeza el ranking de informadores golfos de todo el planeta.

Pero no deja de sorprenderme nunca este briBón del periodismo que, a mayor abundamiento, ha tenido la facultad de hundir en la ruina económica todos los proyectos de comunicación que ha encabezado; claro, a Pedro J. le da lo mismo porque no es su dinero y, además, siempre tiene a mano a la presidente del Banco de Santander para rescatarle del pozo.

El Español es tan mal periódico como negocio económico; por eso se dedicó a comprar periódicos locales con los que intentar salvar -ante sus accionistas- los pésimos resultados periodísticos: y es que a Pedro J. Ramírez ya no le leen ni sus familiares.

Así las cosas, un día compró un periódico de Barcelona, Crónica Global, que llegó a ser -en su tiempo- una ráfaga de aire fresco en la fétida atmósfera del periodismo patrio. Y con Pedro J -obviamente- se acabó el periodismo veraz e independiente y llegó el pago de favores a Ana patricia Botín, las relaciones públicas y el lameculismo informativo del que, el ex de Ágata Ruiz de la Prada, es todo un catedrático.

Fíjense hasta donde se puede ser ruin y miserable que, siendo yo director de La Tribuna de Cartagena, publiqué un artículo solidarizándome con Crónica Global cuando su redacción sufrió el ataque de los bastardos "antifas", solidaridad que, además, tuve la caballerosidad de expresar en privado (vía email) al director y al subdirector del periódico catalán (ahora integrado en El Español, el más decifitario de los grupos de comunicación de España). Bueno, pues -como les venía contando- pocas semanas después, no sólo sufrimos en la redacción de La Tribuna de Cartagena idéntico ataque de los kaleborrokos "antifas" sino que, además, yo mismo padecía un atentado, en plena vía pública, de estos cobardes que se esconde detrás de una hoz y un martillo.

¿Justa reciprocidad?

Aún estoy esperando una línea publicada (o un protocolario email personal) de adhesión por parte de la dirección de Crónica Global. Tampoco lo necesitaba, ni lo esperaba; y es que, el señorío y la clase es algo que se mama de pequeñito y que no enseñan en las facultades de periodismo.

Después, el canalla de Pedro J, ha utilizado su "marca blanca", Crónica Global, para verter toda clase de descalificaciones contra mí -y con las que intentar compensar el "préstamo a fallidos" (quiere decirse, de los que no hay que devolver) que le concedió Ana Patricia Botín por no publicar la noticia del posible asesinato de su padre-  del que la actual presidente del Banco de Santander (según querella presentada ante la Audiencia Nacional) fue inspiradora, conjuntamente con su madre, la viuda del banquero, Paloma O´Shea.

Por cierto que, como a mí no me han grabado ningún vídeo travistiéndome y haciendo "guarrerías" con una guineana, como no he participado en ningún complot para lograr la abdicación del Jefe del Estado, como nunca he intentado cambiar un gobierno por otro, como nadie me ha regalado acciones en una petrolera a cambio de favores periodísticos, como no he sido beneficiario de ninguna recalificación urbanística, como no he utilizado recursos de mi periódico para "colocar muy bien situados" a hija y yerno, ... al final sus descalificaciones siempre se reducen a lo mismo: decir que fui falangista a mis veinte años (algo de lo que en absoluto me arrepiento y que, además, es tan legal como haber sido filetélico o numismático), acusarme de afirmar que que Santiago Carrillo asesinó a su primera mujer (lo mantengo y lo pruebo en mi libro "Con la piel de cordero" sin que ningún hijo del genocida exsecretario general del PCE me haya demandado), condenarme por haber dicho que no creía a la "supuesta" víctima de "La Manada" (que además de ser libre de creer o no creer lo que tenga por conveniente, no hice más que coincidir con la sentencia del tribunal que dictaminó que -aquel numerito que sacó a todas las locas de España a la calle a gritar su plomizo eslogan de ¡abajo la cultura del  heteropatriarcado! "no fue violación") y colocarme el título de Rey de las "Fakes News", pero sin poder desmentir -con argumentos consistentes- ninguna de las noticias que me achacan por inventadas.

Bueno, pues ahora resulta que Crónica Global nos lleva a portada con su rigor informativo de siempre (nos cambian hasta el nombre del periódico) para referirse a nuestras informaciones sobre el "caso Julen"; y aún tienen la cara dura de afirmar que hemos comenzado a publicar tras el hallazgo del cuepo del pequeño.

 

 

Noticia "Fake News" del panfleto Crónica Global

 

 

 

¿Se puede ser más malnacidos?

Como nuestros lectores conocen, La Tribuna de España ha estado, desde el primer día que se produjo el accidente de Julen, publicando noticias distintas y distantes al monocorde balido de toda "la prensa del sistema". Por eso -y porque los españoles ya están hasta los cojones del espectáculo televisivo para "hacer caja" que sistemáticamente montan Antena 3, La Sexta, Tele 5 y Cuatro, (les da igual que sea por los actos terroristas de los CDR en Cataluña, que por la desaparición de Diana Quer, por la "supuesta" víctima de "La Manada", que por el pobre "Pescadito" Gabriel, por el asesinato de la joven Laura Luego, o aprovechando el aniversario de la desaparición de Marta del Castillo...) el ciudadano ha dejado de estar idiotizado por la televisión y ha descubierto la basura que le venden en un ¡todo por la audiencia! que ha alcanzado su máxima y más deplorable demostración con la retransmisión en directo -de Tele 5 y su inmoral periodista Ana Rosa Quintana- del rescate del pequeño Julen.

Por eso -pese a carecer de recursos económicos, materiales y humanos- La Tribuna de España está arrasando en número de lecturas. No por inventar "Fake News," sino por hacer periodismo de verdad, por investigar donde "la prensa del sistema" ni se atreve a meter el hocico, por informar a contracorriente sin importarnos las críticas y esperando que, después, la justicia, haga su trabajo y se demuestre si "inventábamos o especulábamos" con la información o si, por el contrario, hacemos el periodismo que los demás no tienen ni pajolera idea de cómo se hace.

Mientras tanto (y pese a todos los recursos técnicos y humanos de que disponen) El Español, Crónica Global y sus "sucursales" consiguen en todo el mes el mismo número de lectores que La Tribuna de España durante un solo fin de semana.

Así que se lo haga mirar Pedro J. Si quiere que nos envíe un reportero, un par de días a la redacción de La Tribuna de España, y aprenderá a hacer el periodismo que no le enseñaron durante toda la carrera en la universidad.

Y si no quiere, pues, ¡hala, a cascarla a Parla! 

Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desperta Ferro: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia