Lunes, 17 Junio 2019

Panorama electoral

PUBLICADO EL Miércoles, 03 Abril 2019 11:11 Escrito por
Panorama electoral Panorama electoral

 

 

El panorama que se le presenta al ciudadano ante las próximas elecciones generales es muy descorazonador. La renovación viene por el cambio de caras, solo en algunos casos, más que por la aportación de nuevas ideas para afrontar los retos que tiene la nación. Los partidos siguen empeñados en seguir jugando a un juego que es ajeno a lo que preocupa en la calle. Como botón de muestra tenemos la presentación del programa del PSOE, en el que no se menciona a Cataluña. Para Sánchez no es un tema que le preocupe, debe tenerlo ya todo pactado.

El desempeño del presidente en funciones en los días previos es manifiestamente mejorable. La utilización del BOE de manera extensiva y sin tener en consideración la repercusión económica de las medidas, pone en evidencia la poca preocupación que tiene por el interés general. Su utilización masiva de la bandera nacional es patética, aunque es incapaz de hacerla ondear, como marca la ley, en los ayuntamientos separatistas. Finalmente, su presión sobre el Tribunal de Cuentas (TC) para que no se hiciera público, hasta después del 28 – A, el informe que cifra en 421 millones el desvío de fondos públicos en beneficio del proceso independentista.

El intento de retrasar para la opinión pública el conocimiento del dictamen del TC, pone varias cosas de manifiesto: el encubrimiento del presunto delito por parte de Sánchez y su partido, el mantenimiento de la línea negociadora con los secesionistas, la colaboración del presidente con los líderes independentistas para que no se vean afectados en las elecciones, y no desvelar que los que robaban eran los dirigentes de la secesión.

Si el PSOE fuera de verdad un partido constitucional, Sánchez no debería ser presentado como candidato a la presidencia de España. Se le ha visto demasiado el plumero, sus mentiras constantes, su Consejo de Ministros plagado de titulares con una visión muy “personal” de sus deberes fiscales o del manejo de información privilegiada o del conocimiento de la información vaginal de alto nivel, así como las dudas razonables sobre su tesis doctoral. Hacen pensar que si este es el mejor candidato ¿cómo será el resto?

Iceta con su indiscreción ha revelado cual es en realidad la hoja de ruta de este partido en caso de alzarse con el Poder.

Unidos Podemos, convertido en Desunidos Podemos. Tampoco tiene un modelo que pueda ser atractivo para el ciudadano no militante. Su aspiración de entrar en un gobierno no es una idea que sea fácilmente compartida, sobre todo cuando en muy breve espacio de tiempo han dilapidado la gran ilusión que despertaron en una gran cantidad de personas. Rápidamente cambiaron el panadero por el Ritz y Vallecas por Galapagar.

El intento de renovación del PP ha sido insuficiente. No vale el discurso en defensa de la identidad nacional, si en Galicia existe un proceso en marcha similar al catalán, aunque sea con diferente grado de desarrollo.

El afrancesamiento de C´s para las elecciones autonómicas, así como las advertencias de Macron a Rivera, hacen pensar que se le han cruzado los cables y no ha sido consciente de la fuerza que había logrado su partido al ganar las pasadas elecciones. Ha optado por la foto y la tutela, en lugar de apostar por la tenacidad y la coherencia.

VOX, parece un partido populista que ha aprovechado la coyuntura de personas desengañadas de los partidos mayoritarios y de los que despertaron esperanzas que después traicionaron. No le percibo como un partido de ideología fascista, sí de derecha radical. El nacismo existente en España está de la mano de los líderes supremacistas que impulsan el proceso secesionista.

Con estos mimbres es más fácil caer en la melancolía que alumbrar una esperanza a medio plazo. De las hipótesis posibles, ninguna parece buena, la menos mala es cuestión de gustos. Sí se debe tener claro que la soberanía nacional ni se negocia ni se trocea. El futuro gobierno debería tener una prioridad, recuperar el respeto a la ley en Cataluña, lo demás es accesorio. Reformemos la Constitución, pero primero restablezcamos el Estado de Derecho y la solidaridad entre los españoles.

Diego Camacho

Sin Tregua

Comenta esta noticia