Sábado, 24 Agosto 2019

Otra semana más libre para seguir combatiendo al sistema

PUBLICADO EL Lunes, 29 Julio 2019 10:10 Escrito por
"La mafia judicial" española contra Josele Sánchez "La mafia judicial" española contra Josele Sánchez

No es la juez María Lidón Calero Marzó, titular del Juzgado de Instrucción 5 de Castellón, quien me concede una semana más de libertad "vigilada", sino Dios que ha querido que, al menos otra semana, siga al frente de este imparable movimiento contra la pederastia institucional y el crimen institucionalizado y amparado por "la mafia judicial" española".

 

Por 1 euro al mes (menos de lo que cuesta un café) puedes ayudarnos a seguir haciendo este periodismo que quieren callar.

Sólo tienes que darte de alta en este enlace

https://www.teaming.net/porlalibertaddeprensa-mujeresdelatribunadeespana-

 

Acabo de salir del juzgado y, una semana más, vuelvo a respirar tranquilo.

Pónganse en mi lugar. cada domingo por la tarde, ya no pienso en nada más que en el día siguiente. Debo presentarme en un juzgado a firmar mi "libertad vigilada", un acto que se comete en mera rutina para el criminal que sabe lo que se juega y "se porta bien" durante toda la semana.

Por el contrario -y en mi caso- es tan injusta esa "medida cautelar" impuesta por la juez Calero, y tiene un afán intimidatoria tan claro que hago todo menos portarme bien durante la semana, sigo publicando información muy comprometida para violadores de menores y pederastas de "alto copete" y sigo desafiando a la "mafia judicial española" publicando nombres y apellidos de jueces y fiscales corruptos.

¿Por qué no te callas, Josele? que me diría el corrupto rey Emérito si yo fuera Hugo Chávez.

No me callo porque la mía es una lucha sin cuartel contra el sistema, porque esto no es una negocio periodístico, sino una "cruzada contra la pederastia", porque ahí fuera hay miles de personas, en todas partes del mundo, que me han convertido (sin merecerlo) en una referencia de honestidad periodística y de lucha contra la corrupción y el crimen organizado: y no voy a defraudarles

Respiro tranquilo porque, al menos otra semana más, Dios me ofrece la posibilidad de seguir liderando este movimiento imparable que acabará convirtiéndose en una insurrección popular contra la justicia prostituida. Pero que no piense el sistema que somos tontos. Si hoy la juez hubiera decretado mi ingreso en prisión, la lucha no iba a cesar: tenemos claramente identificado ese escenario y preparada mi sucesión al frente del liderazgo de este movimiento.

Quiero ir a Lisboa al 10 de marzo, necesito estar allí para denunciar ante la opinión pública internacional lo que está ocurriendo en España con la justicia y los niños; pero si la juez María Lidón Calero Marzá me lo impidiera, porque ordenara mi ingreso en prisión, (¡Josele, no les des ideas que diría Belén Calvo!), otra voz sustituiría la mía y haría idénticas denuncias, porque esto no es una lucha individual sino un proceso de levantamiento popular contra jueces y fiscales corruptos que roban a hijos de sus padres, que silencian la pederastia y protegen a los criminales, que paralizan investigaciones policiales sobre pedófilos cuando se encuentran con algún compañero implicado en estas redes de auténticos hijos de puta que se sienten atraídos sexualmente por menores ¡incluso por bebés!

Así que otra semana para luchar.

Ayer recibimos la enésima agresión del sistema, con el bloqueo de nuestro canal YouTube, un canal en el que -al menos en el momento de escribir esta Editorial- ustedes pueden seguir viendo los vídeos ya publicados, pero que nos impide subir nuevas grabaciones.

La censura de YouTube es, sin duda, un duro golpe, como lo fue la de Facebook y nuestra salia definitiva de esa red social que nos supuso, nade menos, que la pérdida de casi el 70% de nuestros lectores: el sistema no podía permitir que estuviéramos llegando, todos los meses, a casi seis millones de personas y había que utilizar lo que fuera para neutralizarnos (en este caso utilizaron a la furcia periodística del sistema, Ana Pastor, y su burdel, maldito Bulo).

Pero no podemos venirnos abajo por duros que sean los daños causados por el enemigo y tenemos la obligación de reponernos de manera inmediata, reorganizarnos, ver de qué modo seguimos plantando cara al sistema: nos tocó cerrar todas las Tribunas locales, pues lo hicimos. Nos tocó migrar de Facebook a VK (algo que les invito a hacer a todos ustedes) pese a la abismal diferencia de impacto entre una red social y la otra, pero nos mudamos.

 

Perros sionistas propietarios de Facebook, Whatsapp y YouTube

 

Y, hoy mismo, en cuanto he salido del juzgado, ya estoy reunido con mi equipo de más directos colaboradores para seguir plantando cara a la dictadura de YouTube, para seguir lanzando nuestros vídeos y nuestros programas de La Tribuna Radio y La Tribuna Televisión a través de otras plataformas que, al menos, no estén controlados por idénticos perros sionistas propietarios de Facebook, Whatsapp y YouTube.

Esto no es un grupo periodístico (lo he escrito cientos de veces) sino una herramienta para despertar a la sociedad.

Hoy el GRUPO Tribuna de España trabaja desde el periódico digital La Tribuna de España, desde la editorial alternativa La Tribuna Ediciones (con dos nuevos libros preparados para lanzar en septiembre) desde La Tribuna TV (con 2 programas a emitir esta misma semana) y desde La Tribuna Radio; pero si mañana tenemos que montar un chiringuito de feria para seguir haciendo resistencia contra el sistema lo montaremos.

Este periodista utiliza la palabra porque es lo único que sabe manejar; de lo contrario, no duden que llevaría un AK-47 en mis manos y munición suficiente para enfrentarme a todo un Nuevo Orden Mundial que hace que los violadores de niños se paseen impunes y que los ladrones de dinero y de esperanzas, sigan apareciendo como personajes sociales dignos de imitar.

Nos sobrepondremos a la censura de YouTube, nos sobrepondremos a cualquier daño que nos cause la artillería enemiga.

Somos soldados de la resistencia que -como siempre hicieron los ejércitos españoles- sólo nos arrodillamos ante Dios, que sólo ante El Altísimo inclinamos nuestras banderas y sólo a Dios nos amparamos, cada día, reclamándole su protección.

Así que si Dios me ha concedido otra semana más de libertad no es para que la dedique al ocio mundano, al placer, ni al veraneo: 24 horas al día, siete días por delante, para seguir desenmascarando al criminal: prometido.

Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desperta Ferro: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia