Miércoles, 21 Agosto 2019

México: niñas de 8 años "recién robadas" para depredadores sexuales

PUBLICADO EL Martes, 04 Junio 2019 10:51 Escrito por
Turismo sexual infantil en México Turismo sexual infantil en México

 

 

Sí, definitiva y orgullosamente La Tribuna de España ha hecho, de la lucha contra la pederastia, una “cruzada periodística”; una cruzada periodística imprescindible para llegar donde la policía y la justicia no sabe (o no quiere, que es mucho más grave) llegar.

 

Precisamente ahora, cuando me enfrento a una persecución judicial sin precedentes por denunciar a los pederastas más influyentes de España, cuando experimento en carne propia el inmenso poder de estos depravados sexuales dispuestos a acabar conmigo “del modo que sea” (acaso por ser la voz periodística más combativa contra su impunidad), cuando compruebo de manera empírica que justicia y ley no son sinónimos -e incluso, que en España se convierten en vocablos antónimos-, cuando podría ir a prisión ¡por muchos años! por señalar a quienes, de manera inequívoca, puedo identificar como autores de secuestros, torturas, violaciones y hasta asesinatos de niños (a mayor abundamiento, unos pequeños de cuya tutela se había hecho cargo el Estado por considerar que sus padres no estaban en condiciones de “velar por su seguridad, educación y manutención”), cuando he tenido que sopesar si enfrentarme a un calvario judicial -perfectamente preestablecido para conseguir mi condena-, o “poner tierra de por medio y pasar el resto de los años que Dios quiera que viva lejos de mi patria y de las personas que amo, viviendo como un “fugitivo”, escondiéndome como si fuera un criminal por unas actuaciones que, en una “sociedad sana”, debieran ser motivo de reconocimientos y homenajes… ahora, en medio de esta sensación de faltarme el aire, de preguntarme muchas veces “si hay alguien más ahí afuera”, de enfadarme con Dios por “la cruz con que me carga”, de padecer -incluso, y esto es lo más doloroso- la incomprensión de la persona a quien más quiero, acaso por los injustos “daños colaterales” que sufre o, también, por pensar que la lucha que mantengo es la “de un chiflado”... precisamente ahora, en esto momento y ante esta situación, me reafirmo en mi lucha contra estos cerdos que disfrutan robando lo más sagrado que existe: la inocencia de un niño.

Por eso -lejos de claudicar- he decidido gastar toda la munición en ésta, “la madre de todas las batallas: mientras Dios me lo permita, mientras me quede un hilo de aliento no daré tregua a los criminales pederastas que se valen de su poder financiero, de su influencia política o del amparo de sus togas, bastardos violadores y asesinos de niños a los que, desde La Tribuna de España, vamos a seguir combatiendo a uno y otro lado del Atlántico.

Hemos denunciado cuantos casos de pederastia hemos conocido sin importarnos en lugar donde se produce, la nacionalidad, religión o procedencia de las víctimas: porque los niños son niños en cualquier lugar del mundo; porque #losniñosnosetocan.

 

 

La principal labor que tenemos -como medio de comunicación disidente y alternativo a la cómplice “prensa del sistema”- es hacer público y llevar al mayor número de lectores cada caso de abusos, relaciones sexuales, violaciones y asesinatos que se produzcan, intentando que cada lector que nos lea se sensibilice y se una a nuestra “cruzada periodística”, que usted, si me está leyendo y comparte que esta tragedia es responsabilidad de todos, se convierta desde este mismo instante en un activista contra la pederastia, que comparta (con todos sus contactos y a través de todos los medios de los que disponga) cada noticia que publiquemos, que se sume a cualquier movilización cívica de persecución de estas alimañas.

La última aberración de la que hemos tenido conocimiento está ocurriendo cada día en México, una nación hermana y en donde La Tribuna de España trabaja, codo con codo, con organizaciones (como la Fundación Iris en defensa de los menores).

 

Resultado de imagen de lopez obrador

¿Podrá acabar López Obrador con la vergüenza nacional de la oferta turística de sexo infantil de México?

 

Gracias a esta colaboración hemos denunciado (la mayoría de las veces, con mucho más ahínco que la propia prensa mexicana) la “Red de pederastia de Acapulco” por la que Nicheta Flores (principal activista de esta Fundación), sufre extorsión, amenazas e intentos de asesinato.

En México (como en España) los pederastas “de cuello almidonado” siguen gozando de la impunidad policial y judicial que les otorga decenios de poder político corrupto que ahora, con la llegada de López Obrador, parece empezar a cambiar, pese a que ese cambio es mucho más lento de lo que resultaría necesario.

Hace un par de días conocíamos -gracias a Univisión- que en la ciudad mexicana de Tijuana (casi en la frontera con la todopoderosa América del Tío Sam), se ofrecen ¡niñas de 8 años!, recién robadas, para uso y disfrute de depravados gringos que sólo tienen que cruzar una frontera -que para ellos no supone ningún muro infranqueable- para comprar la mercancía sexual infantil “Made in México que debe avergonzar a toda la nación y a la humanidad entera.

Así las cosas, durante el último medio año el FBI detuvo a tres ciudadanos estadounidenses que viajaban hasta Tijuana para tener sexo con menores de edad.

Y no se pierdan los datos porque resultan escalofriantes: Tijuana dispone de todo un catálogo de oferta sexual para pederastas que ofrece, primero las niñas (a elegir la que más guste) y, después, el lugar de encuentro (para evitar tener que usar hoteles en los que, por fin, parece que están poniéndose serios en esto de permitir el alojamiento de un adulto con un menor).

 “Nuevecita y recién robada“, dice un correo electrónico (intervenido por el FBI) enviado por uno de los intermediarios en Tijuana, ofreciendo así los menores a turistas sexuales que viajan sólo para tener relaciones sexuales con ellos.

A mayor afrenta para México, no han sido sus autoridades judiciales quienes han ordenado ninguna investigación, ni es la corrupta policía mexicana la que ha detenido a nadie; se trata del propio FBI quien intercepta a un hombre que vive en Los Ángeles y que al menos en dos ocasiones viajó a Tijuana, según un reportaje publicado en el San Diego Union Tribune.

Este bastardo, de 51 años, se llama William Dixon Adelman, quien solicitaba niñas entre 10 y 12 años para tener sexo con ellas, de acuerdo con los documentos judiciales. Adelman visitó la ciudad fronteriza el 3 de julio de 2015 para tener el encuentro con la niña; una vez que volvió a EUA mandó un correo a su contacto para pedirle fotografías de tres o cuatro menores para elegir a su nueva víctima, pues tenía planeado volver la próxima semana.

En su petición pide que “la mercancía que va a comprar” sea más joven que una “adquisición anterior” de 12 años. Ahora la quiere “delgada, bonita… pero más pequeña“, y además encarga un lugar de encuentro seguro, un apartamento para no levantar sospechas en el hotel si llega con una menor de edad, unos hoteles en México que -como decía anteriormente- han sido durante muchos años cómplices silenciosos en este tráfico de mercancía sexual ni siquiera adolescente: absolutamente infantil.

Su contacto le respondió diciendo que tenía el lugar adecuado peen el que “puedes llevar a niñas realmente jóvenes, de 9, 10, 11 años”.

El segundo de los detenidos por el FBI es Kenneth Bigler, de 52  (también vive en Los Ángeles); habría acudido en múltiples ocasiones a Tijuana desde noviembre de 2013 con el único objetivo de “comprar sexo con niñas muy pequeñas y, por supuesto, vírgenes”...

Su método era idéntico al de Adelman contactar a su intermediario para hacerle su petición, es decir menores de entre 8 y 9 años.

¿Cuántos ciudadanos americanos más habrán “disfrutado” de idéntica oferta turística mexicana?

En un correo interceptado por el FBI en octubre de 2014, Bigler solicita “una niña menor y más pequeña que aquella con que la que recién había tenido relaciones, que tuviera como máximo 10 años” porque la anterior ya era viejita”: ¡tenía 12 primaveras! la pobre criatura.

En la investigación del FBI se demuestra que, en otra de sus comunicaciones con el intermediario en Tijuan, el “clientepide menores de edad que no hayan tenido sexo previamente”, sin importar si son niños o niñas. El intermediario mexicano contesta: “Tengo una niña nuevecita, recién robada“, la cual tenía 8 años, a la vez que le ofrece también un niño de 10 años.

Bigler fue arrestado el 14 de agosto de 2018 y Adelman cayó el 4 de octubre del mismo año.

Diversas estadísticas hablan de que, cada año, se producen más de tres millones y medio de “viajes de turismo sexual con menores” y puede que esta cifra sea muy inferior a la realidad. Tijuana es uno de los destinos preferidos de los pederastas, casi con la misma demanda que Tailandia o Filipinas.

¿Hará algo la prostituida justicia y la corrupta policía mexicana?

¿Cumplirán con su “sagrado deber” los periodistas mexicanos denunciando esta tragedia nacional?

Les recuerdo que si en España “la prensa del sistema” apesta a servidumbre al poder y a los intereses globalistas de Soros, en México el periodismo es la Mónica Lewinsky de los poderosos criminales que han estado dirigiendo el país durante más de medio siglo.

No pude usted leer esta Editorial y seguir haciendo lo que hacía antes de comenzar a leerla.

¿Tiene usted hijas, sobrinos, nietas?

La pederastia es un crimen del que todos somos culpables si miramos hacia otra parte: cuanto menos, comparta esta noticia, indígnese, coméntelo a sus conocidos.

Yo pretendo remover conciencias, hacer vomitar al lector, impedir que continúe con su vida como si no ocurriera nada. Quiero que la imagen de esa niña de 8 años recién robada, su preciosa carita, se les aparezca en sueños por las noches, como a mí me persiguen las víctimas de los criminales del “caso Bar España”, o las del “caso Kote Cabezudo” o de “las niñas de Alcácer”.

Amén.

 

 
 
Por 1 euro al mes (menos de lo que cuesta un café) puedes ayudarnos a seguir haciendo este periodismo que quieren callar.
Sólo tienes que darte de alta en este enlace
https://www.teaming.net/porlalibertaddeprensa-mujeresdelatribunadeespana-
 
También puedes colaborar con este periodismo disidente en nuestra cuenta PayPal
Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desperta Ferro: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia