Jueves, 27 Junio 2019

Meritxell Batet, submarino del independentismo en la Cámara Baja

PUBLICADO EL Jueves, 23 Mayo 2019 21:14 Escrito por
Meritxell Batet una cómplice del independentismo como presidente del Congreso de los Diputados Meritxell Batet una cómplice del independentismo como presidente del Congreso de los Diputados

 

 

La sospecha de que Pedro Sánchez ha intentado prostituir las instituciones a mayor gloria de los intereses tabernarios y sus cómplices, se ha incrementado después del seguro pucherazo del 28 de abril obviado cobardemente por un sistema corrompido. Si antes las intenciones de juego sucio procuraban disimularse con la cara dura que le ha permitido salir airoso de tanto trance constitutivo de delito-a poco que se averigüe cuál es el verdadero motor y los instrumentos de tan insana ambición-, ahora que ha llegado tan lejos con artimañas hechas a medida de un engaño estatal con descaro golpista, a Pedro Sánchez solo le queda batirse a campo descubierto en la inauguración de la XIII legislatura tan cercana la meta de las manipulaciones para legitimar la farsa, previo secuestro de la soberanía nacional mediante el engaño de la moción de censura a Mariano Rajoy. Nadie mejor como muñidora de ese carácter de política sin vergüenza, hasta ahora toscamente ejercido, que las añagazas, rayanas en la prevaricación si no evidente, de Meritxell Batet al servicio del independentismo vía sanchista para colmar los deseos inconfesables del fullero de La Moncloa.

En esa pirueta de la vergüenza con que la indigna presidenta de la Cámara Baja coló los juramentos golpistas de los enemigos de la Constitución, estaba implícita la aceptación prostituida de una labor de submarino independentista a favor de las pretensiones y maquinaciones de su jefe de filas. La evidencia es tan indecorosa, tan sumamente sucia que ha quedado en entredicho la dignidad de quien parece esperar en una esquina poligonera el pago político de semejante exhibición indecente.

Meritxell Batet había pedido ayer por escrito al tribunal un informe sobre la posible aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento criminal; el mismo que el Tribunal Supremo aplicó cuando los diputados estaban en el Parlament. Al día siguiente el presidente de la Sala de lo Penal del Alto Tribunal, Manuel Marchena, ha repelido la estrategia cobarde de la vendida que echó los balones fuera responsabilizando al TS por la suerte de los provisionales diputados. El informe requerido sobre los presos del procés es “inviable”. Una respuesta de Marchena que obliga a pronunciarse a la Batet sobre la suspensión de los reos. El plumero de la socialista está tan visto como sospechoso en el suma y sigue de trilerismo sanchista, a la vista de todos, que como auténtico prestidigitador el PSOE sigue teatralizando con una codicia política, sectaria y oscurantista, perjudicial para España.

Pedro Sánchez está obligado a jugar sus cartas descubiertas de tahúr con largas mangas, con los podemitas en desacuerdo por la suspensión de los diputados catalanistas que después de sus fórmulas de ayer sobre el acatamiento por imperativo legal, son los consentidos de la juramentación, gracias a la traición de Meritxell Batet como submarino del independentismo en el Congreso con el beneplácito socialista.

En todo caso no va a tener fácil Pedro Sánchez llevar a buen fin sus premeditadas trampas cuando de manera tan clara se adivina la pretensión rastrera que Meritxell Batet ha escenificado a las órdenes del capo, cuya foto con Junqueras puede dañar al PSOE en las elecciones del próximo 26 de mayo… Salvo que los resultados ya estén calculados. Algo nada extraño después del fraude demostrado, insistimos con pruebas,  en las Generales.

 

Comenta esta noticia