Sábado, 25 Mayo 2019

La Abdicación de un Traidor

PUBLICADO EL Viernes, 15 Febrero 2019 13:21 Escrito por
La Abdicación de un Traidor La Abdicación de un Traidor

 

 

España es diferente, es un tópico este dicho; pero es que es así. Pedro Sánchez en cualquier país medianamente serio estaría sentado ante un tribunal militar enfrentando penas desde la cadena perpetua hasta la de muerte, probablemente se le ejecutaría, que es lo mismo que está pasando en Estados Unidos en los juicios que se están llevando a cabo en la base Guantánamo. Quizá en el futuro haya un Guantánamo español, quién sabe, eso significaría que esta nación empezaría a ir por buen camino, al menos se daría el mensaje que a los traidores se les ejecuta y eso siempre es bueno. No es para menos la traición de todo un presidente de gobierno. Todo el mundo estaba de acuerdo en algo: Pedro Sánchez es un traidor. Un traidor que no ha dudado en negociar con aquellos que pretenden la destrucción de España por seguir en su trono, bueno, en su jet privado Falcon. Pues no señor, Pedro Sánchez ni va a ser juzgado ni nada por el estilo, lo que pasará es que después de que pase a la situación de reserva los españoles le pagaremos una pensión vitalicia, de por vida, bastante jugosa. Pedro Sánchez no tendrá que volver a trabajar en su vida, si es que alguna vez lo ha hecho, que lo dudo. Sí, España es diferente. Aquí a los traidores se les paga bien, se van de rositas, se ríen del pueblo. Después de Pedro Sánchez vendrá otro, quizá Casado, quizá Rivera, quizá VOX, da lo mismo, otro tipo que no ha trabajado en la vida, vendedores de crecepelo sin escrúpulos que lo único que buscan es la poltrona a cualquier precio. Seguirán traicionando a España y ellos seguirán cobrando sus pagas vitalicias, que eso es al fin y al cabo lo que buscan, vivir de los demás y no trabajar nunca.

Zapatero, Rajoy, Pedro Sánchez, los tres últimos presidentes de gobierno en España han dado más que motivos para ser juzgados. Recordemos que fue el presidente Zapatero el que dijo que aprobaría cualquier estatuto que saliera aprobado del parlamento catalán, el que abrió el melón para descuartizar España. Han querido hacerlo legalmente, de forma sibilina e insidiosa; pero el resultado ha sido el mismo. Zapatero creando el problema catalán y negociando “La Paz” con los etarras a espaldas del propio gobierno y legalizánbdolos. Pedro Sánchez queriendo nombrar un mediador internacional para Cataluña lo que viene a significar el reconocimiento práctico de su independencia. Sosteniendo su gobierno con los filoetarras que su antecesor Zapatero se encargó de legalizar. Eso sí, como siempre han querido usar un lenguaje abstracto, para nombrar de otra forma a ese mediadior, esta vez han elegido el término “Relator”. Tócate las narices. De Rajoy ni hablar, él sólo se dedicó a la economía, es decir, a hundir y endeudar económicamente España hasta niveles inasumibles. Él gobierno con mayor poder de la democracia y no hizo nada por cambiar las cosas, no movió ni un dedo. Y es que da lo mismo, la independencia de Cataluña está decidida desde hace tiempo en los despachos y en los salones de las logias. Todo está decidido, a lo único que se le teme es a la reacción del pueblo de algún sector del ejército que todavía tiene algo de sentido patriótico.

Pedro Sánchez abdica, abdica después de haber intentado lo que le habían encomendado desde los salones de las logias y las reuniones a puerta cerrada. Se debía de avanzar en la independencia de Cataluña. El petróleo espera para ser sacado y no por los españoles sino por los sionistas y el lobby israelí. Pedro Sánchez lo ha intentado de mil maneras y fíjate el destino, no lo ha podido conseguir y eso que era un vendedor de crecepelo perfecto, guapete con buena talla y daba buena imagen televisiva. Un tipo en principio majete y al que las señoras por lo menos estarían dispuestas a votarle, como a Suárez en su época, porque era guapo. Pero por esta vez el actor sin escrúpulos que nos han puesto no les ha salido bien; pero tranquilos, las logias tienen más de repuesto. Los Sinagoga de Satanás no se da por vencida, después de Sánchez vendrá otro que intentará dar un paso más hacia la destrucción de España. Ser un traidor en España no sale gratis, sales hasta con paga vitalicia, así que el número de fichajes que están dispuestos a ser traidores es bastante numeroso. Sin duda alguna España es diferente.

Comenta esta noticia