Miércoles, 24 Abril 2019

Juan Carlos de Borbón, "Las niñas de Alcácer" y Rubalcaba que no quiere ser recordado como "Alí El Químico"

PUBLICADO EL Lunes, 04 Marzo 2019 08:50 Escrito por
El Rey Emérito y una de sus prostitutas de lujo, pagada por todos los vasallos El Rey Emérito y una de sus prostitutas de lujo, pagada por todos los vasallos

 

 

 

Rondaba el año dos mil seis, era abril y yo estaba a punto de ser detenido por la policía por haber pronunciado tan sólo una palabra en las redes sociales: “Baraka”. Impidió que me detuvieran mis propios compañeros de la base de Securitas Málaga hoy Loomis al final de la Avenida de Velázquez, eran Vigilantes de Seguridad armados del servicio de Transportes de Fondos que se presta en ese lugar. El gobierno creó inmediatamente una crisis de gobierno, la policía era incapaz de entrar en la base y por la fuerza sólo existía la opción de recurrir al ejército. Fue entonces cuando decidieron la vía más blanda, entablar conversaciones. El gobierno de Zapatero en aquel entonces estaba en lo que estaba, en derribar al jefe del estado y crear la República Socialista, para ello Zapatero había creado intencionadamente la crisis territorial con Cataluña, esa que seguimos sufriendo hoy en día y que Pedro Sánchez seguidor de ZP desearía ponerle un mediador internacional. Recordemos también que Zapatero estuvo en conversaciones con la ETA y era el tiempo de aquella paz tan vergonzosa que se ha traducido en una alianza entre los filoetarras y los gobiernos socialistas. En aquella oportunidad tuve la ocasión de hablar tanto con Zapatero como con Alfredo Pérez Rubalcaba que pasaría después de la crisis de gobierno a ser Ministro del Interior, supongo que para tenerlo todo bien atado.

Tuve la ocasión de comprobar algunas cosas, una de ellas es que los socialistas le tenían un miedo atroz al anterior jefe del estado Juan Carlos de Borbón y que deseaban apartarlo por todos los medios. También tuve la ocasión, como digo de hablar con Rubalcaba, ese del que se dice que si te vuelves te la clava. “No quiero pasar a la historia como Alí El Químico” -me dijo. Y es que ese es el mote por el que se le conoce a Rubalcaba. El motivo son los mendigos que recogía por las calles de Madrid y que se llevaba a un chalet en las afueras de la ciudad para experimentar con ellos con drogas. Al parecer con más de uno se le fue la mano y acabó muerto; pero bueno al fin y al cabo era gente sin familia a la que nadie reclamaría, por eso buscaban ese tipo de personas para experimentar con ellas. Todo estaba enmarcado al parecer en la lucha sucia contra ETA y los GAL. “Eso no depende de mí -le respondí-, sino de lo que tú mismo has hecho, es tu pasado”. “¿Por qué lo hiciste? -le pregunte.” “Cumplía órdenes del presidente del gobierno -me contestó”. “¿Y si el presidente del gobierno te dice que te tires por un pozo también lo harías? -le volví a preguntar”.

En aquella ocasión vi en Rubalcaba a un hombre frágil y vulnerable, a un hombre que ha perdido ya la orientación y no sabe distinguir donde está la línea entre el bien y el mal. Creo que en su fuero interno pensaba que estaba haciendo lo correcto, lo que España le demandaba. Pero; ¿qué estado puede demandar que se cojan a personas sin familia para usarlos como ratas de laboratorio? El mismo estado que entrega niños a los pedófilos para realizar dossiers con ellos. Un estado corrupto, un estado inhumano, un estado dirigido por el mal mismo. El mismo estado de las Niñas de Alcásser y del Caso Bar España, el mismo régimen del 78, el más corrupto de la historia de España. Juan Carlos de Borbón estaba presente en la conversación, él era el jefe del estado, él conoce todos los secretos sucios de ese mismo estado del que él era el máximo responsable, hoy su hijo que lo conoce todo de la misma forma. ¿Entregó Juan Carlos de Borbón todas las pruebas y lo que sabía a la fiscalía para que procediera? Me da que no, por el contrario, lo que hemos sabido que a lo que se dedicaba Juan Carlos de Borbón era a crear dossiers de todas las personalidades públicas y del estado para tenerlos controlados y chantajeados. Esos mismos dossiers que nos enteramos posteriormente fueron a parar a su amante Corinna y que mandó al jefe de los servicios de inteligencia a recuperar con amenazas.

Tengo que recordar que Alfredo Pérez Rubalcaba llegó a postularse como presidente del gobierno, fue candidato del Partido Socialista después de la derrota electoral de Zapatero. Lo que quiero decir que este es el nivel Maribel de este país. Y lo que quiero dejar claro es que quien vote en unas elecciones en España se está haciendo de alguna forma cómplice de toda esta basura. Rubalcaba no es mejor ni peor que Pedro Sánchez, Pablo Casado o cualquier otro. Todos esconden la basura porque todos están de mierda hasta el cuello. Por eso votes a quien votes es un ejercicio inútil, las elecciones en España es un engañabobos. Ahora tenemos una formación nueva que se llama VOX. ¿Ha denunciado Abascal y su formación el Caso Bar España? No lo ha hecho, y tranquilos que no lo va ha hacer, son ya parte del sistema porque participan de él y no se puede ser parte del sistema sin corromperse. Votes a quien votes, el Nuevo Orden Mundial se seguirá aplicando en España y las leyes seguirán emanando no del pueblo, sino de las logias masónicas. El jefe del estado vela para que la agenda globalista se cumpla en España, de ello depende su trono. Yo los conozco, he hablado con ellos, sé de qué pie cojean y lo peor que les puede pasar es que la gente comience a ignorarlos, que ellos dejen de ser la realidad en este país. Por España, no vayas a votar, ignóralos, de ellos no vas a sacar nada que sea bueno, ni para ti ni para tu familia. En abril no vayas a votar.

Comenta esta noticia