Domingo, 21 Octubre 2018

Josele Sánchez: Generación gallina

PUBLICADO EL Jueves, 09 Agosto 2018 04:01 Escrito por

Parece que hoy dedicamos un número monográfico al miedo; no es nuestra intención, pero junto al extraordinario artículo de Sergio Pérez-Campos, "La otra cara del miedo", publicamos, también hoy como noticia destacada, el vídeo completo de la estampida que se produjo en el metro de Valencia, cuando unos activistas religiosos ¡vaya usted a saber de cuál de todas las sectas del mismísimo diablo que pululan por España! iniciaron una proclama en medio del vagón que, con razón, la gente confundió con un atentado yihadista.

Pero después de ver con detenimiento esas imágenes he vuelto a releer el magistral artículo que, de manera absolutamente casual, hoy publicamos,"La otra cara del miedo", de uno de nuestros mejores columnistas, Sergio Pérez-Campos.

Y, qué quieren que les diga: me averguenza esta generación gallina.

¿En qué valores hemos educado a nuestros hijos?

¿Cuál es el sentido de la hombría -tan defenestrado por las malvadas femiestalinistas- en la España de hoy?

Y es que, viendo la reacción de los jóvenes en ese vídeo, no puedo dejar de recordar, con sincera emoción, a Ignacio Echevarría, ese joven español que con su monopatín se enfrentó a los asesinos islamistas en Londres en junio de 2.017. Seguro que esta acción, esta gesta noble de Ignacio, también les parece un insulto a las femipodemitas; a mí lo que me parece un insulto a la inteligencia es que este colectivo de asquerosas siga influyendo en la sociedad del modo en que lo hace.

Fíjense bien en el vídeo: no hay ningún joven que tenga lo que debe tener un hombre para soltar un par de hostias a ninguno de los "supuestos" terroristas. Ya ven yo, educado en otros valores y con otra concepción de la hombría ¡y eso que no tengo media bofetada! les juro que si voy en ese vagón le hago tragarse el megáfono al payo iluminado y profeta de no sé quién.

Hemos invertido por completo los valores.

Al hilo de este vídeo -comentaba por teléfono, hace un par de días con el maestro César Vidal- entiendo perfectamente que el libro "Eugenio o la proclamación de la primavera", de uno de los más grandes novelistas españoles del siglo XX (hoy completamente olvidado) Rafael García Serrano, esté completamente descatalogado de las librerías.

Lo que de niño aprendí como lo más grande que podía llegar a hacer un hombre, el dar la propia vida por salvar la de alguien, el defender a cualquier mujer que fuera violentada del modo que fuere, el morir por defender tu patria, o tu fe... nada de eso tiene ya sentido.

Ya no se estudian nuestras batallas épicas, ni existe joven en España capaz de citar un solo nombre de alguno de los héroes que dieron su vida por la patria.

La jerarquía eclesiástica española, mejor dicho, la desvergonzada Conferencia Episcopal de España (y soy católico practicante) se avergüenza, esconde y humilla a sus propios mártires, aquellos frailes y sacerdotes que fueron asesinados por milicianos del Frente Popular, aquellas religiosas que tras ser brutalmente violadas fueron asesinadas por milicianos del Frente Popular... hasta los pastores de la Santa Madre Iglesia deshonran su memoria en aras a la "¿recociliación nacional?" y la "memoria histórica". 

O, dicho en román paladino, la jerarquía católica se olvida de sus propios mártires a cambio de "la equis" en la casilla de la Declaración de la Renta.

Ya no tienen sentido los ejércitos, ni la milicia.

Ya no tiene sentido el misionero, ni la evangelización.

Si hay fuego que se apague solo.

Si creemos estar ante un comando terrorista... a salir corriendo y ¡maricón el último!

Que vergüenza de España. Qué lástima de esta generación gallina.

Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desde el exilio: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia





La Tribuna de España

Periodismo con valores.
Director: Josele Sánchez.

Periódicos Asociados