Martes, 26 Marzo 2019

Josele ¿qué te pasa con VOX?

PUBLICADO EL Lunes, 11 Marzo 2019 19:09 Escrito por
¿Por qué habrían de ser intocables? ¿Por qué habrían de ser intocables?

 

Josele ¿qué te pasa con VOX? me preguntan -todos los días y montones de veces- amigos y lectores bienintencionados de La Tribuna de España.

Y les hablo de los bienintencionados porque los otros, los hooligans de VOX, los fans de Abascal (y los miles y miles de perfiles falsos que en las redes sociales se dedican a defenderle a capa y espada, a insultarme y a amenazarme cada vez que publico una noticia relacionada con VOX) para estos otros –decía- no existe ninguna respuesta lógica y razonable más allá que la yihadista creencia de que Dios es VOX y Abascal su profeta.

Precisamente hablaba de esto ayer por teléfono con el director de Alerta Digital, mi compañero Armando Robles, quien me llamaba para manifestarme toda su solidaridad ante la querella que me ha interpuesto VOX. Y es que Alerta Digital, junto a La Tribuna de España nos hemos convertido en la última resistencia de la disidencia, los únicos medio de comunicación patriotas y disidentes (excepción hecha de algún medio tan pequeño como honesto y recto en sus posiciones) que no han sucumbido a los cantos de sirena de VOX.

Existen medios –como El Correo de Madrid- donde hasta su director (lógicamente ya exdirector) han sido premiados por los servicios prestados, colocándole como director de comunicación de VOX por el lameculismo que vienen prestando a los de Abascal –prácticamente desde su nacimiento…

Incluso medios –antaño ejemplares y con los que he colaborado mucho y muy fecundo tiempo) como Radio Ya -donde a mayor abundamiento el accionista mayoritario es dirigente de una formación política integrada en la Coalición Euroescéptica y social patriota ADÑ- que curiosamente también han tejido un cordón sanitario en torno a VOX: no decir nada malo del partido no sea que se cabreen estos ultraliberales que a mala leche, vengativos y pendencieros no les ganan ni los podemitas.

Y resulta normal que la prensa “supuestamente patriótica” se haya vendido como Judas por 30 monedas; es más, la mayoría ni eso, la inmensa mayoría se ha vendido por la promesa de 30 monedas a cobrar ¡a cuenta de resultados!

Ejemplos como el periódico La Gaceta o la televisión Intereconomía rebasan todas las cuotas de indignidad profesional y de felpudismo periodístico.

Y comentaba todos estos extremos con un siempre agudo analítico Armando Robles que me decía -no sin falta de razón: “mira, Josele, hay que tenerlos muy bien puestos, o tener muy claro cuáles son los valores y principios que nos llevaron al periodismo, para hacer lo que tú y yo hacemos, para no silenciar cada cafrada cometida por un dirigente del partido de Santiago Abascal, aún a sabiendas de que molesta a la mayoría de nuestra audiencia que -sabia o erróneamente- van a votar a VOX

Y así es: ningún animal caga allá donde come. Pero el problema -en este caso de Alerta Digital y de La Tribuna de España (por lo demás, dos medios con muchas coincidencias, pero también con diferencias de visión, análisis y estilo) es que no somos animales, ni buscamos rendimiento económico a esto de la disidencia.

Hacer el periodismo que practicamos ambos periódicos digitales es el peor negocio económico que se pueda emprender y, si se tratara de una inversión mercantil sería, sin duda, una inversión no sólo pésima: ruinosa.

Y no porque nuestros resultados en lectores sean malos: Alerta Digital lleva compitiendo entre los 10 periódicos digitales más leídos de España desde hace ya algunos años -y si sumáramos los lectores del rotativo de Armando Robles a los de La Tribuna de España, estaríamos hablando, con toda probabilidad, de una audiencia superior a la de OK Diario o la del periódico oficial de George Soros, elDiario.es-.

Pero como no hacemos periodismo para hacernos millonarios, como ambos proyectos de comunicación están cargados de una dosis de idealismo muy importante, como más que periódicos al uso (que responden ante una Sociedad Anónima y persiguen una Cuenta de Resultados lo más abultada posible) desde ambas cabeceras nos convertimos en una herramienta para despertar conciencias, para transformar a la sociedad y para mejor servir a la patria, nunca nuestros balances pueden salir positivos.

El precio de la disidencia, el resultado de un periodismo veraz, independiente, insumiso con los poderosos y azote de la corrupción (venga de donde venga) es carecer de propaganda institucional, de publicidad de grandes compañías empresariales y financieras… sobrevivir de donativos y suscripciones, vivir el día a día con absoluta falta de medios y sin saber muy bien cómo podrás trabajar al día siguiente y convencidos de que Dios no nos va a dejar nunca de su mano pues, al fin, esta es una labor auténticamente de FE: la FE del carbonero.

Así las cosas, cada vez que me preguntan Josele ¿qué te pasa con VOX? respondo lo mismo: absolutamente nada, ¿qué habría de pasarme? ¿lo dices porque critico las golferías de Abascal y sus secuaces?

¿Por qué no me preguntas, Josele qué te pasa con el PSOE?

Que yo recuerde, así en los últimos días, además de referirme siempre a Pedro Sánchez como “El Okupa de la Moncloa”, he acusado al suegro del presidente del gobierno y secretario general del PSOE de estar involucrado (a través de la cadena de saunas homosexuales de las que era propietario) en la mayor trama de pederastia de Argentina, he llamado -por enésima vez- (sin utilizar el socorrido “presunto” siquiera) pederasta al diputado socialista y exalcalde de San Sebastián Odón Elorza, hemos denunciado en La Tribuna del Reino de Valencia (uno de los 8 digitales del GRUPO Tribuna de España) a un concejal socialista detenido por violación, hemos acusado al presidente de la Generalidad Valenciana, Chimo Puig (porque eso de Ximo es catalán) de cohecho ¡que es un delito gravísimo! y de beneficiar a las empresas audiovisuales de su hermano, hemos llamado prevaricadora a la ministro de Justicia por haber participado de una mordida de 30 millones de euros para evitar la extradición a Guatemala de un miembro del “clan Botín” y hemos pedido su dimisión por no haber actuado –cuando era fiscal de la Audiencia Nacional- contra los compañeros a los que vio acostarse con menores en Cartagena de Indias, hemos acusado al ministro Borrell de ser un felpudo de George Soros y de venderse –entre otros muchos- a los intereses de la dictadura marroquí, hemos pedido la dimisión del ministro de Interior (que siempre recordamos que es llamado "El Maricón" por su compañera de Gabinete, Dolores Delgado) por utilizar a la Policía Nacional para cargar contra patriotas y defender a las provocadoras de Femen el 20N en la plaza de Oriente de Madrid, hemos denunciado la protección que Susana Díaz prestó -junto a "su osito" el alcalde de Puente Genil- del pederasta Jefe de la Policía Local, hemos denunciado la Ley de memoria Histórica que se caga, literalmente, en la libertad de expresión, de información, de prensa y de cátedra (todas ellas consagradas en la putrefacta Constitución del 78).

¿Por qué no me preguntas, Josele qué te pasa con el PP?

He acusado de pederastas (sin el presunto por delante) a Francisco Camps –expresidente de la Generalidad Valenciana- y a Carlos Fabra –expresidente de la Diputación de Castellón-, hemos acusado a Soraya Sáenz Santamaría (a la que siempre me he referido como “Bolita de Azufre”) de posible encubrimiento de asesinato en la muerte de Emilio Botín, de usar el CNI para perseguir a sus rivales políticos internos y externos, de pactar con los golpistas catalanes, a Rajoy le acusamos de seguir cobrando irregularmente todo el tiempo que estuvo en política de una plaza de Registrador de la Propiedad que no ejercía, además de llamarle cobarde, traidor, tonto, vendido y cualquier adjetivo que puedan imaginar, hemos denunciado al exministro Montero casi por cada frase que ha pronunciado, hemos denunciado los servicios al Banco de Santander de la vicepresidencia del Gobierno, hemos destapado toda la mafia de corrupción en Cartagena y Murcia y cómo se ha vendido el PP a la compañía Aguas de Barcelona financiando con el recibo del agua de los  cartageneros el 3% del independentismo catalán, hemos denunciado la reiterada prevaricación del exministro de justicia Rafael Catalá y, hace tan sólo 48 horas publicábamos en otro de los periódicos del GRUPO Tribuna de España, en La Tribuna de la Provincia de Cartagena, “el pedazo de negocio privado” que tienen montado Consejería de Salud de la CARM y Jefe de Servicio de Cardiología del Hospital de La Arreixaca (Murcia) para operar a los pacientes en clínicas privadas a 15.000 euros por intervención, forrándose el propio jefe de servicio y aumentando el índice de morataldad de los cartageneros en lista de espera…

¿Por qué no me preguntas, Josele qué te pasa con Ciudadanos?

Sólo les ofrezco el último titular que ha sido Portada de nuestro periódico, publicado hace tan sólo 4 días -por no alargar este Editorial pero podría sacarles decenas de noticias que han sido portada de La Tribuna de España-: “Reunión secreta entre Alberto Rivera y George Soros, con la embajadora de Marruecos como anfitriona. Se asegura que siga la invasión musulmana de España”.

¿Por qué no me preguntas, Josele qué te pasa con Podemos?

Al igual que en el caso anterior –y sólo en aras a la brevedad- les ofrezco tan sólo el último e ilustrativo titular que ha sido Portada de nuestro periódico, publicado hace tan sólo 5 días: “Una asesina candidata de Podemos a la alcaldía de Ávila. Pilar Baeza fue condenada a 30 años de cárcel por asesinato”.

Entonces, ¿a qué viene tanto preguntarme por VOX?

¿Es que no reparto estopa, por igual, izquierda, centro (que aún no sé qué coño es eso del centro) y derecha, venga por dónde venga y caiga quién caiga?

¿Es que tengo yo la culpa de que el presidente de VOX en Lérida sea un “presunto” abusador de menores? ¿Es que tengo yo la culpa de que el presidente de VOX en Salamanaca fuera multado por tenencia de drogas? ¿Es que tengo yo la culpa de que el presidente de VOX en Las Palmas haya sido condenado a dos años de cárcel por delito Fiscal? ¿Es que tengo yo la culpa de que el portavoz de VOX –también en Las Palmas- esté imputado por estafa y haya amenazado públicamente al Policía que le denunció diciendo “la vida da muchas vueltas y a lo mejor mañana yo soy ministro de Interior o amigo del que sea ministro?

Miren ustedes, un periodista vale mucho más por lo que calla que por lo que escribe.

Les aseguro que de VOX –como del resto de partidos- tengo información muy muy muy comprometedora, mucho más que toda la que he publicado hasta el momento.

Lo que ocurre es que VOX es el primer partido que se querella contra este periodista, una querella que -acaso por la experiencia- (me han presentado 28, la de VOX es la número 29 en mi carrera profesional y llevo, hasta día de hoy 0 condenas) no me preocupa lo más mínimo. Porque de todo lo que se me acusa tengo pruebas para presentar ante Su Señoría.

Ocurre, eso sí, que mi paciencia tiene un límite y, tal vez, de aquí al día 20 -fecha en que tengo que acudir al juzgado- si me siguen tocando la masa testicular, cuando termine de declarar ante el juez, igual paso al despacho de al lado y pongo en manos de la Fiscalía documentación suficiente para que inicie acciones en plena campaña electoral que, esto sí podría traer de cabeza al provocador Ortega Smirth y su equipo de abogados.

Así que, el otro día era un ruego esta frase que escribía y que hoy se convierte en una advertencia en toda la regla, en un aviso para navegantes: “Señores de VOX, no disparen al pianista”.

Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desperta Ferro: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia