Viernes, 19 Julio 2019

Fundamentos filosóficos del Nuevo Orden Mundial: 7 siglos de infiltración

PUBLICADO EL Sábado, 02 Febrero 2019 09:14 Escrito por José Antonio Bielsa
Fundamentos filosóficos del Nuevo Orden Mundial Fundamentos filosóficos del Nuevo Orden Mundial

 

 

"Las sociedades secretas son muy viejas en el mundo. Todo el que obra mal y con dañados fines se esconde (…) De aquí que lo que llamamos logias y llamaban nuestros mayores cofradías y monipodios, existan en el mundo desde que hay malvados y charlatanes"

 

Marcelino Menéndez y Pelayo

 

 

 "La corrupción del hombre conduce a la del lenguaje"

 

Ralph Waldo Emerson

 

 

 

Incompletos de todo punto serán los esfuerzos del analista que intente explicar las raíces del NOM sin atender a la problemática filosófica implícita desde antiguo: un largo recorrido de más de 7 siglos de infiltración anticatólica destinada a envenenar y secar las fuentes de la filosofía perenne (filosofía que ha sido -y debería seguir siendo- el sustrato cardinal del recto funcionamiento de la sociedad occidental, sobre cuyos principios de solidaridad la Europa cristiana devino la más grande y civilizadora empresa colectiva de la historia humana). Y aunque esta contra-filosofía envenenada y lesiva tuvo su hipotética acta de nacimiento el 1 de mayo de 1776, el embrión de la misma comenzó a fraguarse en el siglo XIV. El desolador panorama seudofilosófico de nuestro tiempo es la prueba más flagrante de su gran éxito.

 

Un poco de historia: si el Siglo de Oro español es el XVI, el siglo dorado de la cultura europea en su conjunto debemos situarlo en el XIII: siglo excepcional, de extraordinaria cohesión, en la que Europa (es decir la Cristiandad) había alcanzado al fin una formidable comunión de espíritus e ideas en cuanto unidad de destino (tomo aquí la vibrante expresión joseantoniana); será a partir del siglo siguiente (XIV) cuando los enemigos de la gran filosofía perenne (la que procede de Platón y San Agustín, de Aristóteles y Santo Tomás de Aquino, culminando el proyecto escolástico) empiecen a construir su taller de operaciones, arrojando al mundo y en progresión exponencial una sarta de sistemas errados e intencionalmente confusos, generando multitud de “verdades” con el fin de menoscabar y ultrajar la Verdad misma (que, claro está, sólo puede ser una): la quiebra de la metafísica, la huida del ser, el auge del subjetivismo, la deriva relativista, la pérdida del sentido y la tentación nihilista, entre otros males, se irán manifestando poco a poco en toda su crudeza. No asumir categóricamente este hecho nos conducirá irremediablemente al relativismo sistemático, y por lo tanto al posibilismo filosófico, pórtico de acceso a la filosofía del error, encaminada a colmar la vanidad del hombre y nublar su mente en base a los sofismas más peregrinos.

 

Para confirmar y así respaldar nuestra tesis, nos hemos impuesto pergeñar un breve repaso histórico-filosófico de algunas de las más notorias corrientes y movimientos filosóficos surgidos desde el siglo XIV hasta nuestros días, desde la crisis de la escolástica hasta la imposición totalitaria del NOM.

 

Simplificando mucho, se observará que conviven al menos tres tendencias:

 

            1) de una parte, las filosofías de disolución [FD], destinadas a erosionar y quebrar el sustrato fundamental de la filosofía perenne, razón de ser de Europa y la Civilización Occidental (p. ej.: nominalismo, panteísmo, materialismo, etc.);

 

            2) de otra parte, las filosofías de contención [FC], encaminadas a frenar o atenuar los “progresos” del estropicio desencadenado por las previas (p. ej.: ocasionalismo, frideísmo, espiritualismo, etc.); y

 

            3) en varios casos notorios, veremos convivir en una sola corriente las filosofías de disolución con las filosofías de contención [FD/FC], en un paradójico intento de armonizar lo antitético (p. ej.: racionalismo, eclecticismo, historicismo, etc.).

 

            Sin más preámbulos pasemos a hacer el repaso histórico propuesto, siglo a siglo; junto a los NOMBRES de cada una de las 86 corrientes, tendencias o escuelas seleccionadas, se referirá el nombre de sus principales exponentes y un brevísimo resumen de su filosofía o ideología; para ahorrar trabajo al lector, etiquetaremos las diversas corrientes de este bosquejo con las abreviaturas arriba prescritas [FD, FC y FD/FC].  

 

 

 

 Siglo XIV: primeras grietas en el edificio de la Cristiandad

 

 

El siglo XIV porta en su más recóndito núcleo el “mal” de la Modernidad: la crisis teológica de la Edad Media aparece así dominada por el subjetivismo voluntarista, pistoletazo de salida hacia la quiebra de la unidad de Europa. Tras los triunfos de la escolástica, paradigma-modelo de enseñanza cristiana impartida en las universidades medievales en orden a la tradición aristotélica, un debilitamiento del juicio (mano a mano con un relajamiento de las costumbres) comienza a causar estragos, allanando el camino hacia el error, y generando raudas las primeras grietas (voluntaria o involuntariamente perpetradas, ésa es ya otra historia) en el gran edificio europeo.

 

1) VOLUNTARISMO (Juan Duns Scoto): esta corriente afirma que la primacía de la voluntad reside en la naturaleza humana, idea de todo punto rompedora entonces. [FD]

 

2) NOMINALISMO (Guillermo de Ockham, Roscelino): la doctrina nominalista afirma que las ideas generales son palabras que no se corresponden a ninguna realidad; se asesta así un certero golpe al realismo moderado de Santo Tomás sobre los universales. [FD]

 

 

 

Siglos XV - XVI: envenenamiento masivo de las fuentes

 

 

Los burdos manuales de filosofía para escolares suelen dibujar este período como un renacer luminoso, una salida al fin de las tinieblas medievales, lo que es falso; esta nueva visión del mundo (el antropocentrismo) tan sólo ha sido el primer laboratorio de pruebas del nuevo totalitarismo mundialista: por eso los voceros del NOM saben bien que deben dar una visión idealizada y positiva de este período histórico.

 

3) HUMANISMO (Erasmo, Montaigne, Budé): movimiento con amplias dosis de malicia y escepticismo (propio de los humanistas del Renacimiento); una nueva forma de entender al hombre, pretendidamente ecuánime. [FD/FC]  

 

4) PLATONISMO RENACENTISTA (Ficino, Pico della Mirandola): el viraje al panteísmo y al paganismo es claro en este movimiento doctrinal que se “inspiraba” en el pensamiento de Platón. [FD]

 

5) ARISTOTELISMO RENACENTISTA (Pomponazzi, Ginés de Sepúlveda): pese a su carácter epigonal y manifiesto empobrecimiento con respecto a la escolástica, este movimiento, inspirado en el pensamiento de Aristóteles, puede asimilarse como el contrapunto paganizante al anterior ísmo. [FD/FC]

 

6) FILOSOFÍA ESPAÑOLA DEL RENACIMIENTO (Vives, Vitoria, Suárez, Gómez Pereira, Fox Morcillo): en este conjunto vario de pensadores españoles (platónicos, aristotélicos o independientes) maduró lo más granado y lúcido del pensamiento del siglo, sobre todo en la figura de Juan Luis Vives. [FD/FC]

 

7) FILOSOFÍA DE LA NATURALEZA (Cusa, Francis Bacon): esta filosofía postula que la finalidad de la ciencia es el dominio de la naturaleza, sentando los anclajes de un mecanicismo indeseable. [FD]

 

8) PANTEÍSMO (Giordano Bruno): una doctrina perniciosa y progresivamente recurrente con los años, en la que Dios pasa a ser identificado con el mundo, sazonado todo ello en Bruno con residuos del pensamiento mágico. [FD]

 

9) REFORMA (MODERNISMO PROTESTANTE) (Lutero, Calvino, Zwinglio, Knox): el gran golpe mortal a la unidad de Europa (la Cristiandad), perpetrado sobre las bases monstruosas del ignorantismo y el egologismo filosóficos; vemos así la Revelación pasada por el tamiz del libre examen de conciencia, lo que marcará la inauguración de la nueva teología antropocéntrica del hombre que se adora a sí mismo, precepto clave de la futura oligarquía del NOM. [FD]

 

 

 

 

10) FILOSOFÍA TEOSÓFICO-NATURALISTA (Paracelso, Cardano): esta mixtura de ideas más o menos filosóficas con otras procedentes de la alqumia, la astrología, la magia, la teúrgia y la Cábala es el más sustancioso y elaborado precedente del New age actual, lo que confirma que no hay nada nuevo realmente bajo el sol. [FD]

 

11) RENACIMIENTO CIENTÍFICO (Copérnico, Galileo, Kepler): la politización de la ciencia, o de cómo los voceros del cientifismo suelen tildar de “revolución” la primera madurez astronómico-cosmológica de la época, cual si del arranque de la ciencia moderna se tratara (en tanto en cuanto fundada en una pretendida “legalidad matemática precisa”); ni que decir tiene que esta hipérbole resulta inexacta y apresurada. [FD/FC]

 

12) REALISMO POLÍTICO Y UTOPÍA (Maquiavelo, Santo Tomás Moro, Campanella): plagada de elementos disolventes y pretotalitarios, esta filosofía del derecho y del Estado (asumida en su contexto histórico) bien puede considerarse uno de los más preclaros anticipos de las utopías despóticas del siglo XX. [FD]

 

 

 

Siglo XVII: hacia la demolición de la metafísica

 

 

Los más prácticos suelen identificar la destrucción de la metafísica con el sistema de Kant. Es no obstante en el siglo XVII cuando ésta aparece proyectada en todo su alcance. Siglo de infiltración por excelencia, el XVII vive en la contradicción de mantener en pie el edificio filosófico dinamitando sus cimientos sustentantes.

 

13) QUIETISMO (Molinos): esta herejía panteísta, devenida influyente doctrina, sostiene la posibilidad de alcanzar la paz religiosa interior sin necesidad de realizar prácticas religiosas. [FD]

 

14) RACIONALISMO (Ó CARTESIANISMO) (Descartes): es la doctrina que afirma la primacía de la razón, en oposición al empirismo. Metafísico-antimetafísico al tiempo, el católico Descartes fue el primer sistemático destructor de la metafísica, pero arrepentido acaso por las consecuencias de su método, decidió in extremis devolver a Dios su lugar prioritario. Así y todo, la semilla de la disolución ya había sido sembrada. [FD/FC]

 

15) MONISMO (Spinoza): doctrina panteísta según la cual sólo hay una realidad, la Substancia. [FD]

 

16) OCASIONALISMO (Malebranche): en un claro intento de contener la ruina que intuye se próxima, el P. Malebranche ofrece una consolatoria teoría que considera las causas naturales como ocasiones para que Dios manifieste su poder. [FC]

 

17) OPTIMISMO (Leibniz): la doctrina del último gran metafísico constructivo (según la cual el mundo goza de la mejor organización posible) adolecía en su núcleo interno de una tendencia sincretista disolvente, fiel reflejo de su vida, desarrollada entre el protestantismo y el catolicismo. [FD/FC]

 

18) JANSENISMO (Jansenio, Pascal): la doctrina de Jansenio y sus discípulos, que desarrolla el punto de vista de los agustinianos en contra de los molinistas, es uno de esos síntomas inquietantes de la autodemolición a la que se está asistiendo en Europa. [FD/FC]

 

19) EMPIRISMO (Hobbes, Locke, Hume): en oposición al racionalismo cartesiano, esta filosófia se basa en la experiencia como única fuente de conocimiento, lo que presupone que sólo la comprobación empírica nos asegurará del valor de una verdad. [FD]

 

20) REVOLUCIÓN CIENTÍFICA (Newton): la consumación de la concepción mecanicista del mundo tiene en Newton su gran apóstol. [FD/FC]

 

 

 

Siglo XVIII: el triunfo de la filosofía masónica

 

 

El siglo XVIII, “el menos filosófico de los siglos” al decir de algunos autores irreprochables, fue en cambio el más masónico de ellos; de estudiarse los siglos previos como una lenta y minuciosa preparación al XVIII, no nos cabrá la menor duda de que el proceso no fue ni mucho menos casual, sino que atendía a una lógica estructural y organizativa muy precisa, basada en el engarce secuencial de una serie de generaciones embebidas del odio a Cristo y a la Iglesia Católica. Por convención se asume el año de 1717 como el del nacimiento de la masonería tal y como hoy la conocemos, cuya primera logia especulativa es constituida el 24 de junio de dicho año en Londres.

 

21) MATERIALISMO (La Mettrie, Holbach): ruda doctrina según la cual toda realidad es la materia. [FD]

 

22) INMATERIALISMO (Berkeley): sofisticado intento del Obispo Berkelely por consolidar una teoría que niega la existencia de la materia. [FD/FC]

 

23) ILUSTACIÓN ALEMANA (Wolff, Baumgarten): esta corriente germana, capitaneada por Wolff, desarrolló un racionalismo dogmático harto influyente, al afirmar la absoluta relación de los fenómenos entre sí. [FD]

 

24) ILUSTRACIÓN FRANCESA (Ó ENCICLOPEDISMO) (Diderot, D’Alembert, Montesquieu, Voltaire, Rousseau, Helvétius): los colaboradores de la Enciclopedia de Diderot (1752 a 1772), esos supuestos defensores del racionalismo, marcaron el final de la autoridad de la Iglesia sobre el pensamiento filosófico, abonando el camino a la Revolución Francesa y al totalitarismo de Estado. Su fruto más perfeccionado fue la hoja de la guillotina. [FD]

 

25) SENSUALISMO (Condillac): otra doctrina burda, de nefastas consecuencias en el tiempo, que admite que todo conocimiento procede de las sensaciones. [FD]

 

26) ECONOMÍA POLÍTICA (Adam Smith, Condorcet): este grupo de autores (que al decir de algunos abordan “la cuestión de la economía política desde una perspectiva moderna”) ha sido una de las más nefastas creaciones del pensamiento filosófico-económico moderno, al afianzar con el liberalismo esclavista el imperio de la rapiña y la liquidación práctica de la libertad en nombre de la libertad, allanando de paso el camino al socialismo, al comunismo y demás aberraciones totalitarias. [FD]

 

27) CRITICISMO (Kant): la crítica de la facultad de conocer expuesta por el sepulturero de la metafísica, limitada al conocimiento relativo. El golpe definitivo a la filosofía perenne. [FD]

 

28) FRIDEÍSMO (Jacobi, Hemsterhuis): esta corriente hoy olvidada miraba a lo alto con cierta humildad, manifestando que el conocimiento nace realmente de un acto de fe, sentimental además. [FC]

 

29) MALTHUSIANISMO (Malthus): primer exponente de la moderna guerra contra la población y precursor de las técnicas de control demográfico del NOM, con una cierta “moral”, eso sí. [FD]

 

 

 

Siglo XIX: de la logia a la cátedra

 

 

Aupados y promocionados desde la sombra, los masones al fin han copado los principales puestos de poder, haciéndose con el monopolio del mundo de las ideas. Su filosofía ya ha salido del ámbito de las logias para tomar la Academia y proceder al cambio de paradigma intelectual ansiado. El siglo XIX meramente radicalizará (al tiempo que sutilizará) su filosofía del docto error propia del XVIII.

 

30) IDEALISMO ALEMÁN (Fichte, Schelling, Hegel): esta corriente alemana de la filosofía idealista, que opta por negar la existencia del mundo exterior reduciéndolo a las representaciones que nos hacemos de él, ha sido (por sus catastróficas consecuencias) uno de los virus más nocivos de los dos últimos siglos. Hegel, su retórica e ingeniosísima culminación, ofrece con la dialéctica una certera “solución” a los problemas del hombre moderno: obviar que los más de 100 millones de muertos provocados por el comunismo en el siglo XX tienen bastante que ver (indirectamente, claro) con él, sólo puede ser producto de la ceguera o del cinismo. [FD]

 

31) ESPIRITUALISMO (Maine de Biran, Laromiguière): una doctrina racionalista de contención, opuesta al devastador materialismo y según la cual el espíritu constituiría la sustancia de toda realidad. [FC]

 

32) FILOSOFÍA REFLEXIVA (Lachelier, Lagneau, Alain): añejo método de análisis reflexivo, que partiendo de los hechos psicológicos de la conciencia individual, pretende extraer de los mismos un sentido universal. [FD/FC]

 

33) PANENTEÍSMO (Krause, Röder): sistema masónico-deísta de pura cepa, que a diferencia del viejo panteísmo no identifica Dios y mundo, sino que decide afirmar la realidad del mundo como mundo-en-Dios (sostiene así la relativa trascendencia del G.·.A.·.D.·.U.·. [Gran Arquitecto del Universo] con respecto al mundo). [FD]

 

34) LIBERALISMO FRANCÉS (Constant, Tocqueville): una doctrina político-social, más que filosofía, que tomó forma en los siglos XVII y XVIII (Locke, Montesquieu, A. Smith), basada en la peregrina idea de los “derechos individuales” y de la “libertad de todos los hombres”; pese a la honradez de sus mayores exponentes (sobre todo Tocqueville), uno de los mayores camelos del siglo, de infausto éxito. [FD]

 

35) FRENOLOGISMO (Gall): brutal tendencia materialista que decía localizar en el cerebro “todas las facultades” (sic). [FD]

 

36) POSITIVISMO (Comte, Renan): nueva vuelta de tuerca a la filosofía masónica, progresivamente demoníaca y afectada; el conocimiento está basado en los hechos. El sumo sacerdote laicista Augusto Comte es el autor de un famoso Catecismo positivista bien esclarecedor de sus intenciones (masónico-luciferinas e iluministas) en la configuración de la religión univeral. [FD]

 

37) UTILITARISMO (Stuart Mill, Bentham): corriente característica del protestantismo degenerado, que considera que lo que puede proporcionar la mayor felicidad es lo útil. [FD]

 

38) NEOMALTHUSIANISMO (Place, Knowlton): recrudecimiento de las erradas teorías de Malthus, abriendo el camino a los anticonceptivos, el control de natalidad y la eugenesia; materialismo anticristiano, cuyas técnicas siguen bien vivas en el programa NOM. [FD]

 

39) EVOLUCIONISMO (Lamark, Darwin): credo de fe laicista según el cual las diferentes especies animales se transforman por la evolución; pese a su inconsistencia científica y fatal reduccionismo, el evolucionismo se imparte y estudia alegremente en nuestro depauperado tiempo como verdad científica. [FD]

 

40) SOCIALISMO UTÓPICO (Owen, Saint-Simon, Fourier): absurda patraña masónica, que sostiene la primacía del interés general sobre el privado. Sentó las bases del satanismo marxista. [FD]

 

41) TRADICIONALISMO (Lamennais, De Bonald, De Maistre, Donoso Cortés): vigoroso intento de salvar lo poco que quedaba en pie, esta corriente de pensamiento hace hincapié en los valores positivos de la tradición, con resultados imponentes; surgida en Francia, se opuso en el plano cultural a la Ilustración. [FC]

 

42) ONTOLOGISMO (Rosmini): otro intento de contención, significa una concepción filosófica en la que el conocimiento de la verdad aparece situado en la intuición directa de Dios. [FC]

 

43) NEO-ESCOLASTICISMO (Roselli, Zamboni, Ortí y Lara, C. González): importante revitalización de la escolástica en la Europa decimonónica, con cierta continuidad en el siglo XX (Gilson, Pieper, etc.). Bebe especialmente de las fuentes del tomismo, bajo una iluminación diferente. [FC]

 

44) KRAUSISMO (Sanz del Río, Giner de los Ríos): secta (antes que movimiento) dedicada al estudio y difusión de las ideas del masón Krause en España, o de cómo los librepensadores se hicieron temporalmente con el control de las instituciones educativas de España. [FD]

 

45) ANARQUISMO (Bakunin, Kropotkin, Proudhon): una de las muchas escisiones de la filosofía masónica, el anarquismo (al menos sobre el papel) sería una teoría política que propone/dispone formas de organización social en las que, sorprendentemente, no existan estructuras de poder que limiten la libertad de las personas. [FD]

 

46) MATERIALISMO HISTÓRICO (Ó MARXISTA) (Engels, Marx): tras este término (aplicado por Engels a las teorías de su amigo Marx para explicar los fenómenos materiales como resultado de un proceso) no late sino el más notable producto epigonal de la dialéctica hegeliana. Aunque es una aberración inasimilable, los defensores y panegiristas de esta ideosofía son legión. [FD]

 

 

 

47) REALISMO (HERBARTIANISMO) (Herbart, Allihn): un pequeño oasis en el desierto, una afirmación “a la altura de los tiempos” de la existencia real de las cosas, con independencia del sujeto que las conoce. [FC]

 

48) EXISTENCIALISMO (PRECURSOR) (Kierkegaard): filósofo inclasificable y señero precursor del existencialismo del siglo XX, Kierkegaard es algo más que un referente de nuestro tiempo: es el grito desesperado del sujeto de carne y hueso por salir de sí mismo buscando respuestas a las grandes preguntas cercenadas por los enemigos de la Verdad. [FD/FC]

 

49) PESIMISMO (Schopenhauer, E. Hartmann): filosofía según la cual el mal del mundo triunfa implacablemente sobre el bien; los influjos orientales en Schopenahuer marcarán época, anticipando futuras corrientes. [FD]

 

50) ECLECTICISMO (Cousin, Jouffroy): un método burgués típico, consistente en agrupar varias tesis, fusionándolas en un método único; esta tendencia es hija de un contexto saturado de filosofías a cual más insatisfactoria y sesgada. [FD/FC]

 

51) VITALISMO (Nietzsche): la complejidad paradojal del pensamiento nietzscheano excede con mucho una ínfima síntesis; así y todo, su anti-sistema ofrece soluciones de contención en medio de un gran desierto en disolución. [FD/FC]

 

52) MOVIMIENTO DE OXFORD (Newman, Martineau): una de las últimas reacciones católicas contra el espíritu de la Ilustración, más dominante que nunca; el Cardenal Newman dijo aquello de “Creer significa ser capaz de soportar la duda”. [FC]

 

53) ESCUELA DE LOVAINA (Mercier, Wulf): psicología moderna en clave escolástico-cristiana, noble reacción contra las nuevas tendencias destinadas a destruir la mente humana. [FC]

 

54) MODERNISMO CATÓLICO (Loisy, Le Roy, Blondel, Tyrrell): la filosofía masónica al fin infiltrada en el corazón de la filosofía católica: aplicación de los principios filosóficos de Hegel a la filosofía perenne, con subrayados constantes en las cuestiones de la evolución y la vida. [FD]

 

55) NEOIDEALISMO INGLÉS (Coleridge, Carlyle): metafísica espiritualista e idealismo práctico aunados por la afluencia del pensamiento alemán en las islas, desde 1860 hasta su apogeo de 1900. [FD]

 

 

 

Siglos XX y XXI: el hundimiento

 

 

Mera prolongación del siglo XIX, los siglos XX y XXI multiplican exponencialmente las tendencias, corrientes, movimientos, sectas y escuelas, confundiendo el pensamiento en un laberinto de filosofías del error estériles y efímeras. Supone por otra parte la consolidación definitiva del relativismo filosófico, hundiendo para siempre la filosofía perenne, proscrita a las catacumbas.

 

56) NEOKANTISMO (Cohen, Natorp, Cassirer, Lask): este movimiento filosófico surgido en Alemania (entre 1860 y 1914) supuso uno de los escasos acontecimientos filosóficos sólidos de su tiempo, en su afán por resignificar el legado kantiano; agrupó numerosas escuelas, especialmente la de Marburgo (escuela lógica) y la de Baden (escuela axiológica). [FD/FC]

 

57) CRÍTICA DE LA CIENCIA (Poincaré, G. Milhaud): autorreflexión sobre el procedimiento de la ciencia. [FD]

 

58) NEOHEGELIANISMO ITALIANO (Croce, Gentile): intento moderado de retorno a Hegel, desarrollado en Italia en respuesta al positivismo. [FD]

 

59) HISTORICISMO (Dilthey, Spengler, Simmel, Meinecke, Troeltsch): dirección antitética del naturalismo, que hace posible el conocer histórico, ocupándose de la “autocomprensión” que el espíritu, en cuanto manifestándose en el tiempo, puede tener de sí mismo. [FD/FC]

 

60) INTUICIONISMO (Bergson): teoría basada en la intuición para el conocimiento; plagado de ambigüedades, el pensamiento de Bergson, a la sazón Premio Nobel de Literatura, ha tenido un enorme influjo entre los nuevos “católicos”. [FD]

 

61) RACIOVITALISMO (Ortega y Gasset): filosofía definitiva de Ortega y Gasset, la más importante aportación de España al panorama filosófico internacional. [FD/FC]

 

62) FILOSOFÍA ESPAÑOLA DEL S. XX (Unamuno, Zubiri, García Morente, D’Ors, Zambrano): tras los pasos de Ortega, un conjunto de pensadores españoles iban a revigorizan la filosofía española tras la relativa postración de los tiempos previos; de carácter independiente, combina filosofía y literatura con resultados discutibles. [FD/FC]

 

63) FENEMENOLOGÍA (Husserl, Scheler, N. Hartmann, Fink): definido como un método para aprehender las esencias a través de la experiencia, supone una prolongación más (realizada con gran virtuosismo) de la deriva subjetivista culminada el siglo previo. [FD]

 

64) EXISTENCIALISMO (Jaspers, Heidegger, Sartre, Camus, Marcel, Abagnano): doctrina polimorfa fundada en la existencia del hombre y en el compromiso de éste para con la sociedad en la que vive; entre sus diversas tendencias, monopoliza sin duda el existencialismo ateo de Sartre y Camus, un antihumanismo en toda regla, caldo de cultivo inequívoco de eventos de diseño tales como el Mayo de 1968 francés. [FD/FC]

 

65) NEOMODERNISMO CATÓLICO (Teilhard de Chardin, Rahner): tiro de gracia de la filosofía masónica a la filosofía católica previamente infiltrada de modernismo; puede resumirse como convergencia del modernismo católico (condenado por San Pío X) con el panteísmo y la teoría de la evolución de las especies, sazonado todo ello de emolientes hegelianos y demás condimentos. [FD]

 

66) NEOTOMISMO (Maritain): regreso a las fuentes del Aquinate; una reivindicación de lo concreto y de la intuición en tiempos de oscuridad. [FC]

 

67) PERSONALISMO (Mounier, Renouvier): la doctrina de la primacía de la persona sobre los intereses del Sistema (Estado, instituciones, economía, etc.). [FC]

 

68) PSICOANÁLISIS (Ó ESCUELA PSICOANALÍTICA) (Freud, Jung, Rank): seudométodo de análisis de la personalidad, indicado en el tratamiento de los trastornos mentales y las neurosis de origen exclusivamente psicológico. [FD]

 

69) BEHAVIORISMO (Watson): sistematización de la psicología del comportamiento, una herramienta clave del NOM en su apliación del control social. [FD]

 

70) SOCIOLOGÍA (Durkheim, Weber): aunque la sociología sólo es una pseudociencia (como la psicología), su dimensión filosófica es patente: abordando el supuesto estudio de las “relaciones humanas” en el espacio de los “grupos sociales” y de sus relaciones, el hombre pasa a ser observado casi en el plano zoológico. [FD]

 

71) PRAGMATISMO (James, Dewey): la filosofía yankee se abre camino en la Academia: el criterio de la verdad es la actividad y el éxito. [FD]

 

72) NEORREALISMO INGLÉS (Moore, Alexander, Whitehead): preocupación por el saber científico en orden teórico (matemático, físico, biológico y lógico) y, en menor medida, práctico (ético, metafísico y religioso). [FD/FC]

 

73) POSITIVISMO LÓGICO (Frege, Russell, Carnap, Wittgenstein, Popper: denominación de la filosofía del análisis lingüístico; el cenáculo, muy abierto, acoge a figuras tan prominentes como Frege y Wittgenstein, junto a otras vinculadas al cuerpo doctrinal del NOM: Russell y Popper, especialmente. [FD/FC]

 

74) NIHILISMO (Stirner, Cioran, Caraco): esta teoría, aparecida en Rusia en el siglo XIX y devenida doctrina política (Dobroliúbov, Písarev), pronto se degradará con la marea democrática del siglo XX, pasando a ser una opinión de que la verdad, los valores y el orden social no son nada, puesto que se descomponen en simples nadas. El nihilismo es una de las ideosofías fuertes del siglo XXI: toda una generación está siendo “educada” en sus consignas, que participan del empeño destructor del NOM nihilista, legitimador del abortismo, la eutanasia, la drogadicción, la pedofilia, etc. [FD]

 

75) REALISMO SOCIALISTA (Stalin): teoría estética clave para el NOM, según la cual el arte es una “forma de conciencia social”, un método de educación. Aunque se opone al formalismo, su objetivo principal es vehicular un único modelo estético (cuanto más pobre y simplificado mejor) que cosifique la percepción de los sujetos. [FD]

 

 

 

 

76) MARXISMO CIENTÍFICO (Gramsci, Althusser, Lukács): relativismo histórico de garrafa, fundado en la praxis social como realidad fundamental, aquejado de una retórica sobredimensionada; Gramsci, el más infausto de sus miembros, devino padre de la corrección política, cuyas tácticas serían perfeccionadas por la Escuela de Frankfurt. [FD]

 

77) ESCUELA DE FRANKFURT (Horkheimer, Adorno, Marcuse, Habermas): llamada así porque su sede era el Instituto de Investigación Social de Frankfurt (un primo muy cercano a Tavistock); desarrolló una teoría crítica de la sociedad de poderosa influencia que no ha cesado de lesionar y destruir los principios de solidaridad básicos del Occidente. [FD]

 

78) TEOLOGÍA POLÍTICA (Schmitt, Löwith, Leo Strauss): se trata de una valoración del esquema amigo-enemigo, sobre la atenta lectura de los clásicos y el análisis de los fundamentos jurídicos del Estado y la democracia. [FC]

 

79) HERMENEÚTICA (Gadamer, Ricoeur, Bultmann): resulta difícil juzgar la hermeneútica, en cuanto esta “tarea encaminada a desvelar los misterios de la comprensión de un sentido compartido inmerso en el diálogo, los textos y la historia” ofrece múltiples perspectivas revisionistas todavía inexploradas. [FD/FC]

 

80) ESTRUCTURALISMO (Lévi-Strauss, Foucault, Lacan): común a algunas ciencias humanas, este método toma “el hecho humano” como una totalidad, por lo que sus elementos sólo tienen sentido si están relacionados. [FD]

 

81) EMERGENTISMO (Searle): rizando el rizo del materialismo decimonónico, esta teoría monista acerca de la relación entre la mente y el cuerpo regresa sobre los fueros del frenologismo de Gall al focalizar su centro de estudios en el cerebro. [FD]

 

82) DECONSTRUCCIÓN (Derrida): pensamiento crítico negativo pro-NOM contra el racionalismo occidental, que pretende con suma petulancia una búsqueda que lleve a “los límites de la filosofía” (sic). [FD]

 

83) POSTMODERNIDAD (Lyotard, Deleuze, Vattimo, Baudrillard, Eco, Bauman): hibridación de tendencias identificadas con la necesidad de inventar “nuevos conceptos y categorías” para explicar la planificada transformación/destrucción espiritual de las sociedades occidentales a finales de siglo. [FD]

 

84) TEORÍA DE LOS MEDIOS (McLuhan, Flusser, Virilio): una filosofía del NOM perfectamente constituida en torno a los medios (de comunicación de masas); el medio es el mensaje. [FD]

 

85) IDEOLOGÍA DE GÉNERO (Millet, Firestone, Greer, Mead, Butler): instrumento utilísimo del NOM para destruir la familia tradicional y así consolidar el control demográfico mediante la denominada “perspectiva de género”; la “lucha de clases” del marxismo muta así en “lucha de sexos”. [FD]

 

 

 

 

86) COMUNITARISMO (Taylor, MacIntyre, Sandel): esta corriente de pensamiento (enfrentada al liberalismo) supone un soplo de aire fresco en mitad del gran erial postmoderno; al criticar la concepción de la persona propia del liberalismo (el sujeto desarraigado globalista-NOM), afirma la problemática de la identidad, pues es un hecho que como personas nos encontramos inevitablemente marcados por nuestra pertenencia a una comunidad específica. [FC]

 

 

José Antonio Bielsa Arbiol en exclusiva para La Tribuna de España

Comenta esta noticia