Martes, 21 Mayo 2019

¿Fraude en las Generales del 28A, dispuesto a repetirse en las Municipales, Autonómicas y Europeas?

PUBLICADO EL Martes, 14 Mayo 2019 07:12 Escrito por
Pucherazo Pucherazo

 

Desde La Tribuna de España, el Periodismo disidente por antonomasia, se ha denunciado el timo de las Generales y se advierte del proceso alterado de selección democrática. Andan Maldito Bulo y Newtral, los vigilantes goebbelianos a propósito de los oscuros tiempos del sanchismo, que no dan abasto para combatir las argumentaciones que demuestran por doquier en las redes sociales un fraude electoral de las Generales del 28 A.

En la España aparentemente democrática la desmemoria y la ignorancia se reparten proporcionalmente la causa de las desdichas y las crisis sociopolíticas y económicas que se repiten en un ciclo inacabable de irresponsabilidad histórica. Una carencia de responsabilidad en cuanto a una masa electoral fácilmente influenciable, de mínima inteligencia deductiva y falta de coherencia cuando no desconocedora del más elemental sentido común. Con esas fisuras cuenta la izquierda que se adelanta a los acontecimientos de los drásticos cambios, provocando situaciones extremas que son susceptibles de transformar, mediante grotesca pero disimulada manipulación demagógica, el devenir de legislaturas que cambian decisivamente la mentalidad ideológica del país. Así sucedió con el rastrero oportunismo por la matanza del 11-M que sentó las bases radicales, inoculadas como un tóxico bálsamo de revanchismo a medida de la idiocia de los pobres de espíritu, con el liderazgo del mayor estulto de la política socialista que fue Zapatero, antes de que le adelantara en eficacia de juego sucio el mayor fullero de la política en general que es por deméritos propios Pedro Sánchez.

Como fue antes sorpresivamente la introducción del extremismo que escoró el equilibrio democrático para convertir la España constitucional en un nido de facherío y fascismo-es la consigna para denominar a cuantos no comulgan con este ardid de suciedad ventajista-, los trileros izquierdistas se han convertido en el referente de la mesura juzgando todo lo demás de extremo; de extrema derecha que siempre es una denominación efectista para movilizar la ignara murga con la cantinela del no pasarán. Anatemizar es el pretexto perfecto para atacar al contendiente político. Nada que no se supiera ateniéndonos a una diligente y veraz memoria histórica que es contraposición documentada a las falacias del buenismo frentepopulista que provocó, tanto iba el cántaro a la fuente con golpes de Estado contra la II República incluidos, la Guerra Civil española, con la mitad de la población obligada a defenderse frente al exterminio estalinista. Siendo estos los avatares de la Historia antes amnistiada en 1975, pareciera que las manipulaciones de entonces-“fraude localizado” 1936- se impusieran incluso con fraude electoral tal cual se sospecha con la celebración de unas aparentes Elecciones Generales cuyos resultados, previa y demostradamente postulados por los sótanos monclovitas, han pasado por correctos ante la estupidez y los complejos políticos de un centro derecha  absolutamente deprimente, salvo honrosas como escasas excepciones.

Con Sánchez legitimado por engaño electoral, según millones de ciudadanos, se otean en el horizonte tempestades con visos de cataclismo, observados los antecedentes tramposos de quien fue y es usurpador presidencial para muchos. Si nos atenemos a los razonamientos de la lógica que permiten deducir los preparativos que condicionaron los resultados alterados de las elecciones del 26 de abril, pueden repetirse con el mismo modus operandi en los próximos comicios. Aseguran que las garantías electorales son inexistentes en manos del aparato ideológico del PSOE. Son muchos los ciudadanos que van sumando las sospechas de esa urdimbre antidemocrática, desplegada en una España constitucional acostumbrada a tragarse el anzuelo oscurantista de la estafa política que peculiarmente siempre ha protagonizado el socialismo desde los tiempos de la instauración de la democracia. Las formas fueron distintas para engañar al pueblo dócil de frágil memoria, salvo que se la bombardeen con sectarias leyes de revanchismo, ya sea con el oscuro pasaje del intento de Golpe de Estado del 23F; la expropiación delictiva de Rumasa que costó un billón de las antiguas pesetas a los españoles; la masacre del 11-M aprovechada sin entrañas por el socialismo, incluido el asesinato del concejal Isaías Carrasco para prolongar la nefasta andadura del miserable de las cejas diabólicamente enarcadas…Si las formas son imaginativamente maliciosas, el fondo es el mismo, ahora con este Sánchez de cuya fama de traidor y tramposo inexplicablemente no han dado cuenta los electores de las Generales del 2019.

Con gato encerrado que se encarga de esconder el despliegue censor-Maldito Bulo, Newtral- creado ad hoc para imponer las supuestas verdades con el propósito de silenciar la disidencia contra los engaños estatales, se han colado unas Elecciones Generales auspiciadas por los antecedentes de fraude que ya evidenciaba Pedro Sánchez en lo que puede considerarse la mayor ofensiva contra la democracia, con una programación coordinada de masiva fullería que puede repetirse en las próximas Municipales, Autonómicas y Europeas.

Ignoro de cuánto tiempo necesitará la Historia objetiva para analizar con la perspectiva crítica y objetiva los muchos perjuicios que ha causado con todo disimulo el PSOE que siempre ha soliviantado la convivencia social desde 1981 hasta nuestros días, mediante el uso arribista del 23 F, el atentado brutal del 11-M y el fraude electoral del 26A, con el historial vergonzoso del secuestro de la soberanía nacional que antes practicó-sin menor atisbo de decencia personal siendo contagioso al grupúsculo que secundó semejante infamia sin dignidad-el usurpador eterno Sánchez.

Hasta el último cabello de su cabeza-de Pedro Sánchez-está contado en el Cielo, parafraseando a Jesucristo, del mismo modo que reconocida la calva del oscuro Alfredo Pérez Rubalcaba por cuyas obras, así lo entierren con honores de Estado, no es previsible que vaya a descansar en Paz.

Del químico hay mucho que decir en contraposición con los desmerecidos ditirambos que ha recibido. La muerte repentina no exonera al personaje Rubalcaba de sus muchos exabruptos morales y actos desconocidos públicamente que han escrito con tragedia las páginas del horror modificadas por otros, para representarlas como hitos de evolución política e institucional. Cortados por el mismo patrón de características turíferas, millones de españoles reconocen el oscurantismo de quien se fue y también de quien se queda con fraude electoral. El alma de Pedro Sánchez según sus actos no vale una mierda, con perdón, pero ha conseguido que sus diabólicas trampas parezcan logros democráticos y muy seguramente las últimas medidas que ha tomado por Decreto Ley para garantizar, paradójicamente, la limpieza del proceso electoral, busquen apoltronarlo sine die con una democracia envenenada, sin resistencia y anulada la voluntad de las urnas frente a un proyecto bolivariano ya pactado con los podemitas. 

El teatrero ridículo del farsante frente al ataúd de Rubalcaba, mediando para calmar al encorajinado que lanzó octavillas dando la nota pública en el escenario del engaño, fue el mejor homenaje que pudo rendir el tramposo de La Moncloa. Desgraciadamente, el mismo escenario de farsa electoral que se puede esperar con el país callado ante la evidencia matemática y demás del conteo en las Generales. Si lo llega saber Pedro Sánchez, mata antes a disgustos al antes desplazado barón socialista que en el colmo de las burlas, una vez muerto,  ahora es tan considerado. Lo cierto es que ni Alfredo Pérez Rubalcaba tuvo tanta imaginación para engañar miserablemente a esta España temporalmente condenada por no saber ni querer defenderse de tanto juego sucio que seguramente volverá a manifestarse el 26 de mayo.

 

Comenta esta noticia