Jueves, 27 Junio 2019

Evitar la hemorragia

PUBLICADO EL Sábado, 22 Diciembre 2018 12:26 Escrito por Fe fustrada
Crear una españa grande: una Hispanoamérica de las provincias Crear una españa grande: una Hispanoamérica de las provincias

El carnaval puede estar prohibido, pero se inventó, por lo que era más probable que regresara.

Si algún día hubo rey es probable que también regrese, aunque su dinastía haya sido quebrada. Véase Napoleón.

El avanzar en el tiempo sin reflexionar o sin cumplir con nuestra función como defensores de la patria, hace que quienes han trazado planes a corto o largo plazo dejen cicatrices perpetuas en nuestra sociedad.

Cuanto creo comunidades autónomas políticamente independientes como Madrid, Murcia, Cantabria, Andalucía, etc. estoy creando un referente histórico cicatrizante permanente en nuestra cultura común. El presidente se convierte en monarca y a saber...

La única forma posible de difuminación es siendo culturalmente invadidas por “comunidades” vecinas, pero..., no nos engañemos. En el futuro, siempre habrá alguien que reivindique esa antigua historia para independizarse por propio interés. Por ello dije “difuminación”.

Nuestra patria por nuestra estupidez está hiriéndose. No podemos permitir que de tanta herida se desangre.

¿Quién puede hacer desaparecer la cámara alta perpetuamente? ¿Quién puede hacer desaparecer las comisiones en los escaños, y desde la transición, los sueldos? ¿Quién para siempre hace desaparecer los partidos?

Cada vez perdemos más sangre. Olvidamos la democracia orgánica cuando nos afirman que no existe otra forma mejor de gobierno, nadie quiere dar marcha atrás. Renunciar a prebendas.

Todo cambio constitucional no debe abrir más heridas y las propias cubrirlas y cicatrizarlas. Presiento lo hará.

La creación de la España del siglo XV gracias a la fuerte corona con visión de futuro generó algo más grande cosiendo heridas. Una única gran venda. Se preguntarán... ¿Hoy? ¿Fomenta el separatismo?

Creo que la única cura ha de ser semeja a aquella, sin provocar más hemorragias.

Hoy hay que generar una España más grande; diría, una Hispanoamérica de las provincias, como en la época. Y al igual que la infringieron heridas con leyendas negras cicatrizarlas con lo acontecido y provocado por el mundo anglosajón y su manejo de "esos libertadores pertenecientes a sociedades discretas". Que se divulgue más si cabe, por América y Europa. Que lo asimilen como propio los anglosajones en su absurdo orgullo. Hagámoslos ver como lo que fueron traidores, y no como héroes. Resucitemos a éstos muertos.

 

Comenta esta noticia