Sábado, 24 Agosto 2019

En España la gente se suicida por falta de ayudas: "La Oratava, Tenerife: reflejo de la España suicidada"

PUBLICADO EL Jueves, 18 Julio 2019 07:44 Escrito por
En España la gente se suicida por falta de ayudas En España la gente se suicida por falta de ayudas

 

 Más de trescientas exterminaciones personales al mes se silencian en una España desesperada que ignora sus tragedias. Modos de poner fin a todo hay muchos. Unos eligen irse solos o acompañados de seres queridos en un acto de misericordia que ahorre sufrimientos,  en tanto otros intentaron el suicidio ante las urnas votando Podemos o refrendando la bastardía de este gobierno socialista impuesto por la trampa y la estafa de Pedro Sánchez.

Por 1 euro al mes (menos de lo que cuesta un café) puedes ayudarnos a seguir haciendo este periodismo que quieren callar.

Sólo tienes que darte de alta en este enlace

https://www.teaming.net/porlalibertaddeprensa-mujeresdelatribunadeespana-

 

La Oratava, Tenerife: reflejo de la España suicidad

 

Se  cumple un  año de la tragedia que nos conmocionó con luctuosa sorpresa. La Orotava, Tenerife, era reflejo de un drama generalizado en nuestro país falto de valores que merma la fortaleza del ser incluso en los más jóvenes, tal y como puntualizaba ayer La Tribuna de España. Un militar condecorado por acciones contra los talibanes en Afganistán, se ahorcaba y su mujer y dos niñas, hasta el perro de la familia, le acompañaban en el viaje de la muerte. Dejó una nota con reproches a quienes no los habían ayudado. Verdugos de Satanás impuestos sin derecho a voto secuestrando la soberanía nacional para luego trampear las elecciones con un pucherazo electrónico siglo XXI, marcan la agenda de futuros desesperados. Cuánto destrozo queda por comprobar.

Pedro Sánchez  entonces representaba un gobierno de muertos: zombis de la democracia asaltada que todavía pretenden arreglar el problema de las pensiones devorando a la ciudadanía.

A la imposición de la eutanasia, el aborto sin control y otras medidas totalitaristas de la bastarda progresía que gobernaba sin pasar por las urnas, habrá que sumar el añadido de la ola de suicidios que se incrementarán estos años. La calidad de vida moral, psíquica, económica y familiar de nuestro país ha empeorado gracias a la clase política inmunda que lo ha corrompido todo. El mundo también es un inmenso lodazal de injusticia y desequilibrios radicales.

Con expectativas cada vez más oscuras, muchos se plantearán dejar este valle de lágrimas cuajado de desalmados sin límites. Todos conocemos a alguien que decidió marchar por no soportar la existencia y nadie puede culparlo por tomar una decisión personal e intransferible además de, no nos engañemos, valiente. Por otro lado, no deja de ser atrayente la idea de escapar de  los parásitos que explotan a los ciudadanos, desde gobiernos infectos como el de Pedro Sánchez y la patulea de sectarios que han tomado con trampas las riendas del país.

Existe una España de miles de tragedias no publicitadas, silenciadas no sea que cunda el ejemplo,  sin salir de nuestras fronteras: más de trescientas personas se suicidan al mes en España. Desde que el ilegítimo Pedro Sánchez ocupara La Moncloa era de prever que se multiplicaran las incidencias. Subir los impuestos para no llegar a fin de mes será una razón de ansiedad para muchas familias.

Más de trescientas exterminaciones personales al mes se silencian en una España desesperada que ignora sus tragedias. Modos de poner fin a todo hay muchos. Unos eligen irse solos o acompañados de seres queridos en un acto de misericordia que ahorre sufrimientos,  en tanto otros intentaron el suicidio ante las urnas votando Podemos o refrendando la bastardía de este gobierno socialista impuesto por la trampa y la estafa de Pedro Sánchez.

A pesar de las advertencias venezolanas de crimen, ruina y aniquilación, esta lacra busca perpetuarse por el apoyo de inteligencias menoscabadas y dañinas que además esperan un beneficio de ascensión al paraíso. Porque en nuestra democracia imperfecta existen papeletas que funcionan como instrumentos de terroristas inmolados, cientos de miles de autodestructivos engañados buscan ya el suicidio colectivo de un país, en tanto otros tantos millones lo están permitiendo. Si no se remedia, potenciales, futuros suicidas todos.

El CIS de Tezanos augurará, a capricho del fullero Sánchez,  un programa de reconversión con el suicidio asistido como la eutanasia. Basta que siga adelante el programa de estos tahúres, maestros del mísero engaño político,  que negocian la vida de los contribuyentes como si fuesen peones a los que explotar sin límite… o el que imponga el aguante moral de tantos desesperados sin esperanza.

La Oratava solo fue la punta del iceberg de una masacre silenciada y en ascenso.

Comenta esta noticia