Lunes, 17 Junio 2019

Elecciones, “joseantonianos y falangistas”

PUBLICADO EL Lunes, 20 Mayo 2019 22:26 Escrito por
Ortega Smith fue falangista y ahora lo esconde Ortega Smith fue falangista y ahora lo esconde

 

 

Siempre ha sido frecuente –ahora tal vez más, aún- que gentes de la política, de uno u otro signo, se refieran a José Antonio (Primo de Rivera, claro) como un personaje trascendente, admirado y respetado de la historia española del siglo XX. Incluso estos días preelectorales, e señor Ortega Smith, candidato de VOX ha recibido “cañas y laureles” por su admitida admiración… y por laudatorios escritos previos.

 Y no es una excepción.

Políticos de la derecha, de la izquierda, y de la extrema izquierda han mostrado –incluso desde el enfrentamiento- el respeto y admiración ante ese “Doncel de Sigüenza del siglo XX”, que continúa “estudiando y peleando” al frente de nosotros, los ”insasequibles al desaliento”.

Todos los años, gentes que votan “a derecha o a izquierda” releen esa ”poesía que promete”, esas esperanzas en fundir “cosas” de derechas y de izquierdas que han movilizado –movilizan- jóvenes de todas las edades.

En las próximas elecciones, a esos ”jóvenes” les va a costar mucho encontrar a José Antonio entre las papeletas multicolores. Se verán obligados-tal vez- a votar “lo menos malo”, triste manera de ejercer un derecho, de cumplir un deber.

Pero ser joseantoniano, como ser hegelilano, como ser rousoliano es una declaración formal, poco vinculante, un tanto estética, en la que unos y otros pretenden justificar su inacción -aludiendo a la supuesta esterilidad de esfuerzos inútiles- como los de aquel niño del Evangelio empeñado en vaciar el mar con un cubo… (y nadie sabrá jamás qué había pasado de perseverar).              

Y así, como el niño, con un cubito de playa agujereado, estamos los falangistas que quedamos; muchos sin encontrar la Falange a la que servir; la Falange que -parafraseando a Santo Domingo de Guzmán- “no pueda morir”. Porque no puede morir el afán de servir simultáneamente, a la Patria,al Pan y a la Justicia.

¡Ah! y también somos -fervorosamente-joseantonianos.

Carlos León Roch

Ad Utrunque Paratus

Comenta esta noticia