Lunes, 22 Julio 2019

El Papa Francisco defiende el aborto

PUBLICADO EL Miércoles, 12 Diciembre 2018 11:54 Escrito por
El Papa Francisco defiende el aborto El Papa Francisco defiende el aborto

El Papa Francisco defiende el aborto. No es una afirmación mía, ni una noticia de La Tribuna de España. Lo publica una web tan poco sospechosa de anticlericalismo como Infovaticana, y firma la noticia el más que solvente Carlos Esteban.

La noticia titulada "El Vaticano apoya un Pacto Global que preveé libre acceso al aborto" fue publicada por Infovaticana el pasado 9 de ciciembre y dice textualmente: "El Vaticano ha declarado su apoyo entusiasta al Global Compact elaborado por la ONU, que convierte la libre migración en un ‘derecho fundamental’, como no podía ser menos visto el entusiasmo inmigracionista de la moderna jerarquía. El problema es que el pacto internacional prevé garantizar ‘derechos reproductivos’ y acceso libre al aborto y recoge numerosos puntos de la agenda LGBT".

Lo bien cierto es que -cada vez más- miro hacia dentro de esta Iglesia a la que pertenezco (o, mejor dicho, miro hacia arriba, hacia el mismísimo heredero de San Pedro al frente de la Obra de Cristo) y no me reconozco en este catolicismo.

 

 

Saben bien los lectores de La Tribuna de España que este periodista, que tiene el honor de dirigir el humilde grupo de comunicacion en que estamos convirtiendo el GRUPO Tribuna de España (un modesto grupo de periodismo alternativo y disidente que ya dispone de La Tribuna de España, La Tribuna de Cartagena, La Tribuna de Extremadura y La Tribuna de España Radio -y al que en breve sumaremos tres nuevos periódicos digitales más en otros tantos puntos de esta vieja Piel de Toro-), no se caracteriza, precisamente, por morderse la lengua.

Pues bien, ni imaginan la de veces que he de morderme la lengua por no atacar directamente a la jerarquía de una Iglesia a la que pertenezco.

Pero existen ocasiones -como esta- en la que la conciencia debe imperar sobre ningún sentido de prudencia o autocensura para no atacar la Obra de Cristo en la tierra, en la que creo y a la que pertenezco de manera activa.

Con motivo del vergonzoso posicionamiento de la Iglesia catalana en relación al Golpe de Estado en la región de Cataluña y de con la complicidad ambigua que mantuvo la Conferencia Episcopal Española a ese respecto) pregunté a mi amigo, guía espiritual (a pesar de la distancia física) y confesor, Luis Miguel Villegas, qué debía hacer cuando entendía que debía criticar a la Iglesia.

Y Villegas, atípico sacerdote franciscano (a quien sus viejos amigos -de mucho antes de que se entregara al sacerdocio- llamamos "El Páter"), un cura intelectual fecundo, comprometido con la doctrina social de la Iglesia como pocos, escritor extraordinario, sacerdote valiente -como tan difícil resulta encontrar en esta Iglesia de pastores "buenistas"-... y "con más cojones que el Caballo de Espartero", me dijo: "Josele, es mucho el poder de construcción y de destrucción que tienes al frente de un medio de comunicación. Reflexiona, pide a Dios que te ilumine y actúa conforme a tu conciencia".

Y eso es lo que hago cada mañana; por las exigencias de esta profesión, madrugo mucho; a las 6 de la mañana hora española (estoy exiliado, ahora en Portugal, donde es una hora menos, como en Canarias) ya tienes que estar sentado ante el ordenador, viendo últimas noticias y preparando la edición de La Tribuna de España -que iniciamos a las 8.00 de la mañana con la emisión del programa de noticias alternativas AltNews a través de La Tribuna de España Radio). Por eso me llevanto a las 4.30 hora local. Y dedico mi primera hora del día al espíritu, a mis oraciones y a la meditación -que también practico porque si no sería muy difícil soportar este ritmo de vida-; pues bien, todos los días pido al Señor que me ilumine para tomar las decisiones acertadas, que nada de lo que haga sea para satisfacción de mi propia vanidad sino como servicio comprometido a los demás, y que mi trabajo sea acorde con los principios y valores de nuestra línea editorial, una línea editorial que emana del pensamiento humanista cristiano, que se declara patriota sin ningún tipo de complejos y que defiende la justicia social y, de manera muy especial, la defensa de los más desprotegidos.

Así que -según mi conciencia, tal y como me recomendaba "El Páter"- no puedo permanecer callado ante este verdadero escándalo que supone la complicidad de la Jerarquía católica (y más concretamente del Santo Padre) con la firma de un Pacto Global que (además de otras muchas atrocidades) consagra el derecho al aborto.

Con una demagogia típica de los jesuitas (orden a la que pertenece el papa Francisco), El Vaticano dice un sí al Pacto Global con matices; firma ese diabólico Plan Global y se queda tan tranquilo, justificándose en que han presentado sus reservas y comentarios” sobre las secciones del Pacto Global que hablan de los “servicios de salud reproductiva y sexual”, y donde se incluye el derecho y la facilitación al aborto.

¿Qué coño es eso de presentar "reservas y comentarios", para acabar estampando la firma ¡ojo, la firma en nombre de Dios, la rúbrica de quien representa a Jesús en la tierra! en un Pacto Global que reconoce y facilita el aborto?

Lo que hace El Vaticano ¡con el Papa Francisco al frente! es lo mismo que hizo Poncio Pilatos: "lavarse las manos" mientras traiciona el mensaje de Cristo y nos abandonan a los millones de cristianos que, en todo el mundo, andamos partiéndonos la cara por defender "el derecho a la vida".

Cada vez es mayor la distancia entre la Santa Sede (que tiene mucho de sede pero muy poco de Santa) y los católicos de todo el mundo.

Cada vez es mayor la influencia de los colectivos LGTBI y de la ideología de género, en el grupo de asesores más próximos a Jorge Mario Bergoglio, unos asesores entre los que no faltan masones y miembros del Club Bilderberg. 

Cada vez es mayor la distancia entre El Vaticano y el mensaje de Jesucristo.

Indignado con MI Iglesia

Defraudado con MI Papa.

Hasta la mismísima masa testicular de estos "hipócritas y fariseos" que rodean al Santo Padre.

Con esta jerarquía católica, ¡que Dios nos coja confesados!

 

Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desperta Ferro: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia