Lunes, 22 Julio 2019

No nos dejéis sin munición. Llamamiento desesperado a los españoles de bien

PUBLICADO EL Sábado, 29 Junio 2019 11:17 Escrito por
No claudicaremos ante los ataques de la mafia judicial No claudicaremos ante los ataques de la mafia judicial

Si algo prueba la Teoría de la Evolución es que las especies deben adaptarse al medio, porque el medio nunca se adapta a las especies; así las cosas sólo sobreviven aquellas especies capaces de superar las dificultades del entorno, replanteándose su estrategia para priorizar su meta, su objetivo primordial. Y resulta evidente que el objetivo primordial del GRUPO Tribuna de España es transformar la sociedad desde un periodismo disidente, patriota, comprometido con los más desfavorecidos e insumiso con el poder y los criminales. Y es que los árboles no pueden impedirnos ver el Bosque...

 

Por 1 euro al mes (menos de lo que cuesta un café) puedes ayudarnos a seguir haciendo este periodismo que quieren callar.

Sólo tienes que darte de alta en este enlace

https://www.teaming.net/porlalibertaddeprensa-mujeresdelatribunadeespana-

También puedes colaborar con este periodismo disidente en nuestra cuenta PayPal

https://www.paypal.me/Latribunadeespana

 

 

Cerramos las ediciones locales. Se mantiene el periódico La Tribuna de España, La Tribuna Radio, La Tribuna TV y La Tribuna Ediciones

 

Las amenazas que venimos padeciendo y los ataque que sufrimos son, todavía, muy superiores a los que habíamos previsto: es lo que tiene enfrentarse al sistema y haber conseguido una base amplia de lectores que, cada día, leen y comparten noticias que no publica ningún otro medio de comunicación, mensajes distintos al pensamiento único de una sociedad aborregada por el adoctrinamiento, de una España cada día más triste, uniformada y despersonalizada que atiende al balido monocorde y gris del Régimen del 78 (que es la versión castiza y nacional de la agenda globalista del Nuevo Orden Mundial).

 

 

Cuando desde "la prensa del sistema" se adoctrina a la masa con mensajes a favor de la libertad sexual, la locura LGTBI, la ideología de género, el "Refugiados Wellcome", el pasar página al terrorismo etarra o el cuestionarse la propia existencia de España como nación atendiendo a las demandas del secesionismo más cobarde, defender una instancia de sociedad basada en el cristianismo -que nos ha hecho ser lo que somos como nación y como continente-, oponerse al adoctrinamiento sexual, defender el Derecho a la Vida, condenar la claudicación frente a los asesinos de ETA, invocar a la protección de los desasistidos nacionales -antes, por supuesto, que a la de cualquiera que llegue desde otra parte- o defender una España unida -como la que heredamos de nuestros padres y abuelos- se convierte en un acto heroico, revolucionario y, sobre todo, en toda una amenaza para el Régimen del 78.

De este modo el crecimiento en lectores de La Tribuna de España ha sufrido recíproca intensificación en los ataques del sistema y, de manera muy especial, por parte de la "mafia judicial" que, hasta el momento, ya son 9 las querellas judiciales que nos ha interpuesto.

Y así hemos de hacer frente a un nuevo escenario, unos extraordinaros gastos legales ¡y eso que aún no ha llegado la imposición de fianzas que con seguridad nos tocará padecer! y con una persecución contra todos los reporteros de La Tribuna de España (7 de ellos imputados, más el exdirector de La Tribuna de Cartagena, Daniel Negroles) y, de manera muy especial, contra este viejo reportero que sigue aguantando el tipo pese a tener que firmar todos los lunes en un juzgado y pese a estar amenazado de ingreso inmediato en prisión por parte de una Juez que incluso conculca mi derecho constitucional a conocer de qué delitos se me acusa y a poder defenderme conociendo ¡qué menos! mi abogado, un procedimiento cuajado de irregularidades que, quién sabe si incluso podría incurrir la magistrado instructora en un delito de prevaricación.

Por eso nos vemos obligados a cerrar las 7 Tribunas locales y optimizar nuestros mínimos recursos concentrándolos en La Tribuna de España, en La Tribuna Radio (que vamos a impulsar y de la que en breve les daremos felices novedades) y en La Tribuna TV.

Ni imaginan el calvario personal que estoy padeciendo y, pese a ello, no hemos bajado un ápice la intensidad de nuestros ataque al sistema donde más les duele, incluso, publicando sobre el "caso Bar España" del que a mí se me ha prohibido escribir, opinar e informar (en un evidente atentado contra mis Derechos Fundamentales) y a cuyo acatamiento judicial me estoy sometiendo de manera absoluta, sin menoscabo de que otras plumas valientes continúan publicando en La Tribuna de España todo lo que Su Señoría me prohíbe a mí hacer: porque, precisamente, en eso consiste el verdadero periodismo, en "contar aquello que otros no quieren que se sepa".

 

Resultado de imagen de la tribuna de españa

 

Por eso esta decisión de cerrar las Tribunas locales no debe entenderse como una claudicación ni como un fracaso sino como la necesidad de reorganizarnos para repeler mejor los ataques y administrar de manera eficiente la munición de que disponemos.

Estamos -también hay que decirlo- más necesitados de recursos económicos que nunca; el sistema lo sabe y por eso sigue apretando su bota contra nuestro cuello, porque conoce muy bien que asfixiándonos económicamente puede lograr su objetivo de taparnos la boca.

Por eso esta Editorial debe acabar con un llamamiento claro a todos los lectores de La Tribuna de España:

Si de verdad queréis que sigamos luchando, ¡dadnos vosotros la fuerza!, incluso hemos habilitado una posibilidad de colaboración para aquellos que disponen de menos recursos, un sistema de apoyo al periódico de sólo un euro al mes ¡menos de lo que cuesta un café!, a cambio de todo lo que os damos y de todo lo que estamos exponiendo (y yo de manera muy particular).

 

https://www.teaming.net/porlalibertaddeprensa-mujeresdelatribunadeespana-

 

Ver que todo lo que hemos conseguido en menos de dos años (desde que este proyecto comenzó a caminar) se puede venir abajo por falta de munición con la que repeler los ataques del sistema, resulta absolutamente desalentador.

Pero no vamos a claudicar, yo no me voy a rendir mientras me quede un hilo de aliento. De ti depende que se trate de una resistencia heroica e inútil o que nos convirtamos en el peor enemigo de este sistema mafioso y criminal en el que vivimos desde hace cuatro décadas, bajo la apariencia de una democracia moderna.

 

 

Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desperta Ferro: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia