Martes, 18 Junio 2019

El Facherío y II

PUBLICADO EL Miércoles, 10 Octubre 2018 01:35 Escrito por
El Facherío El Facherío

Ante el ataque informático –fascista- recibido por La Tribuna de España, vuelvo a reproducir para todos ustedes mi visión sobre el facherío que aspira a sacar cabeza en España, añadiendo, en este caso, la respuesta a unas inteligentes reflexiones de un lector de este periódico que aunque no las comparto, ayudarán a entender de qué y de quién hablo cuando hablo de facherío. 

 

 

 

Sólo hay algo peor que el falso españolismo de los "Constitucionalistas": el de los fachas. Son representantes de una paleo-españa folclórica que les viene muy bien el áuge del fascismo catalán( fotocopia del facherío hispano sólo que apoyada por los gilipollas de la socialdemocracia) para sacar a pasear ideas tan cadavéricas como la Monarquía absoluta o la idolatría de un ejército tan implicado en la barbarie del Régimen del 78 como cualquier otro partido y del que se quieren servir para salir de la testimonialidad. Y ello implica un doble problema para España porque por un lado se airean instituciones gloriosamente fenecidas y por otra se carga de razones al catalanismo fascista. El facherío debe ser neutralizado de forma tan rotunda como el catalanismo totalitario... y ninguna de las cosas las puede hacer este régimen. 

 

Como toda decadencia de un régimen, son todas sus fuerzas vivas las que están en crisis y lo que nos encontramos es con la agonía de una prolongación del franquismo, por eso precisamente hay tantos símbolos para desvincularse de él: Porque se sabe heredero del mismo. Se heredó del Franquismo la forma de Estado, la Reforma Política que aprobó el Franquismo sentó las bases de este Estado. A continuación el régimen del partido único derivó en el Régimen de unos pocos partidos y se aprobó una ley electoral que impedía que los votos decidieran, por lo que ya se podía dejar votar...Si a eso le unimos las autonomías para integrar a los nacionalistas con la corona ya está la estafa servida. 

 

Seguimos necesitando una ruptura democrática para salvar a España. No cabe otra salida, ni involuciones fortaleciendo viejas instituciones que consagrarían internacionalmente a Cataluña como Estado ni consolidar el mismo Régimen que ha traído esta situación a Cataluña ni al resto de España. Necesitamos elecciones libres, sin el secuestro de la soberanía que implica el poder electoral de los partidos y la apertura de un proceso constituyente que nos permita decidir que forma de Estado y Régimen económico queremos con la completa prohibición de todos los partidos separatistas y racistas o medievalistas. Ni más ni menos que como la Revolución Francesa, una emergencia de una Nación unida y republicana.

 

Si el facherío logra emerger se dará un espaldarazo definitivo al fascismo catalán, se habrá hecho realidad la imagen de España que tratan de dar a la Comunidad Internacional. Seamos serios, ni la Monarquía ni las Autonomías tienen buena salud pero no puede ser gestionado por las Lola Flores del facherío ni resucitando a Manolo Escobar, ni mucho menos al enano que mandó matar a Hedilla y a Lorca. Esto lo salva una unidad entre Miguel Hernandez y Ramiro de Ledesma, una suerte de Robespierre hispano que necesitamos de forma urgente, radicalmente republicano, radicalmente democrático y radicalmente nacional y ya sólo debe ser el Pueblo Español su propio salvador

 

Se equivocan quienes ven en el sindicalismo revolucionario español una modalidad de fascismo en España, no sólo porque sus fundadores lo desmintieron radicalmente, sino porque hay multitud de trabajos (entre ellos el de Sigfrido Hillers) que lo desmonta. Y se equivocan también quienes lo tildan de nacionalista, porque precisamente para este sindicalismo tilda al nacionalismo de "egoismo de los pueblos". El hecho de que el fascismo no deba identificarse con la derecha, que es cierto, no autoriza a llamar fascismo a todo movimiento antiliberal que no sea marxista...esto es un gran error. Y desde luego no atina quien ve en el concepto que manejo de facherio a esa ideología inmovilista de las clases pudientes...hoy, en el siglo XXI esta ideología nunca se dejaría representar por esa panda de desorganizados incapaces de levantar un acta en una reunión o de organizarse seriamente en una institución ni mucho menos de actualizar su ideario con una mínima solvencia intelectual. No. Esa ideología a la que hacía referencia Joaquín Costa hace mucho que está en el PP, y ya pasándose a Ciudadanos... 

 

Lo que entiendo por facherío es una masa amorfa (no son pocos, son muchos)  unida por emociones nostálgicas que lo mismo se hace de la cuarta teoría que se pega a Trevijano, que se reúne en torno a fechas señaladas o al futbol, y que pide patéticamente la intervención de la misma institución que desmanteló el Régimen que les daba de comer y traía a los nacionalistas al mismísimo Estado, una Monarquía de ideología confederal que ya da por bueno el Estado federal mientras los fans de Alfredo Landa le lanzan vivas y sueñan con el Cid Campeador que vuelve para matar moros y negros...ese es el facherío. Y haberlos, haylos...le hacen un favor impagable al fascismo catalán...que por cierto, se parece al fascismo precisamente por la existencia de cosas como las CUP en su interior. Que por eso decía yo lo del fascismo catalán...y lo sigo diciendo. 

Carlos Roldán

Los heróicos furores

Comenta esta noticia