Lunes, 17 Junio 2019

¿Es la Islamofobia un delito? Doblepensar orwelliano aplicado al concepto de islamofobia

PUBLICADO EL Lunes, 20 Mayo 2019 08:21 Escrito por
Portada de Alerta Digital. También su director, Arman Robles, fue acusado de "Islamofobia" Portada de Alerta Digital. También su director, Arman Robles, fue acusado de "Islamofobia"

 

 

La Editorial de ayer de nuestro director Josele Sánchez, titulada "Derecho a odiar" se ha convertido en un artículo viral en las redes sociales sólo 24 horas después de su publicación.

https://latribunadeespana.com/opinion/derecho-a-odiar

Tal vez los ciudadanos comienzan a estar hartos del adoctrinamiento cotidiano que reciben desde "la prensa  del sistema" y muy especialmente desde las cadenas de televisión, diciéndole qué debe pensar, qué sentimientos son buenos y cuáles son malos... En el mismo sentido se expresa en este  artículo Milenko Bernardic, otro de los redactores de La Tribuna de España acusado por la Fiscalía para Delitos de odio de "Islamofobia".

 

 

Lo que fue, eso será; lo que se hizo, se hará; nada hay nuevo bajo el sol” (Ecl. 1:9)

 

 

Participando en la guerra en España en el lado republicano, y pronto quedando profundamente defraudado, George Orwell se da cuenta de la intencionada y maliciosa manipulación mediática: lo que se decía no era lo que él vivía. Como quien dice: “Yo estuve allí”, pero al leer de lo mismo que tú habías vivido, podías leer algo completamente distinto.

Profundizó en este sutil mecanismo de manipulación, y llegó a las siguientes descripciones muy agudas y profundas de doblepensar intencionado, provocado y utilizado con fines perversos.

Decía Orwell: "Doblepensar significa el poder, la facultad de sostener dos opiniones contradictorias simultáneamente, dos creencias contrarias albergadas a la vez en la mente. (...) El doblepensar está arraigado en el corazón mismo [del sistema] (...), ya que el acto esencial del Partido es el empleo del engaño consciente, conservando a la vez la firmeza de propósito que caracteriza a la auténtica honradez. Decir mentiras a la vez que se cree sinceramente en ellas, olvidar todo hecho que no convenga recordar, y luego, cuando vuelva a ser necesario, sacarlo del olvido sólo el tiempo que convenga, negar la existencia de la realidad objetiva sin dejar ni por un momento de saber que existe esta realidad que se niega... (...) Gracias al doblepensar ha sido capaz el Partido -y seguirá siéndolo durante miles de años- de parar el curso de la Historia."

Cuando lees el “Partido”, lee el “Régimen” que te ha tocado. Lo mismo da. Apostilla luego:

No es preciso decir que los más sutiles cultivadores de doblepensar son aquellos que lo inventaron y que saben perfectamente que este sistema es la mejor organización del engaño mental.

 

 

No existe el pensamiento, sin el verbo en el que se expresa. Por eso, no es preciso decir que los más sutiles cultivadores de doblepensar son aquellos que lo inventaron y que saben perfectamente que este sistema es la mejor organización del engaño mentaara manipular la mente, es necesario tener palabras correspondientes. Palabras nuevas, gramática nueva y toda una lengua: neolengua

"El propósito de la neolengua era no tan sólo proveer un medio de expresión (...) sino también hacer imposible cualquier otro modo de pensamiento. (...) Esto se conseguía en parte mediante la invención de palabras nuevas; pero todavía más eliminando las palabras indeseables, o despojándolas de cualquier significado no ortodoxo o de todo significado secundario. (...) Más allá de la persecución de las palabras heréticas, la reducción del vocabulario era vista como un fin en sí mismo: no se podía permitir que sobreviviera ningún término prescindible. La neolengua era concebida no para extender sino para disminuir el alcance del pensamiento, y este propósito se podía atender, de un modo indirecto, reduciendo el elenco de palabras a un mínimo."

Bien, prestemos ahora la atención a la palabra “islamofobia”. Etimológicamente (Islám+fobia) debería significar el miedo o la grave preocupación ante la problemática y realidad del Islám, tanto en sus planteamientos teóricos (la mujer es inferior al hombre, relación para con otras religiones, etc.), como en el contexto social sea por ejemplo en Europa, sea en los países islámicos. Entonces, la reflexión sobre este fenómeno, como la observación de la realidad cotidiana en mencionados contextos, ¿no da lugar acaso a muchas e importantes preocupaciones? ¿Es normal, por ejemplo, aceptar que en las grandes ciudades europeas haya barrios enteros – “No Go zones” – en los que un no musulmán no debe entrar? ¿No es legítimo preguntarse sobre todas estas cuestiones? Y buscar solución, por supuesto. Porque nadie debe acostumbrarse a algo que no da buenos resultados.

Todo el mundo debe estar de acuerdo que tener “fobia” no es ningún delito. Tener fobia estando en el pico de la Torre Eiffel cuando encima sopla el viento de muerte, es para tener aerofobia, o de pronto la empieza a tener el 99% de la población. Tal vez los acróbatas de circo no la tendrían, o suicidas, que ya que se van a tirar, lo mismo les da.

Un cristiano en Marruecos no puede - ¡por ley! – poner a sus hijos nombres cristianos. Y si un musulmán se convierte al cristianismo, que lleve mucho cuidado. De facto, para el país sigue siendo musulmán, y si se atreve a hablar a otros de cristianismo puede ser denunciado por el proselitismo y terminar en la cárcel con mucha facilidad. Que se lo pregunten al famoso Hermano Rachid, converso marroquí al cristianismo que tuvo que exiliarse de su país por esa misma razón.

Estamos hablando de Marruecos, no de Arabia Saudí. De un país árabe musulmán supuestamente “secularizado” o “modernizado”. La pregunta es: ¿Yo puedo desear que España termine siendo como Marruecos? Pues, señores, francamente no. Tengo, además, memoria histórica y cabeza para considerarla. Pondero y tengo muy en cuenta las palabras del historiador Bernard Lewis, uno de los pocos historiadores modernos capaces de apreciar la totalidad la totalidad de la historia y relaciones entre el mundo Islámico y occidente: “Tendemos hoy en día olvidar que por aproximadamente mil años, desde el nacimiento del Islám en el siglo VII hasta el segundo asedio de Viena en 1683, Europa Cristiana estuvo bajo constante amenaza del Islám, doble amenaza de la conquista y conversión. La mayor parte de los nuevos territorios musulmanes eran arrebatados a la Cristiandad. Siria, Palestina, Egipto, y el Norte de África todos eran países cristianos, no menos, incluso mucho más, que España y Sicilia. Todo ello dejó un sentido profundo de pérdida y miedo.” (Bernard Lewis, Islam and the West, New York: Oxford University Press, 1994). Algo que, naturalmente, no termina en el asedio de Viena.

[Así iban las mujeres en Kabul, Afganistán, en 1972. ¿Nos puede pasar a nosotros como a ellos? Es legítimo preguntarse]

 

 

No querer inmigración musulmana es un legítimo acto de patriotismo

 

 

Y eso no es incitar a  nadie a realizar alguna acción delictiva. Tengo pleno derecho de no querer vivir como en Marruecos, o como en cualquier otro país musulmán. No quiero que mañana me condenen por “blasfemia” como a la pobre y martirizada Asia Bibi que por poco salva su cabeza y tiene que abandonar su país, y vivir escondida el resto de sus días.

 

Resultado de imagen de musulmanes fuera

 

En ese sentido bien lo resumió Cardenal Burke en Roma otro día, afirmando que “no querer  inmigración masiva musulmana es legítimo acto de patriotismo”. ¿Van a denunciar al Cardenal? Sin duda, a algunos no les faltarán ganas, sin duda. Y por cierto, doy gracias a Dios que toda la jerarquía no piensa como el actual ocupante de la Sede Petrina, muy a pesar mío y con gran dolor, Jorge Mario Bergoglio. Y no por eso, entenderán ustedes, que soy un “cristianófobo”. Al  contrario. Creo que a los que de verdad aman la Iglesia Católica les debe doler lo que está pasando actualmente.

Tengo derecho, señores, a pensar. Y, sin duda alguna, prefiero ser muerto y encarcelado a no pensar. Por supuesto, pensar con rigor y corrección, duela a quien le duela. Y si le duele, que aprenda a respetar. Porque si no puedo hacer eso, es que ni soy persona.

Enlaces:

https://www.elconfidencial.com/mundo/2014-02-07/cristianos-en-marruecos-y-si-un-musulman-no-pudiera-leer-el-coran-en-espana_85968/

https://www.lifesitenews.com/news/two-powerhouse-cardinals-answer-questions-on-muslim-migration-patriotism-contraception

 

Milenko Bernadic

Frío o Caliente

Comenta esta noticia