Lunes, 24 Junio 2019

Discurso de Felipe VI: "Oda la la 3ª República"

PUBLICADO EL Miércoles, 26 Diciembre 2018 08:17 Escrito por
Ni la familia traga el discurso del esposo y padre Ni la familia traga el discurso del esposo y padre

Vacuo, vacío, insípido, incoloro e inodoro. Así ha sido de nuevo el discurso de esta Navidad 2018 del Jefe del Estado Felipe VI, discurso por el cual todas las Navidades nos intenta torturar matándonos de sueño, un Jefe del Estado que cada vez que abre la boca se empeña en demostrar que la Tercera República en España es, cada día que pasa una opción más cercana, urgente y necesaria.

Un régimen muerto por la corrupción y por una hoja de ruta que en nada tiene que ver con los intereses nacionales, tan sólo de los intereses borbónicos de asentarse en el trono, un trono que para esta familia azote de esta nación, está cada día más lejano.

Ni una palabra al aborto, por supuesto, a los casi ya tres millones de españoles abortados. Lo único que consiguió articular fueron unas frases de apoyo al anterior reinado de su padre, que durante cuarenta años se dedicó a cobrar comisiones por sus servicios y a amasar una fortuna que no sabemos dónde guarda, y que Hacienda tampoco se molesta en comprobar, mientras que al resto de la población nos sacuden poniéndonos bocabajo para quitarnos hasta el último céntimo de euro que podamos llevar en los bolsillos. Por su puesto que si no cumples tus obligaciones con Hacienda te pueden esperar desde embargos hasta la cárcel; pero para quien dijo en una ocasión que la “ley es igual para todos” parece que la hacienda pública no existe ni se la espera, como en el golpe de estado del 23F: “Ni está ni se le espera.

Pues bueno, ya que el Borbón ha tirado p´alante y a lo hecho pecho y se ha adjudicado la herencia del reinado de su padre, eso lo vimos claramente en los homenajes a los cuarenta años de esta nefasta Constitución del 78 y de este corrupto régimen político que está llevando a España no sólo a su desintegración territorial sino al exterminio físico de los españoles, algo realmente impensable. Ni en nuestras peores pesadillas los españoles podríamos haber soñado lo que está consiguiendo este putrefacto régimen político, que es en definitiva nuestro exterminio no sólo como nación sino como pueblo.

Pues bien, como he dicho, ya que el nuevo Borbón ha aceptado la herencia de su padre ya sabemos a quién tenemos que llevar ante los tribunales nacionales e internacionales por el genocidio que se está cometiendo contra la población española, por el intento de sustitución de la población autóctona de España. Por el asesinato de los más de dos millones de españoles inocentes en el vientre de su madre. Por eliminar de España el derecho a la vida, principal derecho por el que se rigen el resto y sin el cual no se puede hablar de régimen justo ni democrático. Un genocidio que las fuerzas del mal, encabezadas por esta jefatura del estado, han llevado a cabo no por métodos violentos, sino por medio de la ingeniería social.

Los delitos de lesa humanidad no prescriben, así que pasen los años que pasen, Felipe VI podrá ser juzgado por el mayor genocidio que España ha vivido en su historia.

Ni una palabra en el discurso a la desintegración social española que la nación está viviendo por medio de la inmigración masiva, ni una palabra a la defensa de nuestras fronteras, ni una palabra al peor drama social de España cuando este mismo año se ha confirmado que hemos tenido el menor número de nacimientos desde mil novecientos cuarenta y uno, que ya ha llovido. Entonces estaba recién acabada la Guerra Civil Española, como si de un cataclismo se tratara volvemos a tener las mismas cifras de nacimientos.

Por supuesto para el Borbón, esto no es tema de preocupación. El gobierno ha firmado hace poco en Marraquech el Pacto Mundial sobre Migración que es la muerte de España y para el Jefe del Estado esto no es ninguna amenaza, por supuesto, cumpliendo de esta forma el guion preparado por sus amos del Nuevo Orden Mundial.

Que nuestro Jefe del Estado está plenamente alineado con el Nuevo Orden Mundial es algo que intenta dejar claro cada vez que abre la boca. También, por supuesto, palabras para la “violencia de género”, para la agenda globalista y su preparada “Guerra de Sexos”.

Pero cuidado, para la ola de violaciones a españolas por parte de magrebíes y africanos ni una palabra, todo el discurso escrito a lo Soros. George Soros creo que le hubiera escrito cuanto menos algún discurso igual, quizá con alguna pincelada más a la acogida de inmigrantes y a la solidaridad, eso sí.

Conclusiones personales que saco del discurso de Navidad de este año 2018: Pues que si ya aburría Felipe de Borbón cada año con su discurso amenazándonos con matarnos de hastío, desgana y apatía, pues que increíblemente se supera más en cada ocasión y que, por supuesto, cada vez que abre la boca deja bien claro a quién sirve y no es precisamente a España ni a los españoles.

Comenta esta noticia