Miércoles, 21 Agosto 2019

Juguetes rotos: cuatro niños tutelados en Sevilla lloran por su madre

PUBLICADO EL Miércoles, 17 Octubre 2018 00:48 Escrito por
Juguetes rotos: cuatro niños tutelados en Sevilla lloran por su madre Juguetes rotos: cuatro niños tutelados en Sevilla lloran por su madre

El artículo de hoy de nuestra psicólogo de cabecera, Pilar Enjamio tiene especial sentimiento para esta redacción de La Tribuna de España. Porque hemos iniciado recientemente una investigación sobre "la mafia de la tutela de los hijos", un negocio con el que se lucran particulares (muchas veces familiares de los progenitores) y empresas que hay detrás de Centros de Acogida. Y, no pocas veces y por debajo de la mesa, inmorales miembros de los Servicios Sociales. Y uno de los primeros casos que hemos investigado es, precisamente, el de Raquel, la madre de la que habla Pilar Enjamio en este artículo. En la edición de hoy encontrará un vídeo sobre la experiencia de Raquel. #losniñosnosetocan

 

 

Es vergonzoso, humillante y tercermundista la existencia de niños tutelados arrancados de los brazos de sus padres, pareciendo tratarse de un mero negocio sin importar los traumas y sufrimientos del menor y su infelicidad además de la de sus padres.

Aquí dedicaremos espacio a una madre sevillana a la que la vida no le sonrió demasiado desde su niñez y su única alegría son esos cuatro maravillosos hijos.

Raquel Garrido de la Vega -donde esas políticas de protección de violencia de género con ella, que era de las mujeres que de verdad necesitaba y que han brillado por su ausencia e ineficacia- tiene una relación difícil con su padre al que ella describe como alcohólico y maltratador, y por ello la trasladan para protegerla a un centro de acogida que, bien es , es habitual en los menores las huidas y de donde –en tantas ocasiones- tristemente salen futuros delincuentes.

Su primera pareja también era un maltratador –“pero puntualmente” dice- y se queda embarazada. La situación es insostenible y se refugia en casa de sus padres, pero su vida se hace tan insoportable que vuelve con el padre de su primer hijo, con el que tiene dos hijos más

Raquel, una mujer muy trabajadora, huye con el nacimiento del tercer hijo.´

La Junta de Andalucía da la custodia tutelada a los abuelos maternos, al hogar que ella abandonó para ir a un centro tutelado. Esa decisión de la Junta de Andalucía, es inadmisible e incomprensible. Sus padres le ponen trabas para ver a sus propios hijos.

He escuchado audios de los niños a escondidas de los niños llorando llamando a su madre que la añoran (y por si alguien cuestiona la veracidad de mis palabras, he hecho que también los escuche Josele Sánchez, el director de La Tribuna de España que, creo, ha quedado tras la audición tan angustiado y desconcertado como yo).

Yo me cuestiono si es esto lo que los gobernantes quieren, convertir a niños en juguetes rotos, con patologías, angustias… y después hablan del suicidio infantil y de su prevención…

Quitarle el amor y protección de una madre ¡que ahora tampoco podrá asistir a la comunión del mayor de sus hijos!

Luchando por la vida –o simplemente por sobrevivir- Raquel, una mujer desdichada desde siempre, cree encontrar al amor de su vida y se queda embarazada, pero este hombre también la maltrata e incluso intenta atropellarla con el coche.

La Junta de Andalucía nuevamente le quita su fuerza de vivir y sustrae a su bebé en el paritorio para dárselo al padre que intentó atropellarla y a los abuelos, ahora a los abuelos paternos.

Ahora ve a su niño pequeño ¡una hora al mes! pero apenas la conoce y dice que quiere ir con su mamá, que es como llama a su abuela. Normal año y medio sin verlo, retomó hace dos meses las visitas y para su propio hijo resulta una completa desconocida.

Y una se pregunta si es este sufrimiento de madre, padres e hijos el que causa directamente los gobernantes, a cambio de dinero, de importantes y miserables cantidades de dinero, no existiendo las personas ni los traumas que las malas decisiones de la Administración y los servicios Sociales provocan. Si en una etapa de la vida hay un desequilibrio económico o conflictos de cualquier tipo, no quiten el equilibrio y la armonía a unos menores sino denles ayudas económicas y no las cantidades bestiales que en la actualidad están dando por cada tutelado ¡desde cuatro mil hasta nueve mil euros! porque entonces hablamos de negocio, de mero trato mercantil, de algo muy sucio, sin ética, ni moral, ni vergüenza…

Hoy quiero ser Raquel y darle voz y transmitir sus vivencias y su angustia, porque destierro leyes y pagas y dinero, porque solamente escucho a un ser humano, simplemente eso, un ser humano, una mujer que es madre y parió a sus hijos y unos hijos que le aman.

¿QUIENES SON USTEDES PARA DESTRUIR SU AMOR? ¿CUÁL ES EL MOTIVO?¿ EL MÍSERO DINERO?

Pilar Enjamio

Psicólogo.

LA TRASTIENDA

Comenta esta noticia