Martes, 18 Diciembre 2018

Contra el colonialismo chino. Artículo de Miguel Blasco

PUBLICADO EL Jueves, 06 Diciembre 2018 07:42 Escrito por
Visita a España del presidente chino Visita a España del presidente chino

La semana pasada el presidente chino, Xi Jinping, estuvo de visita oficial en España y fue recibido con todos los honores por el gobierno español. Según las informaciones aparecidas en la prensa española, España y China firmaron más de 20 acuerdos económicos y culturales. Entre ellos, la prensa destacó el gran beneficio que el acuerdo iba a suponer para los fabricantes españoles de uva y jamón, ya que iban a poder aumentar sus exportaciones hacia el gigante asiático. Poco más se ha sabido del acuerdo, que fue presentado por toda la prensa como una gran oportunidad para España.

 

 

¿Y nada más?, ¿el presidente chino viene en persona a España y todo lo que negocia con el gobierno español es que podamos aumentar nuestras exportaciones de jamón a China?, ¿qué hay del resto de acuerdos?, ¿por qué no se ha hablado de ellos?, ¿de verdad nos tenemos que creer que China no ha exigido ninguna contrapartida?, ¿cuáles han podido ser y por qué la prensa comprada los oculta?

 

 

 

Podría ser incluir a España en la nueva Ruta de la Seda, una ruta comercial que, desde China, cruzará Asia y llegará a Europa para facilitar la exportación masiva de productos chinos, que seguirían invadiendo España sin control alguno y haciendo la competencia desleal a nuestros productos destrozando nuestra industria y nuestro pequeño comercio. Como han hecho siempre las grandes potencias económicas, primero el Imperio Británico, luego el Norteamericano y ahora el chino, exigen a los demás apertura total de fronteras a los productos del Imperio mientras ellos nos dan migajas y practican el proteccionismo siempre que les interese. No podemos competir con China ni con sus trampas a la hora de devaluar su moneda, con la que no podemos competir por culpa del maldito euro y tampoco podemos competir con sus salarios y sus inexistentes derechos sociales y laborales. Debemos poner cuanto antes aranceles a los productos chinos. Es de risa que ahora los liberales acusen a Trump de “hacer una guerra comercial a China” cuando son los chinos los que desde hace décadas le han declarado la guerra comercial a todo el mundo. Trump solo está respondiendo a un ataque previo de China.

Los chinos también pueden habernos pedido privatizar partes esenciales de nuestra economía, como puertos y aeropuertos, y entregárselos a empresas próximas al gobierno chino. Una parte importante de nuestra deuda se la debemos a China y es impagable. Los chinos nos pueden haber ofrecido perdonarnos una parte de esa deuda a cambio de que les entreguemos nuestras fronteras marítimas y áreas para que tengan más facilidades para inundarnos con sus productos. Directamente, esos puertos españoles se convertirían en territorio chino.

También pueden habernos pedido más privilegios para los comercios chinos en España, más aún de los que ya disfrutan ahora, para que sigan haciéndose con el monopolio del pequeño comercio en España. Cada tienda, cada comercio chino que hay en España es una oficina del Ministerio de Hacienda chino y su objetivo es recaudar el mayor número de dinero de España y enviarlo masivamente a China. Con ese dinero, China está comprando España y al mundo entero. Está extendiendo su siniestro imperio por toda África y por Hispanoamérica, comprando millones de hectáreas de cultivo y todo tipo de empresas estratégicas, sin que nadie en la izquierda ni en la ultraizquierda diga ni una sola palabra. Ellos, como buenos endófobos, reservan su odio y sus denuncias solo para el colonialismo blanco. El colonialismo chino, por lo visto, es bueno. Para ellos, los tratados de libre comercio de Europa con Estados y Canadá son malos, pero China puede tener libre acceso a nuestros mercados e inundarnos con sus productos fabricados por mano de obra de esclava sin que nadie en la izquierda se atreva a levantar la voz.

 

 

Así funciona está izquierda del PSOE y Podemos que, mientras declara que hay que retirar a Franco del Valle de los Caídos porque es un dictador, reciben al dictador chino con honores de todo tipo. Y la derecha liberal no es mucho mejor. Reservan su odio contra Venezuela mientras que el daño que nos hace la dictadura china es cien veces mayor. Aun así, los liberales, tan patriotas ellos, son favorables al libre comercio con China.

En los últimos cuarenta años, desde que existe el R78 y desde que ingresamos en la UE y en el euro, España ha pasado de tener una deuda casi inexistente a deber el 150% del PIB. Una deuda impagable, con el agravante de que estamos endeudados con nuestros tres peores enemigos: el anglosionismo financiero, el islamismo de las dictaduras musulmanas de Oriente Medio y China. No hace falta decir que endeudarte con tu peor enemigo no es una estrategia muy inteligente. Y esto es precisamente lo que ha hecho el nefasto R78. Probablemente, se trate del peor de todos sus crímenes. Algún día tendremos que hacérselo pagar.

 

Miguel Blasco

La Voz de Europa

Comenta esta noticia





Apoya a

Tu donativo nos ayuda a seguir contándonte lo que otros callan.