Jueves, 25 Abril 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

Profesora judía defiende las relaciones sexuales con niños. La diputado comunista chilena, Camila Vallejo, en la misma corriente de pensamiento

PUBLICADO EL Miércoles, 06 Febrero 2019 11:35 Escrito por
“La boda de la juventud palestina”, otro acto de pedofilia sionista celebrado públicamente en Gaza “La boda de la juventud palestina”, otro acto de pedofilia sionista celebrado públicamente en Gaza

 

 

Laura Gutman se presenta como profesora de la Universidad de Palermo, docente en la Universidad de Buenos Aires en la Facultad de Psicología e investigadora para UBACyT, descendiente de judíos llegados desde Rusia, Polonia y Ucrania, e hija de un vendedor de seguros. Laura Gutman pertenece a una familia tradicional judía (tal y como ella misma reconoció en una entrevista con el diario argentino Clarín) que iba a la escuela pública por la mañana (en Carabobo y Alberdi) y a la judía por la tarde (Scholem Aleijem).

En el año 2014 realizo un artículo respecto al abuso sexual en su página oficial titulado “La sistematización del abuso sexual sobre los niños” en el que –entre otras muchísimas barbaridades- manifiesta:

"¿Qué nos pasa cuando nos relacionamos con un niño tierno? Lo queremos devorar. ¿Cómo lo devoramos? Lo tocamos. Lo acariciamos. Lo abrazamos, nos frotamos contra él. Le compramos regalos. La confidencialidad compartida, el secreto guardado entre ambos como un estupendo tesoro y los pequeños momentos de encuentro..."

Y añade la docente judía:

"Porque rasgarnos las vestiduras proclamando que el abuso sexual es algo horrible e inhumano y que todos los violadores tienen que ir a la cárcel, está muy bien pero no sirve para nada". "¿Qué es lo que está bien y qué es lo que está mal? Desde nuestro punto de vista de adultos con emocionalidad de niños…sólo tratamos de satisfacer nuestro vacío".

 

 

 

 Abuso sexual de menores: una simple satisfacción de necesidades del adulto

 

 

Para el “feminista” psiquiatra Enrique Stola, experto en abusos infantiles, la profesora judía Laura Gutmanhace un esfuerzo para mostrarnos una imagen ideal del delincuente abusador. Coloca al depredador en situación de adulto-niño que vive una aventura amorosa con otro niño”.

Igualmente otros peritos judiciales sobre abusos sexuales de Argentina consideran que Laura Gutman está justificando -de manera implícita- el abuso sexual a menores.

 

 

 

Pero es que, a mayor abundamiento, la profesora judía que debería estar detenida por sus manifestaciones (o, al menos, ingresada en un hospital psiquiátrico) tiene una Escuela para Padres en su propia página web, desde la que pretende enseñar una manera,moderna y alternativa de enseñanza de los hijos.

Consultados sobre pedofilia y religión varios expertos en judaísmo, señalan estos ejemplos:

Si un hombre comete sodomía con un niño menor de nueve años, no son culpables de sodomía” (Sanhedrín 54b, p. 371).

Se permite tener relaciones sexuales con una niña de tres años y un día de edad. (Sanhedrín 55b, p.376).

“El coito con un niño menor de ocho años no es fornicación” (Sanhedrín 69b, p. 470).

El coito con una niña menor de tres años ‘no es nada’”. (Ketubót 11b, p. 58).

Lo peor es que Laura Gutman no se trata de un caso aislado. Más docentes defienden la normalidad de la pederastia: Margo Kaplan, profesora de derecho de Rutgers School of Law–Camdenescribió para el Thenewyorktime, el artículo titulado “Pedofilia: un desorden, no un crimen. En este depravado artículo, la profesora Kaplan sostiene:

"Sin protección legal , un pedófilo no puede arriesgarse a buscar tratamiento o revelar su condición a cualquier persona de apoyo . Él podría perder su trabajo, y las perspectivas futuras de empleo , si se considera en una sesión de terapia de grupo , pide un ajuste razonable para tomar la medicación o ver a un psiquiatra , o solicita un límite en su interacción con los niños . El aislamiento de los individuos de empleo y un tratamiento adecuado sólo aumenta el riesgo de cometer un crimen”.

Parece evidente que el lobby LGTBI pretende, a nivel mundial, normalizar la pederastia e incorporar a los pedófilos como una opción sexual más dentro de su “discriminado” colectivo.

Así las cosas esta perversa campaña está siendo apoyada por políticos -como la diputado chilena, Camila Vallejo- docentes y otros destacados ideológos del colectivo LGTBI y de la “ideología de género”.

 

La comunista Camila Vallejo luciendo camiseta mostrando a la escritora feminista Simone de Beauvoir, firme defensora de la pedofilia

 

 

 

Se trata de una corriente internacional de pensamiento ¡con apoyo de la ingeniería social del NOM! que pretende que la compasión por la angustia que siente el pedófilo deje de criminalizarlos para convertirlos en meros trastornados mentales -primero- para rvertirlo a otra opción sexual más de las que integran el colectivo LGTBI (en un siguiente paso).

 

 

 

Comenta esta noticia