Sábado, 17 Noviembre 2018

Facebook reprime los medios alternativos con la complacencia de la OTAN

PUBLICADO EL Martes, 06 Noviembre 2018 08:29 Escrito por El Espía Digital
La dictadura sionista de Facebook contra la prensa alternativa La dictadura sionista de Facebook contra la prensa alternativa

El 11 de octubre Facebook cerró 559 páginas y 251 cuentas personales. Si bien el gigante de los medios sociales afirmó que las páginas eran usuarios engañosos «sobre quiénes son y qué están haciendo», y sobre «reglas contra el spam y el comportamiento inauténtico coordinado», la gran mayoría eran fuentes de noticias alternativas y organizaciones políticas.

Muchos destacaron temas y eventos que los principales medios de comunicación restaron importancia o ignoraron: el intervencionismo de los Estados Unidos, la legalización de las drogas, la brutalidad policial y mucho, mucho más. En conversaciones con Sputnik, los afectados por la purga expresaron su consternación.

«Me inspiraron a hacer lo que pudiera para plantar semillas y combatir las principales narrativas de los medios de comunicación principales, para responsabilizar a la policía y al gobierno, a fin de garantizar que las personas conocían sus derechos y cómo interactuar con la policía. «Seis años de arduo trabajo, literalmente, siete días a la semana, trabajando duro para encontrar historias, investigarlas, escribirlas, hacer resúmenes y títulos, hacer gráficos y videos, compartirlos en varias redes sociales», dijo Jason. Bassler, cofundador de The Free Thought Project.

Sin embargo, si el último informe del periodista estadounidense Max Blumenthal es exacto, la defenestración masiva por parte de Facebook, está motivada políticamente, y lo será más en un futuro muy próximo.

Durante un almuerzo en la 12ª Conferencia de Berlín sobre Seguridad en Asia, una cumbre organizada por StiftungWissenschaftundPolitik (Instituto Alemán para Asuntos Internacionales y de Seguridad), dijo JamieFly, becaria y directora del programa para Asia en el German Marshall Fund, JebSprague, profesor visitante de sociología en la Universidad de California-Santa Bárbara, «estamos empezando a retroceder».

Fly es un miembro de la línea dura neoconservador bien conectado, que a lo largo de los años ha defendido de manera diversa y vociferante una acción militar que cambia el régimen contra Irán, Siria y otros lugares, y eleva los gastos de defensa de Estados Unidos a niveles récord. Además, hay muchas razones para pensar que no usó el término «nosotros» en el sentido genérico al discutir los futuros planes de censura de Facebook.

En julio de 2017, se lanzó la Alianza para asegurar la democracia (ASD), una «iniciativa bipartidista y transatlántica» con el objetivo declarado de «[defender y disuadir] contra los esfuerzos de los actores rusos y otros actores estatales para socavar la democracia y las instituciones democráticas».

Las fuentes de financiamiento de la Alianza no están claras, ya que la literatura oficial simplemente afirma que «un grupo de personas privadas estadounidenses y pequeñas fundaciones familiares de todo el espectro político» financian el esfuerzo. No obstante, su consejo asesor está repleto de personalidades de seguridad nacional prominentes y, a menudo, controvertidas de todo el espectro político de los EE. UU., Incluidos Bill Kristol, John Podesta y el ex director interino de la CIA, Michael Morrell.

Además, ASD está patrocinado y «alojado en» el German Marshall Fund, el empleador de Fly, y el ex miembro de la Administración Bush ha asumido un papel de liderazgo en la promoción y defensa de su trabajo desde su lanzamiento.

El recurso principal de ASD es el panel ‘Hamilton 68’, que rastrea en tiempo real las 600 cuentas de Twitter que se sospecha que están «vinculadas a la influencia rusa», ya sea directa o indirectamente. Extrañamente, la organización no revela qué cuentas sigue realmente el tablero de mandos, ni la metodología mediante la cual se determina que una cuenta está «vinculada a la influencia rusa», porque simplemente twittear lo que la organización cree que son puntos de vista pro-rusos puede ser motivo para su cierre. Fly ha declarado que las cuentas permanecen en el anonimato para evitar que se cierren, un principio quizás extraño para defender una organización comprometida a contrarrestar la propagación de propaganda extranjera.

Si bien varios expertos y agencias de noticias han elogiado la disposición, también ha sido fuertemente criticado. El periodista de la Nación, James Carden, escribió en agosto de 2017 que el proyecto era «lo contrario de lo que uno esperaría en una sociedad abierta», y busca «controlar y restringir el alcance del discurso políticamente incorrecto».

«El mensaje implícito es que los estadounidenses deben ignorar las noticias desagradables siempre que provengan de medios extranjeros, independientemente de la veracidad de la historia», agregó.

Incluso las personas involucradas en la creación de Hamilton 68 han expresado dudas sobre su confiabilidad. Clint Watts, investigador en el Instituto de Investigación de Política Exterior, experto de las operaciones de influencia extranjera en la red y defensor de la censura de las redes sociales, dijo a Buzzfeed en febrero que la narrativa de las operaciones de Twitter respaldadas por el Kremlin estaba «exagerada», y algunas de las cuentas monitoreadas por el panel de control eran «personas legítimamente apasionadas que legítimamente están apoyando a Rusia».

Pájaros del mismo plumaje

Fly también reveló en su discusión con Sprague que estaba trabajando con el Atlantic Council, un desarrollo sorprendente, como ASD, el thinktank tiene su sede en Washington, y su junta directiva es también un «quién es quién» de los contenciosos profesionales. — Figuras intervencionistas viejas y nuevas, incluyendo Henry Kissinger, Condoleezza Rice, Colin Powell, Robert Gates, Michael Hayden y David Petraeus, entre otros. Sin embargo, a diferencia de ASD, la rama de la OTAN revela sus fuentes de financiación, entre ellas los gobiernos de Bahrein y Arabia Saudita, y oligarcas ucranianos como VictorPinchuk.

Sin embargo, específicamente, Fly dijo que estaba ayudando al Consejo en su campaña para combatir las «noticias falsas» y la «propaganda» en Facebook, la misma cruzada que ha cerrado tantas organizaciones y movimientos independientes el 11 de octubre.

Lanzada en mayo, la iniciativa tuvo un comienzo poco propicio. Ben Nimmo, miembro del Laboratorio de Investigación Forense Digital del Consejo, se puso a trabajar de inmediato para identificar a los bots y trolls rusos que operan en Facebook y otras plataformas de redes sociales clave. Muchas de las cuentas que finalmente identificó eran personas reales, incluida la popular anti-intervencionista Maram. Susli (‘SyrianGirl’), la pianista de conciertos ucraniana Valentina Lisitsa y el jubilado británico IanShilling.

La siguiente ronda vio a Facebook eliminar o suspender varias páginas de medios alternativos, incluyendo TeleSUR, una red de noticias latinoamericanas en inglés financiada por gobiernos regionales, y VenezuelaAnalysis.com, un servicio de información independiente respaldado por donaciones de lectores.

Ambos puntos fueron creados expresamente para ofrecer una alternativa a la cobertura de los medios de comunicación occidentales, y han sido elogiados por académicos y analistas por sus informes. Dados los estrechos vínculos del Consejo con el establishment estadounidense, el analista de medios Alan MacLeod sugirió que las suspensiones equivalían a censura estatal.

No obstante, además de suprimir puntos de vista alternativos, la suspensión de VenezuelaAnalysis.com pudo haber tenido motivos aún más oscuros: en diciembre de 2017, el sitio expuso cómo el Consejo Atlántico había donado más de US $ 1 millón a la oposición venezolana. Luego de protestar en la red, las páginas se restablecieron finalmente en septiembre, no está claro si las numerosas páginas cerrdas en octubre serán tan afortunadas.

«El gobierno de los Estados Unidos y sus aliados están utilizando efectivamente [Facebook] para silenciar la opinión disidente, tanto en el ámbito local como en el mundial, controlando lo que sus dos mil millones de usuarios ven y no ven. Los progresistas deben ser profundamente escépticos, estos movimientos tienen algo que ver con que «El gobierno de los Estados Unidos se ha convertido efectivamente en el árbitro de lo que el mundo ve y escucha, con la capacidad de marginar o simplemente eliminar las noticias de organizaciones o países que no comparten sus opiniones», advierte MacLeod.

Facebook elimina 82 cuentas iraníes

En otra muestra de censura política, Facebook ha eliminado 82 cuentas iraníes, tres meses después de hacer hecho lo propio con cientos de cuentas asociadas con el país, que es el objetivo de sanciones del gobierno de EEUU.

La compañía de medios sociales dijo el viernes que las cuentas habían atraído a más de un millón de seguidores en los EEUU y Gran Bretaña.

Algunas de las cuentas se encontraban en la plataforma hermana de la red social de Facebook, Instagram, dijo la compañía, alegando que había detectado “actividad coordinada” entre las cuentas a principios de mes.

“Sala de guerra”

La compañía dijo que había establecido una “sala de guerra”en su sede de Menlo Park, California, que cuenta con más de 20,000 trabajadores asignados para tomar medidas contra ciertas cuentas.

En agosto, Facebook y Twitter suspendieron cientos de cuentas relacionadas con Irán que, según informes, habían reunido cerca de un millón de seguidores.

Esta censura ha multiplicado los llamamientos a crear nuevas plataformas de redes sociales que no sean estadounidenses.

 

Publicado con autorización de El Espía Digital elespiadigital.com

Comenta esta noticia