Miércoles, 19 Diciembre 2018

Balcanización de España auspiciada por EE.UU.

PUBLICADO EL Miércoles, 26 Septiembre 2018 04:30 Escrito por
Balcanización de España auspiciada por EE.UU. Balcanización de España auspiciada por EE.UU.

Las declaraciones de Madeleine Albright van contra España, no contra el separatismo catalán

Tras las declaraciones de Madeleine Albright, ex-secretaria de Estado norteamericana, algunos ingenuos “unionistas” las han apoyado creyendo que eran una especie de crítica al separatismo catalán. Sentimos decirles que no es así, sino todo lo contrario. Son una advertencia contra España. Albright y los suyos nos están avisando para que no nos opongamos a la reforma “federal” balcanizante de España.

Eso es lo que hay detrás de esta comparación entre Yugoslavia y España que hace Albright ¿de verdad nos creemos que estas élites anglosionistas que llevan al menos 300 años descuartizando España nos van a apoyar?, ¿qué pasó en Yugoslavia al acabar la Guerra Fría?

Pues que desde los Estados Unidos se les ordenó que rompieran su amistad con Rusia y se acercaran a la UE y la OTAN. El gobierno de Belgrado se negó. Y ahí empezó la guerra.

Estados Unidos y Alemania estimularon los separatismos étnicos en Yugoslavia para cargarse al país como castigo por su desobediencia. Y lo consiguieron. El último capítulo de esa guerra fue el conflicto de Kosovo, en el que Madeleine Albright, John McCain, la OTAN, los Estados Unidos y toda esta criminal coalición a la que tanto admira la derecha liberal española financiaron y armaron a los terroristas separatistas musulmanes kosovares contra los cristianos serbios. Los terroristas del Ejército de Liberación de Kosovo eran auténticas ratas asesinas que también traficaban con drogas y órganos mientras recibían el apoyo de Estados Unidos, Israel, Arabia Saudí y Al Qaeda ¿de verdad alguien se cree que si hay un conflicto separatista en España como en Yugoslavia la señora Albright nos va a defender? Es de risa.

No solo con Yugoslavia.

El poder globalista siempre estimula los separatismos internos y la balcanización de aquellos países que les plantan cara. Hicieron luego lo mismo en Siria e Iraq. En Iraq con un criminal embargo económico durante los años 90 que provocó la muerte de cientos de miles de personas.

Como no fue suficiente, en 2003 ya pasaron a la invasión militar pura y dura, patrocinada por los neoconservadores israelíes-norteamericanos.

A Saddam se le ocurrió un mal día plantarle cara a Israel y apoyar a los palestinos. Lo pagó muy caro.

Los sionistas de Washington usaron a su perrito faldero habitual, los Estados Unidos, para hacerle el trabajo sucio a Israel.

Y si en España hubiera una reacción patriótica contra este proceso “federal” en el que estamos nos harán lo mismo que a los yugoslavos. Eso es lo que nos está diciendo Albright.

Albright se presenta como una “refugiada” del fascismo y del comunismo, pero lo cierto es que toda su propaganda de odio se la reserva contra lo que ella llama “fascismo”, que ni siquiera es el fascismo histórico sino que para los globalistas como Albright significa cualquier movimiento que desobedezca las órdenes de Washington, Bruselas y Tel Aviv y busque la soberanía y la homogeneidad de su nación.

En el Nuevo Orden Mundial de las “sociedades abiertas” a ninguna nación se le permita ser soberana (excepto a Israel) ni defender sus fronteras (excepto a Israel) ni su identidad (excepto a Israel).

De hecho, el título de su libro es “Fascismo: una advertencia”. Un libro que ha presentado justo al mismo tiempo que Puigdemont (que sigue protegido por Bruselas y Berlín) presentaba el suyo, en el que marca la hoja de ruta federalista a seguir pidiendo una intermediación de la UE.

Un proceso federalista-separatista muy parecido al “proceso de paz” etarra de hace unos años.

En su conjunto, estamos ante el proyecto de balcanización de España con la bendición de la UE y de sus patrones Soros, Goldman Sachs y los Albright de turno.

Un proceso que viene de muy antiguo, pero que en nuestra época empezó con el asesinato de Carrero Blanco en 1973, la Constitución de 1978, el auto-golpe del 23-F y la falsa bandera del 11-M.

Los cuatro acontecimientos planeados por la misma mente. Dependerá de la población española que ese proyecto se cumpla o no.

Miguel Blasco

La Voz de Europa

Comenta esta noticia





Apoya a

Tu donativo nos ayuda a seguir contándonte lo que otros callan.