Sábado, 25 Mayo 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

¿200 millones de inmigrantes en Europa?

PUBLICADO EL Miércoles, 09 Enero 2019 08:56 Escrito por
¿200 millones de inmigrantes en Europa? ¿200 millones de inmigrantes en Europa?

 

Lant Pritchett es un economista que enseña en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, y que durante años trabajó para el Banco Mundial. Ante el suicidio demográfico de los países occidentales Pritchett propone una idea revolucionaria: propone que Europa acoja a 200 millones de inmigrantes en los próximos 30 años. Sí, no es un error, habla de 200 millones de inmigrantes.

 

Pero no de cualquier manera. Pritchett propone que vengan mediante rotaciones. Que vengan a Europa, trabajen durante una temporada y luego vuelvan a sus países. Además, propone que mientras vivan en Europa estos inmigrantes no tengan derechos políticos de ningún tipo, poniendo como ejemplo a las monarquías islamistas de Oriente Medio. Además, Pritchett propone que vengan los menos cualificados, por lo que Europa debe abstenerse de realizar cualquier adelanto tecnológico que suponga que las máquinas vayan a hacer determinados trabajos de menos calificación.

 

No extraña que un ex economista del Banco Mundial haga este tipo de propuestas, pues son las que siempre hacen instituciones globalistas como la ONU o el FMI. De hecho, no es casualidad que la propuesta de Pritchett coincida con el infame Pacto Global de la ONU sobre inmigración, un pacto firmado a espaldas de los ciudadanos, que ya ha sido puesto en marcha y cuyo objetivo es inundar Europa con decenas de millones de inmigrantes de África, de Asia y del mundo musulmán.

 

Como siempre, y como hacen todos, Pritchett nunca se para a explicar las causas del descenso de la natalidad europea ni ofrece ninguna solución al respecto. Como siempre, lo considera un mal que, por algún motivo que se nos escapa, no tiene solución y por lo tanto la única alternativa es importar millones de inmigrantes sin límite. Por supuesto, lo que ocurrirá es que estos inmigrantes vendrán, pero luego se quedarán. No volverán nunca a sus países. Y a medida que los europeos se vayan extinguiendo estos inmigrantes del tercer mundo conquistarán Europa y traerán las mismas condiciones sociales y económicas de sus países de origen.

 

No deja de ser curioso que Pritchett ponga como ejemplo a Kuwait y a las monarquías de Oriente Medio ¿entendemos ahora cuál puede ser una de las razones por la que las élites económicas están islamizando Europa? para que seamos la nueva Arabia Saudí, un país con una élite de súper ricos árabes, occidentales y sionistas gobernando sobre una masa multicultural de semi-esclavos sin raíces sin derechos y sin Estado del Bienestar. Un país y una sociedad en los que el destino de la poca población blanca trabajadora que vaya quedando será el mismo que el que han sufrido en Sudáfrica y Zimbabwe: persecución, limpieza étnica y expulsión.

 

Desde que Soros y Merkel le dieron la orden a Pedro Sánchez de que acogiera al barco Aquarius, la inmigración masiva hacia España se ha disparado. En 2018 han llegado más inmigrantes en patera que en los ocho años anteriores. Y esto no va a parar. Nos sacan titulares de prensa en los que nos dicen que 769 inmigrantes se ahogaron en el Mediterráneo intentando llegar a España. Una tragedia, en el caso de que sea verdad, que lo dudamos, pero la cantidad de los que llegaron, más de 56.000, solo la ponen en el cuerpo de la noticia y sin que apenas llame la atención. Forma parte del apagón informativo que ha impuesto el gobierno sobre este tema en las últimas semanas.

 

O controlamos la frontera y la inmigración o estamos acabados. O formamos más familias con más niños en España y en Europa o estamos acabados. Hay que traer a todas las tropas que tenemos repartidas por el mundo en misiones absurdas al servicio de la OTAN y de Israel y ponerlas a patrullar en nuestra frontera sur para que devuelvan a África de manera sistemática a todas las embarcaciones que intenten llegar a nuestras costas. Si ellos vienen aquí para sobrevivir nosotros también queremos sobrevivir.

 

Hace 50 años el político británico Enoch Powell predijo “ríos de sangre” en la futura Inglaterra debido a la demencial política de inmigración que ya entonces empezaba a poner en marcha el gobierno británico. Y no se equivocó. Eso es lo que vamos a tener todos los habitantes de Europa Occidental, desde Suecia hasta España: ríos de sangre. Eso es lo que van a tener nuestros descendientes por culpa de nuestra complicidad, de nuestro silencio y de nuestra cobardía ante este proceso de sustitución étnica que las élites globalistas están llevando a cabo en Europa. Lo acabaremos lamentando.

Miguel Blasco

La Voz de Europa

Comenta esta noticia