Imprimir esta página

VOX, cuando el patriotismo es un negocio

PUBLICADO EL Martes, 03 Julio 2018 18:18 Escrito por

Son muchos los lectores que tras la publicación de ayer en La Tribuna de España de la noticia sobre el falso patriotismo de VOX se han dirigido al periódico diciendo que deberíamos atacar al enemigo, al “Frente Popular” y no hacer guerra entre nosotros. Nada más lejos dela intención de la redacción de La Tribuna de España que convertirse en un arma arrojadiza entre patriotas en unos momentos que se avecinan muy complicados y en los que la unidad de acción se hace imprescindible. Pero para ello es necesario –como dice la Biblia- “separar el trigo de la paja”, “denunciar a los lobos disfrazados con piel de cordero” y poner todas las cartas boca arriba para que nadie se lleve a engaño.

Somos, precisamente La Tribuna de España, quienes estamos defendiendo la unión de todos los partidos, sindicatos y asociaciones del ámbito social patriota en una única alternativa electoral común, capaz de conseguir representación en los próximos comicios electorales en muchos ayuntamientos y, sobre todo, en el Parlamento Europeo en el que cada vez es más grande la presencia de partidos representantes del patriotismo social que despierta en toda Europa.

Pero una cosa es el patriotismo y otra bien diferente “el patrioterismo”, eso en lo que se ha envuelto históricamente la derecha española (desde la CEDA de Gil Robles hasta Alianza popular de Fraga y después el PP de los Aznar, Rajoy o quienes vengan).

Por eso es importante saber ¿lo de VOX es patriotismo o “patrioterismo”? ¿Vox se envuelve en la bandera nacional soñando una España, además de unida, justa –sobre todo para los más desfavorecidos- y sin corrupción o es “más de lo mismo”, patrioterismo de banderas de España en las pulseras y las solapas pero dinero oculto en paraísos fiscales, recalificaciones urbanísticas, financiación ilegal del partido y negocio personal de sus dirigentes?

Y esta es la respuesta a la que ha tenido acceso La Tribuna de España. Por eso debemos mostrarla tal cual, porque el enemigo peligroso no es la extrema izquierda guerracivilista qué está en frente y que se les ve venir desde lejos; el enemigo del patriotismo son aquellos supuestos camaradas, aquellos que parecen dispuestos a compartir trincheras pero que, en realidad, lo único que aspiran es a entrar dentro de las instituciones del sistema para seguir chupando de la teta de mamá España.


Nacimiento de VOX y primeras deserciones

Según afirma Carlos Aurelio Caldito, expresidente provincial de VOX Badajoz y reciente baja junto con todos los militantes que denunciaron el fraude de las elecciones internas del partido en la provincia 8un partido que expulsa a quienes denuncian la manipulación interna ya es síntoma de mucho…) “Recuerdo que cuando decidí acercarme a VOX fueron muchos los que me recomendaron que no lo hiciera, unos me hablaron de que eran gente de PP que pretendían refundar el partido o hacer un “PPbis”; otros me hablaron de que frecuentaban compañías y amistades peligrosas, me hablaron de que su financiación no estaba clara… hasta de que eran los representantes del sionismo en España… a todos los comentarios les concedí escasa importancia, creyendo entrar en un partido VOX que defendía la vida, la familia, la custodia compartida de los hijos menores tras el divorcio, la unidad de España, las raíces cristianas de nuestra patria, y un largo etc. de cuestiones que yo considero irrenunciables”.

Carlos Aurelio Caldito, en sus tres años de militancia y como vicepresidente de VOX Badajoz fue el artífice del despegue de VOX en Extremadura gracias a un esquema de trabajo –según sus propias manifestaciones- tan simple como “propaganda y acción, propaganda y acción… y vuelta a empezar…”. Consiguiendo la apertura de sedes locales no sólo en Badajoz sino también en otras poblaciones extremeñas importantes como Mérida, Almendralejo, Zafra, Don Benito… etc.

Durante casi tres años, las “asambleas nacionales” de VOX se han convertido en un paseo en barca para Santiago Abascal y su grupo de amigos, todo controlado sin ningún lugar para la más mínima disidencia, renovando sus cargos, más que por unanimidad, casi por aclamación. Llama poderosamente la atención que en todas “asambleas nacionales” de VOX siempre hubo una sola candidatura para las elecciones al Comité Ejecutivo Nacional, y que el margen de maniobras que podría tener cualquier afiliado o grupo de afiliados para poder presentar una candidatura alternativa, resultaba absolutamente imposible por la cantidad de trabas y los plazos para presentarla que ha hecho imposible ninguna candidatura alternativa a la oficial.

Aunque parece olvidarse una Asamblea ya lejana en el tiempo, hará algo más de tres años, en la que se produjo un serio altercado que acabó, incluso, a golpes y zarandeos, por cuestiones de finanzas y dineros, que guardaban relación con la gente de VOX-Galicia… Los opositores de VOX Galicia fueron inmediatamente expulsados del Partido. En todas las “asambleas nacionales” de VOX llama poderosamente la atención que cuando se hablaba de ingresos, la mayoría son por donaciones de particulares ya que las cuotas de afiliados no superan ni la tercera parte de los ingresos.

Antes de que Santiago Abascal Conde accediera a la presidencia de VOX, y bajo el liderazgo de Alejo Vidal Cuadras sucedieron muchas prácticas más que dudosas de legalidad y absolutamente inmorales; recordemos quién era, entonces, el presidente de VOX, Alejo Vidal Cuadras:


-Vicepresidente del Parlamento Europeo y eurodiputado (1999-2014) por el PP.

-Presidente del PP de Cataluña (1991-1996).

-Diputado del Parlamento de Cataluña (1988-1996).

-Senador en las cortes Generales (1996-1999).

-Concejal del Ayuntamiento de Barcelona (1987-1991).

-Actividad: Alianza popular (1983-1989). PP (1989-2014), tras 30 años de militancia deja el PP para unirse a VOX como presidente (2014-2015) y por el que fue cabeza de lista en las elecciones europeas del 25 de mayo sin obtener representación. En junio de ese mismo año anunció su renuncia a la reelección como presidente de VOX.

-Ha sido colaborador durante años de los diarios La razón, La Gaceta y de la revista Época.

-Forma parte del Patronato de Honor de la Fundación para la defensa de la Nación Española (DENAES) desde el 22 de marzo de 2006

Gran relación con Aznar al que invitaba a participar en la campaña/mítines de Vox. Tanto Vidal-Quadras como Aznar son miembros del Friends Of Israel.

- El fundador de VOX, Alejo Vidal-Quadras, es miembro de Amigos Europeos de Israel, el lobby más poderoso en Bruselas - La Celosía.

Alejo Vidal-Quadras abandona VOX ytras su salida de VOX, Vidal-Quadras recomendó votar a... Ciudadanos.

 

Otro personaje importante en la gestación de VOX es José Luis González Quirós. Desde la llamada transición a la democracia en España ha desarrollado una actividad política bastante continuada: formó parte del Consejo Político de Unión de Centro Democrático (coalición política y, posteriormente, un partido político español liderado por Adolfo Suárez, que ejerció un papel protagonista durante la transición a la democracia) hasta 1981 y del Comité Ejecutivo Nacional del Centro Democrático y Social entre 1982 y 1987 (Partido también liderado por Adolfo Suárez que luego se integró en 2006 en el PP).


-Desde 1991 hasta 2003 formó parte del consejo asesor de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales.

-En 1995 editó los discursos políticos de José María Aznar (La España en que yo creo, Editorial Noesis), ha sido fundador (2004) y primer director de la revista Cuadernos de Pensamiento Político que edita la citada fundación. Fue parte del equipo de José María Aznar y lo acompañó desde 1996.

-Es comentarista del diario Gaceta de los Negocios y colabora habitualmente en los medios digitales elconfidencial.com y elestadodelderecho.com.

-En enero de 2014 presentó el nuevo partido político VOX junto con otros ex militantes del Partido Popular, con el fin de presentarse a las elecciones europeas de ese año.

- En febrero de 2015, José Luis González Quirós se da de baja en el Partido y abandona VOX.


González Quirós abandona VOX envuelto en un tremendo escándalo interno para un partido de carácter marginal y sin casi cuotas de afiliados. Como presidente en funciones facturó al partido 58.000 euros y colocó a su hijo, (fue acusado por la expopular y entonces dirigente y ejecutiva de VOX, la periodista valenciana Cristina Seguí, la cual decidió revelar lo que consideraba falta de transparencia en las cuentas del partido después de recibir duras críticas por conceder una entrevista a la revista Interviú. Cristina Seguí, (que además de ser una mujer muy guapa, con mucho carácter y capacidad de liderazgo en la organización valenciana, tenía una relación –entonces- muy muy muy estrecha con el actual Secretario General de VOX, Javier Ortega Smith, “pidió la dimisión de González Quirós por el bien del partido".

Cristina seguí argumentó que González Quirós había facturado ¡más de 58.000 euros a VOX en menos de cinco meses! a través de la consultoría Mind & Matters, la cual pertenece a él y a su hijo. ¿Cómo manejaba VOX esas cantidades de dinero teniendo menos afiliados, por aquel entonces, que Falange Española, FE-La Falange, Democracia Nacional o España 2000? Seguí aseguró que el Comité no conoció de las facturaciones de Quirós hasta hacía un mes. “Me enteré de que el presidente en funciones cobraba sueldo en una reunión del Comité Ejecutivo Nacional y pedí explicaciones sobre cuáles son los criterios para cobrar en el partido”, manifestó la entonces carismática dirigente de VOX Valencia, Cristina Seguí. González Quirós le contestó que de esa suma, “¡5.000 euros constituían su sueldo! mientras que el resto del dinero» no lo podía justificar”. ¿De dónde sacaba VOX, sin diputados ni concejales que aportaran financiación y con una cantidad de militantes que cabían dentro de un autobús, 5.000 euros al mes para el sueldo de su presidente?

Quirós había sido nombrado su sucesor siguiendo el modelo habitual del PP, “a dedo” por Vidal-Quadras, según aseguró, entonces, Cristina Seguí: es decir, idénticas prácticas corruptas, idéntica financiación irregular, idéntico sentido de la política como una profesión de la que beneficiarse que las que mantiene el Partido Popular del que habían salido todos los creadores de VOX, más por un encabronamiento por haber perdido sus posiciones de privilegio en el PP  que por tener un mensaje político diferente al partido de Rajoy. Hay que tener en cuenta que la práctica totalidad de fundadores de VOX vienen del PP y han vivido toda su vida de la política no sabiendo ganrse el pan de otra manera…

Entonces, con un tremendo escándalo de trascendencia mediática nacional (impensable en cualquier otra formación patriota con tan reducida militancia), Cristina Seguí apuntó que fue el presidente de la formación, Alejo Vidal-Quadras, quien “puso ese sueldo a González Quirós”. La valenciana denunció públicamente que “el verdadero peligro en VOX no es el de una mujer que aparece en Interviú, una entrevista en absoluto reprochable; el verdadero peligro en Vox es un presidente provisional orquestando maniobras de destrucción de su propio partido mientras lo dilapida facturando 11.670,50 euros al mes a través de su empresa”.

La actitud de Cristina Seguí pareció impecable; se mostró convencida de que “los partidos tienen que ser consecuentes con lo que postulan” y manifestó estar molesta con las últimas actuaciones de la cúpula de VOX. A punto estuvo de abandonar la organización pero fue convencida de no hacerlo por Javier Ortega Smith -con quien entonces mantenía la relación de proximidad antes citada- y que ejercía bastante influencia sobre la “casi indomable” dirigente política valenciana. Cuando cuestionó las prácticas del presidente en funciones, éste le prometió que «a partir de ahora» serían transparentes.

Pero Seguí siguió militando en VOX pero cada vez de manera más contestataria y denunciando todas las múltiples opacidades internas, asociando esa “falta de transparencia” a la concesión de un contrato al hijo de José Luis González Quirós. La labor consistía en gestionar la página web, tarea por la que podía llegar a cobrar ¡cerca de 2.000 euros!, según contó entonces la inteligente y atractiva periodista y política valenciana. Cristina Seguí también denunció que –pese a ser un partido en el que militaban cuatro y el de la guitarra- existía un grupo de poder dentro de VOX que controla todos los movimientos en el partido.

Harta ya de la falta de transparencia del Partido, Seguí presentó su dimisión en el verano de 2.014 tras acusar al presidente en funciones de lucrarse gracias a la formación, aunque apostilló que “volvería si Santiago Abascal la necesitaba”. Y eso es lo que hizo; sólo un par de meses después, cuando Santiago Abascal se hizo con la presidencia del Partido, Cristina Seguí regresó a VOX con "la esperanza de que las cosas cambiasen y que la directiva del partido comenzase a estar a la altura".

Ya bajo la presidencia de Abascal, Cristina Seguí, luchadora incansable y fiel a sus principios, siguió insistiendo en que VOX seguía sin ajustarse al cambio que ella considera necesario respecto a los partidos tradicionales. Y no pudo aguantar mucho más dentro de esta organización/negocio montada por “vividores profesionales de la política” procedentes del PP. Antes de presentar su dimisión, escribió un correo electrónico a los responsables en Madrid reclamando "más apoyo y más financiación" para las provincias. La política valenciana ano admite que todos los fondos derivados de las cuotas de los afiliados vayan a parar a Madrid. Y Cristina Seguí acabó abandonando VOX convencida de que Santiago Abascal era “más de lo mismo” y que el partido no tenía ninguna intención en regenerarse e intentar convertirse en un modelo de organización política honesto y diferente al resto de formaciones a las que critica.

Otro personaje importante, de los que están “en la cocina” es Rocio Monasterio:

¿Quién financia a VOX?

Rocío Monasterio aparece en escena. Abascal parece necesitar siempre a su lado un rostro femenino atractivo para la opinión pública y tras la marcha de Cristina Seguí llega la de Inma Sequí, la jovencísima candidata a la alcaldía de Cuenca que con sólo 18 años recibió una brutal palia por parte de la extrema izquierda “Antifas. Sin ningún respeto por su privacidad e incluso, poniendo nuevamente en riesgo su vida, la agresión sufrida por Inma Sequí polarizó durante unos días la atención mediática de los principales medios de comunicación; la joven de 18 años fue utilizada por Abascal para obtener rédito político y, algún tiempo después,también abandonó VOX. La misma Inma Sequí -igualmente joven pero mucho más madura- en la actualidad, con sólo 22 años y finalizando sus estudios de derecho, es la portavoz del Observatorio para la violencia de la extrema izquierda, es dirigente de la formación España 2.000-Respeto y una de las mayores promesas de futuro liderazgo del patriotismo español.

Pero volvamos a la arquitecto cubano-española Rocío Monasterio (al igual que Cristina Seguí y que Inma Sequí, un rostro femenino muy bonito para VOX) que se hizo famosa interrumpiendo una conferencia de Puigdemont con las manos esposadas en una excelente operación de mercadotecnia política. Es esa cuota femenina, profesional, madre de familia que Abascal necesita en su “negociado”.

¿Saben dónde van a parar las cuotas de los afiliados de VOX de toda España? ¡Sorpréndanse con la respuesta! pues, nada más y nada menos que a la cuenta bancaria personal del esposo de Rocío Monasterio, Iván Espinosa.


Siempre en VOX se ha explicado que los grandes donativos, las grandes aportaciones que permiten la supervivencia de un partido sin ingresos institucionales y con muy pocos afiliados, proceden de gente anónima de un patriotismo absolutamente altruista y generoso y afín al partido, pero cuyos nombres no pueden revelarse, pues corrían el riesgo serio de recibir represalias por parte de los gobernantes y de perder la oportunidad de acceder a contratos para proveer de bienes y servicios a las administraciones públicas, o cosas por el estilo, es decir, modelo de financiación irregular del Partido Popular hoy condenado por sentencia judicial. Empresarios que hacen donaciones anónimas y tienen negocios con la administración no huele, precisamente, a patriotas desinteresados que apoyan con su dinero la creación y el mantenimiento de una oferta política patriota y regeneracionista para España.

Mañana nueva entrega sobre VOX, el falso patriotismo convertido en el negocio privado de Santiago Abascal y cuatro amiguetes.

La Tribuna de España

Equipo de redacción.

Redes Sociales

Comenta esta noticia

Lo último de La Tribuna de España