Jueves, 18 Julio 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

Menores musulmanes asesinan y graban cómo degüellan. Los detenidos en Valencia colgaron en las redes las torturas y el asesinato de una de sus víctimas

PUBLICADO EL Martes, 12 Marzo 2019 12:07 Escrito por
Así acuchillaron a sus víctimas estos cachorros de "La Manada de Alá" Así acuchillaron a sus víctimas estos cachorros de "La Manada de Alá"

 

 

La Tribuna de España está en condiciones de asegurar que han sido detenidos en Valencia los autores de dos brutales secuestros (uno acabó en asesinato) grabados en vídeo: tres musulmanes menores de edad –y de origen argelino- torturan de manera cruel, acuchillan y asesinan a una de sus víctimas. La propia Policía (acostumbrada como está a ver de todo) está sorprendida de la crueldad de las imágenes difundidas a través de las redes sociales.

Los tres “menas” fueron detenidos por algo tan insignificante como colarse sin pagar en el metro de Valencia, algo que hacen a diario y de manera impune en las principales capitales de España.

Estos pacíficos practicantes de “la Religión de la Paz”, mantenidos y subvencionados por los Servicios Sociales de Francia, han sido acusados de asesinato, detención ilegal y pertenencia a banda criminal –entre otros delitos-.

Estos cachorros” de “La Manada de Alá huyeron de Francia a España y su detención “por mera casualidad” (y no por una exhaustiva investigación policial, como ahora quiere hacernos creer  la Dirección General de la Policía) se ha saldado con la detención de estos tres asesinos todavía aprendices de islamistas por sus edades: 15, 16 y 17 años.

Son responsables del asesinato de un varón de 28 años y del brutal acuchillamiento de otro (que tuvo la fortuna de no llegar a morir).

El vídeo fue subido a las redes sociales por los propios autores, para “mayor gloria de Alá” y orgullosos de su gesta, un vídeo en el que aparecen los tres jóvenes musulmanes pegando una tremenda paliza y acuchillando a dos jóvenes… el piso aparece cubierto de sangre mientras las víctimas, atados con cadenas de perros, reciben múltiples cuchilladas en el cuerpo y la cabeza.

Estos son “los Refugiados Wellcome” que tanto gusta a la progresía estúpida de esta nación…

Portavoces policiales ya están marcándose el farol de la colaboración policial entre Francia y España: mentira. La detención ha sido fruto de la más pura casualidad.

Esta estrategia de comunicación es habitual (como la de ocultar religión y nacionalidad de los criminales) para adoctrinar a la ciudadanía y no ofrecerles toda la información que merecen en un supuesto Estado de Derecho.

 

 

Comenta esta noticia