Domingo, 18 Agosto 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

"La juez lo tapaba todo". Cámara oculta con testigo arrepentido del Bar España. La mayor trama de pederastia de España. Capítulo 2

PUBLICADO EL Viernes, 07 Junio 2019 06:36 Escrito por Roberto Lanzas
Fabra y Camps. También dirigentes del PSOE montaban "fiestas" con niñas pequeñas Fabra y Camps. También dirigentes del PSOE montaban "fiestas" con niñas pequeñas

 

Vulnerando los más elementales derechos de defensa y con ¡sólo 10 días para que el defensor estudie 9 tomos de instrucción de sumario!, nuestro director ha sido citado a declarar el próximo día 13 en los juzgados de Castellón. Josele Sánchez ha manifestado que se está conculcando, intencionadamente, su derecho de defensa -pese a que no nos ha querido desvelar cuál será la estrategia de su abogado-. Pero el director de La Tribuna de España ha manifestado: "Carlos Fabra, y la juez Sofía Díaz, y Francisco Camps y el resto de los 42 pederastas identificados por este periódico son culpables de secuestros, torturas, violaciones y grabación de material pedófilo. Quiero verles los ojos para decírselo a la cara y aportar las contundentes pruebas de que disponemos".

 

La publicación el pasado día 5 de esta primera entrega (casi pedagógicca) sobre la mayor trama de pederastia en la historia de nuestra nación ha batido todos los récords de lecturas de una noticia en La Tribuna de España. Y no sólo de españoles: también hemos contado por decenas de miles las lecturas que nos han llegado desde otras naciones de Hispanoamérica y la solicitud de permiso para publicar nuestra información por parte de varios medios iberoamericanos. El artículo de referencia  se titulaba "Toda la verdad sobre el Bar España. La mayor trama de pederastia de España. Capítulo 1" y les dejamos el enlace para los lectores que no lo hayan leído.

https://latribunadeespana.com/espana/bar-espana

 

Prosigue -pues- la investigación periodística de La Tribuna de España con idéntico afán de dar a conocer a los españoles la mayor trama de pederastia en la historia de España de la que ahora los verdugos se presentan como víctimas y reclaman “la restitución de su honor”…

¿Quién restituye a los 16 niños violados su inocencia?

¿Quién devuelve a los “presuntamente” 9 asesinados sus vidas?

 

 

Antonio Peraire: el pederasta arrepentido. Las películas y el asesinato de una niña

 

 

También en el “caso Bar España” ha existido la vital figura del “arrepentido”, un protagonista fundamental para conocer toda la verdad e imponer el merecido castigo a los pederastas pero que, “casualmente”, el sistema judicial español no ha sabido (o no ha querido) aprovechar.

El "arrepentido" -que confesó en el año 1.999- era uno de los pederastas que participaron en la trama, Antonio Peraire Edo, plenamente identificado por La Tribuna de España como el individuo citado en la denuncia como mismo A. P. y que transportaba a niños y niñas al Bar España a bordo de una motocicleta.

Según publicaciones de “Técnico Preocupado” (una de las personas que más ha indagado y denunciado este caso en Internet) el tal Peraire se auto inculpa de pertenecer a una red de pederastia en cuya organización él habría tenido las funciones de vigilancia de la puerta trasera del mencionado bar, así como la de captar a niños y niñas para llevarlos al Bar España.

Antonio Peraire habría manifestado haber visto películas ¡filmadas en el interior de Bar España! donde se torturaba, hería y violaba a los niños, unas películas en las que afirmó los que los protagonistas (involuntarios) era tanto niños como niñas…

El “arrepentido afirma haber visto cómo se grababan esas películas de violaciones infantiles en las habitaciones del piso superior del Bar España, si bien dijo desconocer qué se hacía después con ese material filmado.

Peraire dijo -eso sí- que eran tres hombres los encargados de las grabaciones: “El Francés” (identificado por La Tribuna de España como Bernard Alapetite, ¡todo un pederasta de currículum internacional!, productor de películas y editor de revistas de pornografía gay, un individuo que, "curiosamente", goza de extraordinario prestigio dentro del colectivo LGTBIun tal F “El Italiano” (perfectamente identificado por La Tribuna de España como el expresidente del Club de Fútbol Milan, Giuseppe Antonio Farina y un tal "Ramón". Manifestó que “allí iban tíos millonarios, que soltaban dinero a todo el que participaba en la organización de las fiestas y que como pagaban bien podían comprarlo todo”.

Y lo más grave: es la primera referencia que se hace a una niña muerta, una pequeña gitana de 5 ó 6 años que fue violada vaginalmente hasta desgarrarla y causarle la muerte.

 

 

Carlos Fabra, un juez y una enfermera asesinada

 

 

El “arrepentido” cuenta que entre los pederastas más habituales que participaban en esas fiestas se encontraba alguien muy importante que respondía a las siglas CF (identificado por La Tribuna de España como Carlos Fabra), un juez conocido como Ramón Grau” (identificado por La Tribuna de España como Ramón Govani Puig) y que después las heridas causadas a los niños eran curadas por la pareja del juez, una enfermera que sabía que se llamaba Alicia M. (identificada por La Tribuna de España como Alicia Martínez); Alicia M era requerida muy a menudo para curar y coser los  desgarros anales y vaginales que habrían sufrido los niños a manos de los brutales pederastas.

Hacemos un inciso imprescindible para que los lectores comprendan hasta dónde llegó la maldad de estos criminales.

 

Arriba Carlos Fabra expresidente de la Diputación de Castellón

Abajo Giuseppe Farina, expresidente del Club de Fútbol Milán

 

Alicia Martínez era la pareja sentimental del juez Ramón Govani. Según parece ser, Alicia era de personalidad muy dependiente y estaba muy enamorado del juez, mucho más que él de ella. Alicia no participaba de los gustos depravados de su pareja pero estaba tan ciega con él que se lo consentía todo e incluso terminaba siempre teniendo que atender a las víctimas del sadismo y la pederastia de su compañero sentimental. Pero fueron tantas las veces en que tuvo que intervenir que Alicia se habría cansado de soportar aquellas bestialidades y habría dejado a su pareja, llegando a amenazarle con que si no abandonaba aquellas prácticas depravadas, le denunciaría.

Tiempo después Alicia Martínez apareció ahogada dentro de su coche en una playa de Peñíscola.

Y es que, "casualmente" es la provincia de Castellón (y más concreto en las proximidades a Benicarló, sede del Bar España) donde más mujeres han aparecido muertas y, en la mayoría de los casos, nunca se hayan esclarecido los motivos: mujeres que -en principio- nada tenían en común, una médico, una prostituta, una enfermera…

Alicia -según el “arrepentidofue asesinada por temor a que delatara a los criminales.

 

 

Antonio Peraire habría manifestado que un tal F. T. (se corresponde con el pederasta involucrado en estos hechos y publicado por La Tribuna de España, un residente en la vecina localidad tarragonense de Tortosa (muy próxima a Benicarló), Felipe Tamada Esteve le habría dicho al juez R. G. (Puig) que su pareja, “la enfermera, estaba muy nerviosa y que acabaría por irse de la lengua” (son manifestaciones textuales del “arrepentido”); según Peraire, F. T. (Felipe Tamada) insistió en que “la enfermera parecía no querer colaborar más con ellos, y que en consecuencia había que hacer alguna cosa” –siguen siendo manifestaciones textuales de Peraire- Y Luego apareció muerta”.

El “arrepentido” manifiesta que se reunieron F. (Giuseppe Farina), F. T. (Felipe Tamada), R. G. (el juez Ramón Giovani) –además de otras personas que no identifica- y acordaron que del “asunto de Alicia” debía encargarse un tal C. E., también vinculado a esta trama de pederastas criminales.

La persona que La Tribuna de España identifica con estas siglas es Carlos España Montilla, miembro de la trama, identificado por nuestro periódico entre los 42 criminales de la misma, hijo de los propietarios del Bar España (ambos implicados también, Teresa Montilla y de José España).

La confesión de Antonio Peraire se produjo en sede judicial y allí se grabó magnetofónicamente su declaración -por lo que es en los Juzgados de Vinaroz donde debe permanecer confesión transcrita y cintas grabadas- desde el año 1.999.

El “arrepentido” también reconoció que en el material filmado de violaciones infantiles y relaciones sexuales con menores, aparecía “El de Mas de Coll”, F. (Giuseppe Farina) y “El Francés” (Bernard Alapetite) y que aparecían desnudos en compañía de niños de unos diez a doce años.

 

Bernard Alapetite, antecedentes penales internacionales por pederastia. Productor de películas porno gay y editor de revistas homosexuales.

Personaje de alto prestigio "intelectual" en el colectivo LGTBI

 

Pero ni de lejos esta confesión es lo más importante para resolver la veracidad absoluta del "caso Bar España".

Tenemos el documento que prueba la participación en los hechos como depravados pederastas ¡de aquellos que hoy reclaman su "derecho al honor"! y muy especialmente de la juez, Sofía Díaz García y del expresidente de la Diputación de Castellón, el corrupto "Carlos Fabra.

 

 

Sofía Díaz García: la juez que lo tapa todo 

 

 

"Eixa és la jutge que ho tapa tot" (esa es la juez que lo tapa todo) dice en valenciano Antonio Peraire, el portero de Bar España y traficante de cocaína en dicho establecimiento en una grabación a la que no sabe que está siendo somtetido.

La grabación no tiene desperdicio. A última hora interviene la pareja del "arrepentido" diciendo (también en valenciano) "ahora lo entiendo todo, por eso venías a casa con cien mil y doscientas mil pesetas en el bolsillo..."

 

Sofía Díaz García. "La juez que lo tapaba todo"

 

Y es que la magistrado Sofía Díaz García ahora va por la vida de víctima de no se qué campaña difamatoria; además parece tener "la justicia cogida por los huevos". Resulta curioso (por no utilizar otro adjetivo) que sea su compañera del juzgado de al lado, su propia compañera en los juzgados de Castellón, con quien toma café todos los días, hablan de sus cosas y mantienen una relación profesional y personal de amistad, quien esté imputando delitos contra el honor de su amiga (y el resto de secuaces involucrados en la trama del "caso Bar España") a todo aquel que se ha atrevido a denunciar esta abominable pandilla de delincuentes que han traficado, drogado, torturado, violado, grabado -y distribuido el material porno-pederasta a niñas desde los 6 años de edad.

Sofía Díaz García, además de en las denuncias de muchos de los niños abusados -que les ofreceremos en próximas entregas con los propios manuscritos escritos por los desdichados niños y niñas que involucran a la juez hasta las cachas- queda absolutamente delatada en esta grabación con cámara oculta hecha al testigo "arrepentido" en su propia casa, una grabación en la que Antonio Peraire Edo identifica a los principales pederastas (por supuesto, y de manera especial, al exdirigente del PP Carlos Fabra).

La grabación no tiene desperdicio y les invito a que la escuchen completa (hay partes en valenciano, que aparecen convenientemente subtituladas, para que los lectores de La Tribuna de España no se pierdan ningún detalle).

Por aquellos años la juez Sofía Díaz (y su marido) no era tan formal como ahora: al menos sus noches no eran tan formales como sus días. La afición por la cocaína le llevó a visitar con frecuencia el Bar España, un garito poco recomen dable para las personas de bien y en el que había un trasiego de niñas (desde 7 y 8 años hasta los 12) que no era ni medio normal. Y menos a altas horas de la madrugada.

En la grabación secreta el portero reconoce que por allí pasaban millonarios, "de esos que no les importa pagar un millón de pesetas por estar con una niña de 8, de 10 o de 12 años como mucho".

 

 

La directora de la residencia de niños llevaba los pequeños hasta el Bar España

 

 

Gema Perfecto Ferrer, la directora de la Residencia Baix Maestrat (residencia de niños tutelados por la Generalidad Valenciana) hacía el reparto de niñas y niños, a demanda de los millonarios que querían pasar unas horas con jóvenes a las que siquiera les había aparecido el vello público.

¡Unos niños de cuya tutela respondía el Estado! (a través de una de sus 17 inservibles comunidades autónomas), una tutela que había sido retirada a sus los padres de los menores -por entenderse que no garantizaban su seguridad, educación y manutención- y de la que "cuidaban" los servicios sociales de la Generalidad Valenciana; les cuidaba utilizándolos para prostitución infantil, violación y grabación de material pedófilo, gracias a la colaboración de la propia directora de la Residencia y de otros empleados de la misma.

Según escucharán en el vídeo en cada viaje llevaban 3 ó 4 niñas (a veces también niños) de hasta 7 u 8 años de edad (de 12 ya les parecía mayores a los clientes) y no sólo las violaban: también las desplazaban hasta Mas del Coll (el chalet propiedad de Giuseppe Farina) donde grababan las películas pederastas que, según manifiesta el "arrepentido" en este vídeo de cámara oculta, luego se comercializaban en el extranjero (y también en un domicilio particular de Vinaroz).

 

 

¡Hombre, violaralas no!, les hacían el amor... ¡a niñas de 7 u 8 años

 

 

Es tal la degradación moral de estos pederastas que, en un momento determinado de la grabación adjunta (hecha con cámara oculta), el interlocutor le pregunta al portero de bar España, "¿y qué hacían 8 o 10 viejos con niñas desnudas de 7 ú 8 años delante de la cámara, violarlas?" y Antonio Peraire le contesta (en valenciano): "¡Hombre, violarlas no -y se ríe- les hacían el amor!".

Pueden intuir ustedes la moral de estos depradadores sexuales que entienden que tener sexo involuntario y a la fuerza con niñas de 7 u 8 años es hacer el amor.

Esta grabación es fundamental porque aporta todo tipo de detalles respecto a clientes (e incluso a víctimas) e incluso llega a reconocer que también gente del PSOE tenía "fiestas" de 15 personas donde les aportaban la "mercancía infantil" made in Bar España...

Antonio Peraire reconoce que su papel era algo así como de ama de llaves y poco a poco va dejando escapar los nombres de los pederastas: Carlos Fabra, el político del PP que siempre iba con un montón de escoltas (y que se llevaban las niñas -y también los niños- a otra parte), la juez Sofía Díaz García "que lo tapaba todo" y que acudía en compañía del exjuez Ramón Giovani Puig, Giuseppe Farina, Bernard Alapetite, Felipe Tamada (abogado de Tortosa que acordaría con Giovani Puig el asesinato de Alicia Martínez)... etc. 

Mañana seguiremos con más información sobre la mayor trama de pederastia de toda la historia que ahora, los propios verdugos, pretenden convertir en un "bulo" por el que su honor ha quedado mancillado.

 

Por 1 euro al mes (menos de lo que cuesta un café) puedes ayudarnos a seguir haciendo este periodismo que quieren callar.
Sólo tienes que darte de alta en este enlace

https://www.teaming.net/porlalibertaddeprensa-mujeresdelatribunadeespana-

 
También puedes colaborar con este periodismo disidente en nuestra cuenta PayPal
 

 

 

Medios

Bar España: cámara oculta con testimonio de testigo arrepentido

Comenta esta noticia