Jueves, 27 Junio 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

Risto Mejide fracasa con su nuevo programa. Menos entradas que un documental sobre felinos en TVE 2. Es el Karma

PUBLICADO EL Jueves, 24 Enero 2019 11:01 Escrito por Marcos Larrazábal
Risto Mejide, el mayor lameculos de Ana Patricia Botín Risto Mejide, el mayor lameculos de Ana Patricia Botín

 

 

Risto Mejide, el payaso que se hace pasar por periodista y que es el lameculos mayor de la presidente del Banco de Santander, Ana patricia Botín, estrenaba a bombo y platillo programa en Cuatro con un título que parece definir la propia existencia del presentador: "Todo es mentira". En su primer programa ha alcanzado una cuota de espectadores ("share" que dice los estúpidos anglodependientes) de 3,4%, menos que un documental sobre felinos en la segunda cadena de TVE.

 

Es el Karma.

Recordarán que nuestro director, Josele Sánchez, fue invitado al programa Chester presentado por este bocachancla que va de periodista chulo y no deja de ser el típico macarra de discoteca que siempre acaba llevándose un par de buenos y merecidos guantazos.

A Josele en Mediaset no le habían preparado una entrevista, sino una encerrona.

A diferencia de todos los invitados al Chester, nuestro director no estaba sentado en el sofá sino de pie.

Y, también por vez primera, Risto Mejide no era el único entrevistador. Se había llevado para "meter cera" a Josele Sánchez,¡como al primo de Zumosol!, nada menos que al exdirector del CNI Jorge Dezcallar, un masón que también fue embajador en EE.UU. y que pensaba le serviría de gran ayuda para desacreditar al periodista que se atrevía a hablar del intento de asesinato de Emilio Botín -inducido por su hija y por su esposa, Paloma O´Shea- y "presuntamente" ejecutado por el amante de Ana Patricia Botín, el narco colombiano Jesús Samper Gaviria.

Pero "les salió el tiro por la culata".

Sin ningún papel que consultar, de pie frente a sus cómodos entrevistadores que se recostaban en un sofá y a modo de interrogatorio policial, Josele Sánchez expuso con todo lujo de detalles la "presunta" trama para asesinar a Emilio Botín, las conexiones del Banco de Santander con el narcotráfico y el blanqueo de capitales y la participación del CNI para proteger a la Casa Real... todo un escándalo con fechas, nombres y pruebas de un Josele Sánchez sereno pero contundente, que acabó dejando sin palabras al "duo dinámico" de interrogadores que había preparado Mediaset para procurar el descrédito absoluto de quien estaba publicando todas las miserias de la presidente del Banco de Santander, uno de los principales accionistas de la cadena televisiva.

 

Quisieron negar, incluso, que la entrevista se hubiera efectuado

 

 

Tal fue el "repaso" que les pegó nuestro director que el público le interrumpió, en numerosas ocasiones, con sus aplausos.

Josele Sánchez terminó su intervención diciendo que esa entrevista nunca sería emitida. El programa es un "falso directo", es decir, se graba de principio a fin sin cortes, pero se emite posteriormente.

Cuando Josele realizó tal afirmación, un Risto Mejide que parecía "la niña de El Exorcista" se puso a gritar como un poseso, diciendo que "en 12 años de periodismo él jamás había censurado a nadie una entrevista".

La primera mentira de Mejide fue decir que es periodista porque no lo es; es cierto que lleva 12 años de presentador pero los méritos para llegar a tal condición nadie los conoce, igual que se desconocen los  merecimientos de Mónica Lewinsky para haber llegado a la casa blanca sin ningún currículum...)

Pero, además, el trepa y estúpido Mejide, se creyó que iba a achantar a Josele Sánchez, tal y como suele hacer con sus salidas de tono en programas con concursantes.

Ni de lejos Josele se calló y respondió a Risto que no por gritar tenía razón y que "el programa no sería emitido porque Mediaset cedería a las presiones de la presidente del Banco de Santander".

La entrevista a Josele Sánchez en el programa Chester fue anunciada en la parrilla de programación de Cuatro en la prensa pero, a última hora, "alguien" decidió eliminarla.

La primera reacción de los muchos asalariados que tiene el "clan Botín" en el periodismo fue afirmar que jamás se había realizado esa entrevista y que todo era una Fake News de Josele Sánchez, desacreditaciones al más puro estilo del mayor felpudo de Ana Patricia Notín, Pedro J. Ramírez.

Pero olvidaron que había público y que -pese a estar prohibido- algunos espectadores hicieron fotografías.

 

 

 

Fue tal la que se lió al ínclito Risto Mejide en las redes sociales, que recibió más de doscientos mil mensajes a través de Facebook y Twitter, diciéndole que era un sinvergüenza.

Ahora estrena un nuevo programa, cuyo título que no puede definir mejor a este bufón de la presidente del Banco de Santander: "Todo es mentira".

Unos lo llaman Karma; otros, justicia divina.

La peor cuota de audiencia de todos los programas estrenados en toda la historia de la televisión y un Risto Mejide cuyo nuevo invento va a durar menos en la programación que un caramelo en la puerta de una escuela.

 

Comenta esta noticia