Domingo, 23 Septiembre 2018

Cartagena: intento de secuestro y abuso de menores

PUBLICADO EL Jueves, 06 Septiembre 2018 01:36 Escrito por
Cartagena: intento de secuestro y abuso de menores Imagen: La Tribuna de España

Queda en libertad, dos horas después de ser detenida, la mujer que intentó secuestrar a una niña para abusar de ella junto a su marido. Los hechos han ocurrido en Cartagena.

Querían foto del monstruo que ronda por Cartagena y ahí la tienen. Esa es la mujer que tiene atemorizada a media Cartagena. Esa es la mujer que, día tras día, ronda por parques y colegios a la caza y captura de una niña para abusar sexualmente de ella junto a su marido.

Las autoridades lo saben. Hay cientos de denuncias contra esta mujer y su pareja. Hay pruebas irrefutables de que es culpable de abusos a menores y de intento de secuestro, pero se encuentra en libertad. ¿Habrá que esperar a que destroce y mate a una pobre niña para que la justicia actúe?

Responde a las iniciales M.E.O....tiene 65 años y nació en Suiza. Este monstruo de mujer es de padres españoles y lleva casi toda su vida aquí, entre nosotros. Se crió en Navarra y más tarde se desplazó a vivir al Campo de Cartagena donde se casó y formó una familia.

Pero rápidamente llegaron los problemas. Era tal el miedo que le tenían, que la propia familia le abandonó. Su familia se marchó a miles de kilómetros -lo más lejos que pudieron- porque no querían ni respirar el mismo aire de esta depredadora sexual de menores. Le tenían pavor. Era una mujer enferma (tiene esquizofrenia paranoide con manía persecutoria) y es capaz de todo lo peor que se puedan imaginar. 

Sorprendentemente, consiguió casarse otra vez; pero esta vez se unió a otro monstruo, un hombre de Navarra, que responde a las iniciales J.M.B (que también tiene esquizofrenia diagnosticada). Un hombre que, incomprensiblemente, consiguió escapar de un piso tutelado y desembarcar en Cartagena junto a su compañera de delitos. Se casaron a la vista de todos. Y en Cartagena comenzaron las aberraciones sexuales.

La noticia publicada ayer por nuestro periódico asociado (y que tengo el honor de dirigir) La Tribuna de Cartagena, sobre el intento de secuestro de una niña por parte de estos depravados sexuales, ha tenido tanto impacto a nivel nacional que, la propia familia de esta mujer contactó con nosotros y a mí, personalmente, me contaron todo el historial de depravaciones sexuales de estos auténticos depredadores que deberían estar en prisión; la familiar (muy muy directa) en un principio iba a concedernos una entrevista en exclusiva pero en el último momento se ha arrepentido y además han decidido permanecer en el anonimato. Pese a que sería fundamental su testimonio y a que se había comprometido a concedernos esa entrevista no se lo podemos reprochar; también ella es una víctima de una mujer que debería estar a buen recaudo. 

Esta familiar, repito (muy muy directa) nos ha transmitido muchísima información pero ahora no quiere que la publiquemos. Sería muy fácil para nosotros no atender su petición y además sería muy importante que la opinión pública conociera todo lo que de su boca he conocido personalmente. Pero estos engendros, estos auténticos depredadores sexuales son tan peligrosos que no voy a jugar con la decisión de mi informante y con su repentina marcha atrás y no expondré nada de cuanto me ha contado tal y como me ha pedido.

Una información que les dejaría con la boca abierta y que llegaría a provocarles llanto por lo tremendamente cruel de cuanto he sabido; y que aumentaría hasta límites de salir a la calle y revelarse contra el sistema judicial si conocieran la angustia y el desamparo de las víctimas ante la patética justicia que tenemos en España. Lo publicaba anteayer nuestro director, Josele Sánchez, haciendo referencia al caso del pederasta de Puente Genil y la complicidad de jueces y fiscales, un artículo valiente donde los haya donde denunciaba con nombres y apellidos a jueces prevaricadores y fiscales que no cumplen con su obligación e incluso hasta la complicidad de un teniente de la Guardia Civil que hizo desaparecer una prueba crucial para meter entre rejas al jefe pederasta de la policía local de la población cordobesa. Puente Genil, San Sebastián, Benicarló... los casos se suceden y lo mismo, calcadito ocurre con la justicia en Cartagena y en toda España, una justicia que habría que preguntarse por qué siempre está de parte de los pedófilos y de espaldas a las víctimas, esos mismos jueces a los que les hace falta muy poco para denunciarnos a los periodistas independientes que defendemos la verdad y que, por el contrario, no hay manera de que hagan justicia con los criminales y con quienes suponen un peligro social para nuestros hijos.

 

 

Los abusos, que sepamos, comienzan en 2014

 

 

En ese año, esta mujer, alentada por su marido, abusan brutalmente de una niña con la que tienen plena confianza y que ¡aún no había cumplido lo dos añitos!

Les ahorraré  detalles morbosos. Basta con que ustedes puedan hacerse una idea. Lo que sí vamos a contar es que esa niña esta marcada de por vida. Sufrió abusos durante años y nunca volverá a ser la misma. Está en tratamiento a diario y hoy es una niña antisocial que no mantiene ningún trato con nadie que no sean sus seres más próximos. (Acaso, por desgracia, conozco todos los detalles que hacen que, incluso, no pueda conciliar el sueño).

Pues bien, estos animales, estos criminales, estas hienas, estos auténticos depredadores sexuales de niños muy pequeños no fueron descubiertos hasta el año 2017 cuando levaban ya tres años abusando sexualmente de una menor a la que, por supuesto, también han destrozado su vida para siempre. Los pillaron, existen pruebas y denuncia; son culpables ...pero permanecen en libertad.

Parece como si los pederastas nunca entraran en prisión. Es más, todavía están a la espera de juicio y ha pasado más de un año desde que fueron denunciados.

¡Ojo al dato!, estos dos enfermos monstruos, que se dedican a secuestrar y abusar sexualmente de niñas, de niñas muy muy pequeñas, son descubiertos, con pruebas irrefutables ¡informes médicos y de la policía científica! y no ingresan en prisión. Quedan en libertad, con una simple orden de alejamiento. Ese es el castigo que se les impone en los juzgados de Cartagena por "violar" a una niña de un año. ¿Tendrá hijas el juez o la juez que dictó estas medidas cautelares?

¿No debería ser responsable -el juez o la juez que no decretó su ingreso en prisión- del nuevo intento de secuestro de una niñita en Cartagena que ayer publicábamos. Realmente asusta.

Si me paso de la cuenta escribiendo este artículo, algún juez y alguna juez de Cartagena ¡que están como locos por meter en prisión a un periodista de La Tribuna! tarda cinco minutos en ordenar mi detención e ingreso en prisión sin fianza. Pero, si violan a una niña de un añito, le ponen una orden de alejamiento, una palmadita en la espalda y "venga, a la calle...a por tu nueva víctima".

De verdad, ¿tantos imbéciles hay trabajando por defender nuestros derechos? De verdad, ¿no tienen responsabilidad penal los jueces por sus decisiones injustas, inmorales e incomprensibles por nadie que tenga dos dedos de sentido común?

Cuando la familia de la primera víctima se quejó por el "castigo impuesto", la respuesta de nuestros jueces fue "es lo que hay. Están enfermos y no tienen antecedentes. Este es el castigo que se les debe de poner".

A mayor abundamiento, la pareja de hijos de satanás pederastas, tanto M.E.O. como J.M.B. disfrutan de una paga cada uno que ronda los mil euros por sus enfermedades! Estos animales que están en la calle a la caza y captura de niñas están libres y con pagas que salen del bolsillo de los españoles. Es muy triste de verdad. Crea mucha impotencia, pero es así.

 

 

Tres intentos de secuestro en quinde días

 

 

Continuamos... M.E.O.  y su animal de compañía (créanme, conociendo con todo detalle tan miserables crímenes, me quedo con las ganas de poner sus nombres y apellidos y facilitar la dirección de su vivienda para que sea el pueblo el que haga la justicia que los jueces no hacen...), que tienen un juicio pendiente por "violación" de una menor y una patética orden de alejamiento (orden de alejamiento que se saltan día tras día, ya que son vistos a diario en parques infantiles y colegios) intentaron secuestrar hace quince días a dos niñas en la Urbanización Mediterráneo. Fueron detenidos y puestos en libertad cuatro horas después.

Pues nada, ayer este peligro público, esta mujer depredadora sexual de criaturas volvió a intentar capturar a otra niña de cinco años. Cuando la detuvieron, entre risas, señaló que no pensaba hacerle daño, que todo lo contrario. 

Fue detenida otra vez y puesta en funcionamiento sólo dos horas después. Estos personajes que quieren viola a niñas muy pequeñas andan sueltos señores y señoras. Andan entre nosotros y mientras usted lee esta información podrían estar a su lado, intentando secuestrar a su hija. 

No tienen miedo porque nuestra inútil justicia los defiende y protege. Qué distinto sería si la víctima fuese una de las hijas de esta pandilla de ineptos que tenemos en los juzgados y que parecen seres intocables a los que nadie puede reprender por no hacer el trabajo que tan generosamente les pagamos todos los ciudadanos...

Desde La Tribuna de España les advertimos del peligro que tienen estas personas. Aquí va otra foto de la mujer. Para que se les grabe en la retina.

 

Cojan a su hija en brazos y huyan si la ven. La Justicia en España no los va a proteger. En Cartagena menos todavía. Hasta que no acaben con la vida de una menor, no saldrá en las noticias de 'Telecirco'. Entonces, las femi-frikis de turno exigirán justicia. Bueno, contra el hombre. Seguro que se inventan una excusa para defender a la mujer. Y, seguramente, Podemos saldría en defensa de esta manada para pedir diálogo...

Así que ya saben, mientras nuestro Gobierno y sus secuaces se preocupan en desenterrar huesos de muertos y abrir las puertas a todo terrorista que lo desee, hay gente muy peligrosa que se aprovecha de nuestra justicia para hundir la vida de lo que más queremos; niños inocentes que están desprotegidos por las leyes impuestas por unos vividores y corruptos.

 

La Justicia por su mano

 

Han sido miles de personas de Cartagena las que se han puesto en contacto con La Tribuna en las últimas horas tras la publicación en exclusiva del intento de secuestro. Cartagena tiene miedo y quieren ver la cara de la persona que protege la justicia y que puede acabar con la vida de sus seres más queridos. Ahí la tienen. La Tribuna de España y Cartagena no tiene miedo a nada y dice las cosas tal y como son. No protege al cobarde, al terrorista, al mal nacido, al violador, al corrupto...protege a la gente honrada, al patriota, cosa que no hace nuestro Gobierno

Son muchos los que han comentado a este periódico que, visto lo visto, habrá que tomar medidas más drásticas. Habrá que tomarse la justicia uno mismo, ya que los que nos tienen que defender ante tales aberraciones miran para otro lado.

Disculpas por no poder publicar la entrevista con el familiar directo de la triste protagonista de esta noticia. Recibieron cientos de llamadas y no quieren revivir el calvario que pasaron en su día. No obstante, repetimos, este periódico ha movido infinidad de hilos para poder recopilar la máxima información posible y ayudar así en lo que podamos.

Por último, ¿a quién consideran más culpable, a estos enfermos mentales o a la justicia que los protege mirando para otro lado? Dais asco gentuza.

 

 

 

 

 

Información adicional

  • Antetítulo: Violación, abusos a menores, intento de rapto...una paga de 700 euros de por vida...y una orden de alejamiento
Daniel Negroles

Director de La Tribuna de Cartagena.

Redes Sociales

Comenta esta noticia





La Tribuna de España

Periodismo con valores.
Director: Josele Sánchez.

Periódicos Asociados