Lunes, 24 Junio 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

Niña de 12 años violada en grupo por “La Manada de Alá” en Azuqueca

PUBLICADO EL Miércoles, 20 Marzo 2019 17:10 Escrito por Roberto Lanzas
Incremento de inmigración musulmana e incremento de delitos sexuales Incremento de inmigración musulmana e incremento de delitos sexuales

 

Hemos tardado un año en conocer el crimen; ya se sabe: cuando se trata de musulmanes ni la policía, ni los servicios sociales, ni mucho menos “la prensa del sistema” cuenta absolutamente nada.

El brutal crimen –repetimos- ¡contra una niñita de 12 años! ocurrió ahora hace un año, el 5 de marzo de 2018. La pequeña fue violada de manera salvaje, uno detrás de otro, por seis pacíficos practicantes de “la religión de la Paz”, algo que han conseguido que no se sepa durante más de trescientos cincuenta días (para que luego acusen a nuestra compañera Noelia de Trastámara de llevar un Parte de la Invasión que trata de recopilar, diariamente, los crímenes cometidos por esos a los que acogemos con confeti, banda de música, políticos haciéndose la foto y pancartas de ¡Refugiados Wellcome!)

El crimen ocurrió en Azuqueca de Henares, una ciudad industrial de 35.000 habitantes en la que, en los últimos tiempos, sólo hay tres cosas que se han disparado: el desempleo, el número de inmigrantes llegados a la población, y la cantidad de delitos sexuales, con cifras tan alarmantes que han obligado hasta que se pronuncie al respecto el inoperante y cómplice Ministerio de Interior.

La niña, tenía 12 años ¿tienen ustedes hijas, sobrinas o nietas de esa edad? ¿Pueden imaginarse siquiera doce sucias manos moras desnudándola de manera salvaje, seis asquerosas bocas musulmanas besuqueando su cuerpecito de niña, seis miembros viriles ¡que deberían ser amputados de cuajo! penetrando la vagina de una niña tan pequeña?

Puede parecerles duro y explícito el relato pero aún es más dura y explícita la realidad: nosotros sólo tenemos la obligación de contarla, de intentar trasladar al lector el dolor, el sufrimiento, el asco, la rabia… todo eso que no puede reflejar las estadísticas de violaciones infantiles por parte de “La Manada de Alá, ni que tampoco puede expresarse con un mero titular de prensa.

No crean que era de noche, que la niña andaba donde no debía, ni con compañías indeseadas (aunque fuera así no justificaría nada una violación).

Pero es que, además, el crimen horrendo ocurrió al medio día, sobre las 13.00 h, cuando las niñas salen del colegio…

La Manada de Alá”, esos que violan hasta nuestras niñas por infieles, por herejes, por putas, porque lo manda El Corán, cogieron a la pequeña y a otra niña más y se las llevaron -entre los seis- a un edificio abandonado.

Los seis violadores eran animales salvajes, musulmanes nigerianos y marroquíes…

Discutieron entre ellos en árabe y, finalmente, decidieron dejar libre a una de las pequeñas: tuvo suerte de ser también musulmana y esto le libró de la violación.

En el suelo de la vieja vivienda –según relata la propia niña ¡de 12 años!- “‘le sujetaron de manos y piernas y le taparon la boca, la desnudaron de cintura para abajo y comenzaron a violarla ¡analmente! uno detrás de otro…”.

La niña ¡de 12 años! gritó, chilló, pidió socorro...

Uno de los “pobres moritos” -el único que permanece en prisión- agarró violentamente a la niña ¡de 12 años! y se la llevó en volandas a otra habitación y la violó vaginalmente.

Así de romántica fue la pérdida de la virginidad de esta chiquilla por la que no clamarán las locas del “hermana yo sí te creo” y el ¡abajo el heteropatriarcado!”: ya se sabe, la femimarxistas no abren la boca cuando los violadores (es decir, casi siempre) son musulmanes.

Primero el más mayor y después los otros cinco, volvieron a violarla, esta vez vaginalmente.

Amigas escucharon los gritos y se carcaron a la vivienda pero uno de los jóvenes cachorros de “La Manada de Alá” las juntó a todas y las amenazó con un palo diciendo: “La que abra la boca entra detrás y aquí la que entra ya no sale”.

Casi una hora de todo tipo de torturas y vejaciones sexuales: ¡12 años! la víctima de sus delirios religiosos-sexuales.

La Guardia Civil de Azuqueca de Henares identificó a los seis miembros de “La Manda de Alá”: cuatro musulmanes menores de origen marroquí, y dos musulmanes mayores de edad, un marroquí y un nigeriano.

De los seis cerdos musulmanes violadores, sólo uno permanece en prisión: el supuesto líder de “La Manada de Aláde Azuqueca.

 

Juzguen ustedes mismos si es duro nuestro relato o si son los hechos los que resultan frepugnantes.

 

Comenta esta noticia