Miércoles, 22 Mayo 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

México: complicidad del Gobierno en el asesinato de periodistas. Investigar violaciones y pederastia se paga con la vida

PUBLICADO EL Lunes, 21 Enero 2019 09:27 Escrito por
Investigar violaciones y pederastia se paga con la vida Investigar violaciones y pederastia se paga con la vida

 

En La Tribuna de España sabemos mucho de lo que significa estar en la diana de las mafias de violación y pederastia. Nuestro director, Josele Sánchez, desgraciadamente podría escribir un libro de la experiencia empírica de vivir cada día pensando que puede ser el último; y todo por atreverse a investigar y publicar lo que "la prensa del sistema" calla.

La situación de los periodistas que investigan violaciones y de los activistas en defensa de los Derechos Humanos en México son una absoluta verguenza nacional y han obligado a la ONU a tomar cartas en el asunto, tanto es así que se creó una comisión de las Naciones Unidas para valorar la situación real de impunidad de los criminales y de asesinatos y amenazas que reciben informadores y ciudadanos comprometidos en la denuncia de esta situación.

 

 

Los países que participaron en el Examen Periódico Universal recomendaron a México dotar de mayor presupuesto al Mecanismo de protección. La delegación mexicana reconoció que, pese a los esfuerzos realizados desde el gobierno, la protección a periodistas y defensores sociales ha fallado. Sin embargo y pese a la declaración de buenas intenciones, la política mexicana en protección de los periodistas que investigan violaciones y pederastia, ha quedado en agua de borrajas.

Reforzar el mecanismo de protección a periodistas y defensores de derechos humanos, y terminar con la impunidad de sus asesinados, fueron las recomendaciones más recurrentes que hicieron las naciones a México durante el Examen Periódico Universal (EPU) de Derechos Humanos, que se llevó a cabo en Ginebra.

La comunidad internacional condena la inaccción del gobierno azteca a este respecto y reconoce que periodistas ONGs mexicanas, están absolutamente desprotegidos por las autoridades de México.

Cerca de 50 periodistas asesinados y 110 defensores de derechos humanos asesinados en México entre los años 2013 y 2.018.

Pese a que demagógicamente el gobierno mexicano anuncia medidas para revertir esta situación, lo bien cierto es que nada cambia. Así las cosas, el subsecretario de Derechos Humanos, Rafael Avante, manifestó que "el Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas se había implementado desde 2012 y que en los últimos seis años había dado protección a 1.030 periodistas", algo que desafortunadamente niegan los hechos: casi 50 periodistas asesinados y 110 activistas sociales en los últimos seis años.

 

Investigar violaciones y pederastia sale muy caro en México: casi 50 periodistas asesinados en 6 años 

 

 

De todos los asesinatos, ¡sólo 3 personas estaban integradas en el mencionado e inútil Mecanismo mexicano de Protección de Defensores de los Derechos Humanos y Periodistas!

Según el gobierno azteca, México ha destinado 38 millones de dólares para dotar de protección a los compañeros periodistas comprometidos con la investigación de violaciones y de los activistas sociales.

La pregunta es ¿dónde ha ido a parar ese dinero que asegura el ejecutivo mexicano haber destinado?

 

 

El gobierno de Peña Nieto cómplice de los asesinatos

 

 

La demagogia del gobierno de México ha sido absoluta.

Portavoces del presidente Peña Nieto han asegurado que era un objetivo prioritario del país acabar con la impunidad con la que se asesinan periodistas y activistas sociales en México. Pero la realidad es bien diferente. El ejecutivo azteca mira hacia otro lado, eso cuando no existe protección, incluso, de las mafias asesinas.

A mayor abundamiento el gobierno se planteó reducir la partida presupuestaria para esta protección, una protección que países como Alemania piden al gobierno de México que se amplíe cuantitativamente y se mantenga a lo largo de los próximos años.

 

Por acción o por omisión, el gobierno de México es cómplice

 

 

Por su parte la portavoz de la fundación Iris, Érica Flores, ha manifestado que se trata de "un atentado contra los tratados internacionales de Derechos Humanos; nuestro país firmo tratados  internacionales en la protección de Defensores de Derechos Humanos la ONU-DH; El Alto Comisionado de Derechos Humanos en  México giro recomendación, para que se dé más protección a los Defensores de Derechos Humanos y periodistas, además que es anticonstitucional dicha acción".

La misma Fundación Iris ha remitido un escrito a la Jefe de Gobierno Capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, que no tiene desperdicio.

Por su tremendo interés y porque ayuda a que nuestros lectores comprendan con exactitud la dimensión del problema, reproducimos íntegramente esta carta firmada por la actvista Érica Flores en representación de la Fundación Iris:

 

 

Por medio de la presente me dirijo a usted para expresar nuestra inconformidad y comunicarle lo que está usted haciendo, es un atentado contra los tratados internacionales de Derechos Humanos; Nuestro país firmo tratados  internacionales en la protección de Defensores de Derechos Humanos la ONU-DH; El Alto Comisionado de Derechos Humanos en  México giro recomendación, para que se dé más protección a los Defensores de Derechos Humanos y periodistas, además que es anticonstitucional dicha acción.

El Comisionado de las Naciones Unidas no podemos olvidar la importancia de este mecanismo ya que su existencia ha salvado vidas de personas que se dedican a salvaguardar y defender los derechos humanos; Es un Mecanismo para la protección de personas Defensoras de Derechos Humanos y periodistas eso lo dijo luego de que se informara que en las próximas semanas se podrían agotar los recursos financieros en el fondo para la protección de personas Defensoras de Derechos Humanos y periodistas lo que pondría en riesgo a muchos beneficiarios. Dijo no podemos olvidar la importancia de este mecanismo su existencia ha Salvado vidas de personas que, a través del ejercicio de la defensa de los derechos humanos y el periodismo se destacan como un elemento fundamental para goce de derechos, de todas las personas que vivimos en México. Lo cual con el recorte del presupuesto dejan desprotegidas y en un estado de total vulnerabilidad a más de 959 Defensoras y defensores de derechos humanos y periodista.

Las asociaciones que nos dedicamos a defender los derechos humanos, expresamos  nuestra preocupación por las medidas adoptadas por el Gobierno de la Ciudad de México, al tomar la decisión de quitar las medidas de protección a las Defensoras de Derechos Humanos, situación que atenta contra nuestros derechos y nos expone aún más en el desempeño de nuestras funciones, además de ser violatorio y antijurídico, al ir en contra de la Ley para la Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas del Distrito Federal (LPPDDHP), vigente desde el año 2015. Ley que tiene como objetivo lo siguiente:

Artículo 1.- (…)

I.- Reconoce el ejercicio de la promoción y defensa de los Derechos Humanos y del periodismo como actividades de interés público y por lo tanto el Estado debe promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos vinculados a ello.

II.- Garantizar los derechos de la vida, integridad física, psicológica, moral y económica, libertad y seguridad de las personas defensoras de derechos humanos, periodistas y colaboradoras periodísticas en el Distrito Federal, cuando se encuentran en riesgo con motivo de su ejercicio de su actividad, con la finalidad de garantizar las condiciones para continuar ejerciéndola, así como salvaguardar los mismos derechos y bienes de los familiares o personas vinculadas a los periodistas, colaboradores periodísticos o defensores de derechos humanos

III.- Garantizar a las personas defensoras de derechos humanos, periodistas y colaboradoras periodísticas que se encuentran fuera de su lugar de origen a consecuencia de la violencia de la que fueron o podrían ser potenciales víctimas, condiciones de vida digna para continuar ejerciendo su labor en el Distrito Federal.

IV.- Establecer la responsabilidad de los Entes Públicos del Distrito Federal para implementar  y operar las medidas preventivas, medidas de Protección urgente y medidas de carácter social de las personas que se encuentran en situación de riesgo, como consecuencia de la defensa o promoción de los derechos humanos y del ejercicio de la libertad de expresión y periodismo.

 

Es una realidad que en nuestro País se vulneran día a día estos derechos fundamentales y que la crisis de derechos humanos que vivimos rebasa a nuestras Instituciones, en los últimos años, hemos tenido pruebas preocupantes de la magnitud y el sin fin de ataques perpetrados en contra de la seguridad física de los habitantes de la Ciudad de México y de toda la República Mexicana. De ahí la importancia de nuestras instituciones que han sido creadas con el único objetivo de coadyuvar en dicha labor.

Derivado de lo anterior, es que el papel que desempeñamos a diario en nuestro País los defensores de Derechos Humanos, es de vital importancia en el desarrollo y bienestar de nuestra población, lo que nos lleva a que nosotros quedemos expuestos a amenazas, detenciones, muerte, así como la falta de investigación y procesamiento de los crímenes de los que muchos compañeros han sido víctimas, pruebas que han sido puestas reiteradamente en conocimiento de todos nosotros.

 

 

 

La seguridad de nosotros como defensores de derechos humanos y la lucha contra la impunidad de que gozan los asesinos para preservar derechos fundamentales garantizados por la Declaración Universal de Derechos Humanos, tratado internacional 

firmado por México; son derechos individuales inalienables a la persona y que nadie debería ser asesinado por ello, es un derecho colectivo, que empodera a la población y, consiguientemente, permite un desarrollo autónomo y sostenible.

No obstante lo anterior, sabemos que el desempeño de nuestras funciones como defensores de Derechos Humanos, representa pisar intereses personales de ciertas minorías y que conlleva poner en riesgo nuestra integridad física, sabiendo de antemano que mueren a diario activistas y defensores en el desempeño de sus labores; es por ello que resulta una necesidad inminente que estemos inscritos al mecanismo de protección, el cual está por desaparecer de acuerdo a las nuevas medidas adoptadas por el actual gobierno.

De permitir que continuemos desarrollando nuestras labores sin las garantías necesarias para el desempeño de nuestras funciones, nos  expone aún más a que seamos privados de nuestra vida con una mayor impunidad.

Es necesario darle eco a la opinión de  Jan Jarab, representante de la ONU-DH en México, quien hizo un llamado a las autoridades Mexicanas a efecto de que garanticen los fondos del Mecanismo para la Protección de Personas de Derechos Humanos y Periodistas, quien señaló:

“No podemos olvidar la importancia de este mecanismo. Su existencia ha salvado las vidas de personas que, a través del ejercicio de periodismo o la defensa de los derechos humanos, se destacan como un elemento fundamental para el goce de derechos de todas las personas que vivimos en México. La falta de recursos implicaría exponerlos a un nivel de riesgo inaceptable”                                         

Finalmente, señalamos que las distintas asociaciones civiles que representamos, coadyuvamos en los esfuerzos del país en la lucha contra la corrupción, impunidad y la defensa de la democracia para vivir en un estado de Derecho, para lo cual solicitamos del apoyo del gobierno en el desempeño de nuestras funciones.

La promoción y los mecanismos de seguridad de nosotros los Defensores de Derechos Humanos y la lucha en contra de la impunidad no deben limitarse a adoptar medias después de que hayan ocurrido los hechos. Por el contrario,  se exhorta a nuestras autoridades a que lejos de sacarnos y que se desaparezca el mecanismo de protección del que somos beneficiarios los defensores de derechos humanos, estos sean robustecidos y se creen mecanismos de prevención y medidas para resolver la violencia en nuestra contra, así como la impunidad que actualmente domina este sector, a fortalecer los marcos jurídicos y los mecanismos concebidos con la finalidad de velar por nuestra seguridad como coadyuvadores en la labor que desempeña el gobierno.

Asimismo, solicitamos se atienda la necesidad de ocuparse de cuestiones de delincuencia organizada y un marco eficaz para que el imperio de la ley pueda dar respuesta a elementos negativos que actualmente imperan en nuestro país.  Hacemos responsables a usted por lo que nos llegue a suceder interpondremos una queja ante la corte interamericana de derechos humanos.

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia