Sábado, 19 Enero 2019

La justicia española ciega ante los escándalos inmobiliarios del clan Botín

PUBLICADO EL Martes, 11 Diciembre 2018 08:25 Escrito por
Ciudad Financiera del Banco de Santader Ciudad Financiera del Banco de Santader

Una cosa parece clara: en España Franco saldrá de El Valle de los Caídos pero al Banco de Santander no lo va a intervenir el Gobierno por más que su situación sea de quiebra técnica.

Ayer mismo las acciones de la entidad presidida por la acusado de inducir al asesinato de su padre, Ana Patricia Botín, caían un -2,66 en la bolsa española situándose nuevamente por debajo de los 4 euros (3,873 €), menos del 50% de su valor cuando la actual presidente del Santander asumió la gestión del Banco sustituyendo a su padre "presuntamente" asesinado. También se desplomaba la cotización en la bolsa de Nueva York y en la de Bruselas ¡caía un 5,20%!

Pero nadie le pondrá el cascabel al gato a un clan Botín que controla el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial, una familia que pone y quita ministros, jueces y fiscales y que ordena y manda en los mismísimos servicios secretos: el CNI.

 

Cotización del Santander de ayer en la bolsa española

 

 

En La Tribuna de España le venimos informando sobre diferentes irregularidades, estafas y fraudes del Banco de Santander y el clan Botín. En esta y siguientes entregas nos vamos a referir a sus escándalos inmobiliarios entre los que se encuentran los de la Ciudad Financiera, los de Banif Inmobiliario, el de la finca de Mijas de Inversión Hogar, el del Centro Botín, los de Quasar Investment, el de la Ciudad del Popular, la venta de las sucursales a los Pujol, el centro de proceso de datos de Solares y otras más. De todos ellos ha salido bien parado, hasta ahora, gracias a innumerables y vergonzosos favores judiciales.

El Santander y el clan Botín, al igual que los descuideros (RAE dicho de un ladrón que suele hurtar aprovechándose del descuido ajeno), aprovechan para cometer sus estafas y fraudes en situaciones de debilidad de los estafados o extorsionados, normalmente situaciones concursales en las que se hacen con inmuebles a precios de ganga con ayuda de los administradores concursales corruptos y las malas artes de su cohorte de abogados del estado en excedencia (Rodrigo Echenique Gordillo, Ignacio Benjumea Cabeza de Vaca, Ignacio Uclés Romero, etc.) con un “modus operandi” delincuencial depurado durante años y amparado por jueces y magistrados afectos.

 

Ignacio Uclés Romero

 

 

 

Por ejemplo, la estafa de la finca de Mijas propiedad de Inversión Hogar que saltó a la junta de accionistas del Santander del pasado 23 de marzo por la denuncia del abogado de Inversión Hogar y accionista del banco, Eduardo Martín-Duarte. En su ejecución tuvieron un papel determinante Rodrigo Echenique que era consejero delegado, Ignacio Uclés jefe de asesoría jurídica e Ignacio Benjumea, secretario general y del consejo, junto con empleados de segundo nivel como José González Pino y los administradores concursales de la suspensión de pagos de Inversión Hogar, los tristemente famosos Miguel Guijarro Gómez y Joaquín Lluch Rovira.

En la suspensión de pagos de Inversión Hogar, el Santander se hizo con cuatro fincas a precio de ganga entre las que destaca la finca de Mijas de más de 480.000 m2 que fue vendida por el banco, un día antes de que su expropiación fuese publicada en el BOE, a una sociedad testaferra que oculta a los miembros del comité ejecutivo del Santander. El falsario precio de venta fue de 450.000 euros, menos de 1€/m2 de suelo urbanizable, cuando el tercio expropiado fue justipreciado en 20 millones de euros, lo que arroja un valor de la finca superior a los 50 millones de euros. De esa manera el Santander se apropió y vendió la finca de Mijas propiedad de Inversión Hogar con fraude de acreedores y estafa a los accionistas del banco superior a los 50 millones de euros en beneficio exclusivo de los Botín y los miembros del comité ejecutivo del Santander.

Pero a los escándalos a los que vamos a referirnos en este artículo, son a los de la Ciudad Financiera del Santander también conocida como la Ciudad sin Ley o Fort Knox Botín.

La primera estafa de la Ciudad Financiera comenzó con la compra de los terrenos de Boadilla del Monte sobre los que se edificó la conocida como Ciudad Sin Ley. La compra de dichos terrenos por el Santander se llevó a cabo a través del arquitecto, Leopoldo Arnáiz Eguren, contratado por el Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid) para desarrollar el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio. Dicho arquitecto, a través de sociedades pantalla (Gamayalde, Gamavilla, Beltraex Nexo, Proar, Copae, Gamadortiz, Fersa Gestión, etc.) controladas por testaferros como Constantino Díaz González, Carlos Serrano Altimiras o Félix Ruiz Salinas, fue comprando los terrenos, más de 2.300.000 m2 (230 Ha), a sus propietarios a precios de suelo rústico.

 

 

Leopoldo Arnáiz

 

 

Para ello, Leopoldo Arnáiz convocó a los propietarios el 23-7-1997 y les hizo creer que sus terrenos rústicos no serían recalificados como urbanizables. De esa manera se indujo a los propietarios a vender sus terrenos a precio considerablemente más bajo que si fueran recalificados urbanizables de uso comercial y servicios. Después de la mencionada reunión, los propietarios empezaron a recibir las visitas de los testaferros de Leopoldo Arnaiz para comprar los terrenos. Los precios de compra ofertados oscilaban entre los 6 y 24€/m2, cuando según informes del Santander el precio del metro cuadrado edificable sin urbanizar de uso comercial y servicios era de 270€/m2. Es decir, que el Santander se hizo con las más de 230 hectáreas por el 10% de su valor real, por lo que la estafa podría cifrarse en más de 500 millones de euros.

El Santander y el Ayuntamiento de Boadilla, ambos con el asesoramiento del arquitecto Leopoldo Arnaiz y sus sociedades Ingorma, Arnaiz Consultores, Arnaiz Desarrollos Inmobiliarios y Gestión 1950, incurriendo en manifiesta incompatibilidad, firmaron, el 4-12-1998, un convenio urbanístico para la recalificación de los terrenos como urbanizables para que el Santander levantara su complejo financiero. Finalmente la recalificación se llevó a cabo con la complacencia de los órganos urbanísticos de la Comunidad de Madrid.

Posteriormente, Leopoldo Arnaiz cobraría 96 millones de euros del Santander por operaciones de venta de terrenos a sociedades participadas por el banco (Cezosa y Santander Global Facilities) creadas “ad hoc” por el banco para la compra de los terrenos de su Ciudad Financiera.

De esta manera se produjo la estafa a los vendedores de los terrenos de Boadilla sobre los que se levantó la Ciudad Sin Ley del Santander. Esta estafa y otras causas judiciales relacionadas con blanqueo de capitales, fraude fiscal, delitos societarios, tráfico de influencias, etc. han sido instruidas, entre otros, por los juzgados de instrucción de Móstoles y 35 de Madrid, ante los que Constantino Díaz y Rosa Llano (socia de Leopoldo Arnáiz) contaron toda la trama llevada a cabo por el Santander y Leopoldo Arnaiz para engañar a los vendedores de los terrenos consiguiendo su transmisión a precio muy inferior al que hubieran exigido de saber que los mismos serían recalificados para construir la Ciudad Financiera del Santander. Diversas resoluciones de la Audiencia Provincial de Madrid declararían que Leopoldo Arnaiz trabajaba simultáneamente para el Ayuntamiento y para el Santander ocultándose tras testaferros y sociedades pantalla relacionadas con las operaciones de compra y venta de los terrenos para el Santander.

Posteriormente, en el año 2008 el Santander vendió la Ciudad Financiera a Marme Inversiones 2007 SL por 1.900 millones de euros formalizando simultáneamente un contrato de alquiler por 40 años en una operación de “sell & lease back”.

Pero Marme Inversiones no pudo hacer frente a los préstamos suscritos para la compra y solicitó el concurso de acreedores a comienzos de 2014 ante el Juzgado de lo Mercantil nº 9 de Madrid. En el seno del expediente concursal se ha procedido el pasado mes de noviembre a la venta de la Ciudad Financiera mediante subasta, de la que ha resultado la mejor postora la sociedad Sorlinda Investments SL con una oferta de 3.000 millones de euros. La sociedad es propiedad de los hermanos David y Simon Reuben millonarios británicos de origen indio que en el año 2016 ocuparon el primer puesto y en 2018 el cuarto lugar en la lista de los más ricos del Reino Unido del Sunday Times Rich List y aparecieron en la lista de la revista Forbes en el puesto 60 y 88 de las mayores fortunas del mundo en los mismos años, valorándose su fortuna en más de 15.000 millones de libras esterlinas.

El Santander perdió la subasta, siendo su oferta la segunda tras la que hicieron los hermanos Reuben. Al no resultar ganador, el Santander pretende la anulación de la oferta de los hermanos Reuben porque la sociedad propietaria de Sorlinda Investments es de las Islas Vírgenes Británicas que es considerado un paraíso fiscal.

Así pues, el Santander ha tenido el desparpajo de solicitar a María Teresa Vázquez Pizarro, Juez del Juzgado de lo Mercantil nº 9 de Madrid, que anule la adjudicación a Sorlinda Investments alegando que la oferta se ha formulado a través de diversas sociedades radicadas en paraísos fiscales, cuando son el Santander y los Botín los especialistas en utilización de sociedades offshore de paraísos fiscales con las que han realizado durante años operaciones dudosas y evadido durante 70 años el pago de impuestos por los 2.000 millones de euros ocultos en el HSBC de Ginebra (Suiza).

Entre las sociedades offshore de paraisos fiscales utilizadas por el Santander y el clan Botín podemos hacer una breve relación entre las que se pueden mencionar: North Star Overseas Enterprises, Swissindependent Trustee, Tinre Etablissement, Optimal Multiadvisors, Parasant, Cilantro Holdings, Camelia Finance, Inversiones Santander Bahamas Limited, Santander Asset Management, Santander Management Inc., Santander Merchant Bank Ltd, Santander Properties Ltd, Santander Investments Ltd, Santander Investments Bank Ltd, Santander Bank & Trust Ltd, Santander Investments Group, Santander Investment Asia Ltd, Santander Investment Securities HK Ltd, Banesto Finance Ltd, Banesto Insurance Ltd, Banesto Delaware Ltd, Banesto Holding Ltd, Banif International Bank Ltd, Banif Renta Fija Multidivisa Management, Totta & Azores International Ltd., Totta & Azores Financing Ltd, Santander Brazilian Investment Fund, Santander Brasil Global Investment Fund, Santander Fixed Income Fund, Abbey National International Ltd, Abbey National GP Ltd, Alliance & Leicester International Ltd, A&L CF Ltd, A&L Services Ltd, ALIL Services Ltd, Banco Caracas Holding NV, Societe de Gestion Leopard Fund, Societe de Gestion de L´Euroglobal Investment Fund, Carfax Ltd, Briswiss Ltd, Whitewick Ltd, Sovereign Spirit Ltd, Holbah Santander, Holbah Merchant Co. Ltd, Holbah Ltd, Larix Ltd, Panamerican Bank Ltd, Pesant Merchant, Pinto Totta International Finance Ltd, , Guaranted Investment Products, Banque Banespa Internacional, Bozano Simonsen Banking Ltd, Patagon Com Holdings Ltd, Serfin International Bank & Trust Ltd, Dolhisant Ltd, Frhisant Ltd, Chehisant Ltd, Flhisant Ltd, Belhisant Ltd, Swesant, Swesant Merchant, ABC Heritage Foundation, DEF Heritage Foundation, Euroshipping Charter, The Swanley Corporation, Cherokee Bay Limited, XYZ Heritage Foundation, Galbane Financial Investments Corp, Ondico Finance, Colton Management, Sonic Finance Ltd, Fransad Advisory Services, Hurstcourt Investments Group Inc., Lidel Overseas Corp, Yodta Malta Limited, Cata Holding, Libra Holding, Libra Trading y un sinfín de sociedades, fundaciones y trusts de paraisos fiscales con los testaferros habituales: Jonathan James Low, Paul Louis Saurel, los hermanos Heinz y Herbert Batliner, etc.

Por tanto, el motivo invocado por el Santander para solicitar la anulación de la oferta de la sociedad de los hermanos Reuben resulta una argucia inadmisible cuando son el Santander y el clan Botín los reyes de las sociedades offshore de todas las jurisdicciones: las islas de Jersey, Guernsey y Man, Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, Delaware, Islas Vírgenes, Islas Caimán, Bahamas, Bermudas, Panamá, Hong Kong, etc.

Pero los escándalos de la Ciudad Financiera no terminan ahí, ya que, curiosamente, la administración concursal de Marme Inversiones recayó en el despacho Lexaudit Concursal SLP. Dicho despacho es un despacho creado en 2010 que en el año 2013 estaba en la cola del ranking de administradores concursales con sólo 8 designaciones; pero desde la incorporación del exmagistrado de la Sala primera del Tribunal Supremo, Rafael Gimeno Bayón Cobos, en 2013 ha conseguido que en 2014 se le asigne la administración concursal de Marme Inversiones, y más recientemente las de Isolux Energy Investment y Grupo Isolux Corsan Concesiones todas ellas sociedades concursadas en las que el Santander tiene importantísimos intereses económicos.

La designación del despacho Lexaudit Concursal y Rafael Gimeno-Bayón Cobos como administrador concursal de Marme Inversiones pudiera parecer no ser fruto de la casualidad ya que dicho exmagistrado ha formado parte del Tribunal Supremo en recursos de casación con trascendencia para el Santander como fue el 1429/2008 que interpuso Inversión Hogar contra el Santander y que fue desestimado después de que el banco fuera condenado en primera instancia al pago de 80 millones de euros. La sociedad Inversión Hogar, propietaria de la finca de Mijas, tiene en la actualidad una reclamación judicial contra el Banco de Santander en la que reclama más de 200 millones de euros.

 

 

 

Además, Rafael Gimeno-Bayón Cobos ha tomado parte como magistrado de la Sala primera del Tribunal Supremo en el recurso de casación 666/2010 en el que era recurrente Corsan Corvian Construcción lo que debería inhabilitarle para ejercer cualquier cargo de administrador concursal de cualquiera de las sociedades del grupo Isolux Corsan.

El exmagistrado Gimeno-Bayón Cobos es también conocido por el escándalo que supuso su nombramiento como magistrado de la Sala primera del Tribunal Supremo que se llevó a cabo por el CGPJ incumpliendo la normativa, razón por la que su designación fue anulada por el Pleno de la Sala tercera del Tribunal Supremo por sentencia de 17-5-2011. Dicha sentencia fue ejecutada por el CGPJ que anuló el nombramiento de Gimeno-Bayón el 15-7-2011, pero de forma escandalosa volvió a nombrarlo sin ningún tipo de proceso de selección, seis días después, el 21-7-2011.

De todas estas estafas el Santander y los Botín han salido bien parados hasta la fecha gracias a corruptelas judiciales a las que nos hemos referido en artículos anteriores en los que hemos publicado una lista de jueces afectos al Santander.

En próximas entregas nos referiremos a las “estafas” de BANIF Inmobiliario, del Centro Botín construido en el Puerto de Santander, las de la sociedad QUASAR Investment formada por el Santander con el fondo Blackstone, la de la nueva sede del Popular en la A-2 de 120.000 m2 y un coste de 144 millones de euros apropiada por 1€, la de los inmuebles de Banesto, el centro de proceso de datos conocido como el Bunker, entre otras muchas.

Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desde el exilio: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia





Apoya a

Tu donativo nos ayuda a seguir contándonte lo que otros callan.