Jueves, 18 Julio 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

Los Botín: el falso mecenazgo de la cultura y el arte

PUBLICADO EL Jueves, 10 Enero 2019 12:43 Escrito por
Madre e hija y en medio la reina Sofía... no precisa de más comentarios la imagen Madre e hija y en medio la reina Sofía... no precisa de más comentarios la imagen

 

 

 

La historia de generaciones del clan de los Botín, desde la falsedad del descubrimiento por la familia Botín de las pinturas rupestres de las cuevas de Altamira hasta la compra de obras de arte ibero del siglo VI aC ¡presuntamente expoliadas al patrimonio español! pasando por el contrabando en barco de un Picasso.

Fuentes que han investigado a los Botín dicen que sus raíces no son cántabras, que de su apellido no hay ni rastro en los tratados de genealogía y sitúan a sus ancestros entre los judíos mallorquines conocidos como chuetas. Hasta su conquista por Jaime I, las Baleares desde la antigüedad han sido pobladas por moros y judíos y acosadas por piratas. Tal vez de esos ancestros judíos mallorquines que poblaron las islas junto a piratas provengan sus derivaciones de prestamistas y tendencia al saqueo de los Botín. Ya lo diría Alfredo Saénz Abad, presidente de Banesto y consejero delegado del Santander en una entrevista en Actualidad Económica “para ser banquero hay que tener instinto criminal”.

La turbulenta relación de los Botín con el arte y la cultura surge supuestamente en 1879 cuando el clan se autoatribuyen el descubrimiento de las cuevas de Altamira por Marcelino Sanz de Sautuola, tatarabuelo de Ana P. Botín; cuando es manifiesto que Modesto Cubillas Pérez, aparcero del tatarabuelo de la presidenta del Santander, descubrió en 1868 las cuevas de las famosas pinturas rupestres mientras cazaba con su perro. El clan Botín se apropió del supuesto descubrimiento y llegó incluso a producir una película “Altamira” estrenada en 2006 con tremendo fiasco de taquilla y crítica que la llegó a tildar de “publirreportaje cinematográfico”, y todo ello pese a no haber reparado en gastos y contratar como protagonista nada más y nada menos que a Antonio Banderas.

También es conocida en el gremio del arte la “adquisición” a precio de saldo del cuadro de El Greco La Adoración de los pastores que adquirió Emilio Botín Sanz de Sautuola López, abuelo de Ana Patricia Botín, a precio de saldo a las monjitas del Hospital de la Caridad de Illescas. Dicha compra se realizó a precio de auténtica ganga por un mísero millón de las antiguas pesetas (6.000€).

En cuanto al padre de la actual presidenta, Emilio Botín Sanz de Sautuola Garcia de los Rios, aficionado a la caza y al golf es pública su total falta de interés por la cultura y el arte y conocidos los desprecios de su padre hacia él que se hicieron públicos por Rafael Pérez Escolar en su libro de Memorias. Del mismo modo fuentes cercanas al clan Botín cuentan de burlas y chascarrillos de Emilio Botín hacia su esposa Paloma O´Shea Artiñano pidiéndole en público que tocase al piano boleros y no piezas clásicas.

Al contrario que su esposo, Paloma O´Shea tiene un gran interés por las artes y muy especialmente por la música de la que es gran aficionada y pianista. De hecho es presidenta de la Fundación Albéniz, a la que dicen fuentes bien informadas que cargaba el alquiler de pianos para actos personales. La madre de la actual presidenta del Santander es también miembro del comité asesor internacional del Festival de música de Lucerna en el que coincide con el abogado de Liechtenstein Herbert Batliner, presunto testaferro de los Botín y de narcos como Pablo Escobar y dictadores como Mobutu o Ferdinand Marcos, relacionado con el escándalo de la fraudulenta venta de la finca de Mijas, del que se dice que tiene la colección privada de pintura más importante de Europa.

Esta afición por la pintura de Herbert Batliner es compartida también por Jaime Botín Sanz de Sautuola García de los Ríos, hermano de Emilio Botín y tío de Ana Patricia Botín, expresidente de Bankinter y ex vicepresidente del Santander. La relación de Jaime Botín con el arte es infinitamente mayor que la nula de su hermano Emilio. Jaime se encuentra actualmente imputado por contrabando del Picasso Cabeza de mujer joven, causa judicial en la que el Fiscal pide cuatro años de cárcel, el Juez le ha impuesto una fianza de 133 millones de euros por sacar el cuadro de España contraviniendo la prohibición expresa de Patrimonio en su barco Adix cuyo decomiso junto con el Picasso solicita la Abogacía del Estado. La defensa de Jaime Botín en la causa por contrabando ha sido asumida por el exmagistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez famoso por ser el ponente de la resolución de la Audiencia Nacional de la ignominiosa y rocambolesca doctrina Botín que salvó a Emilio Botín de ir a la cárcel por el delito fiscal de las cesiones de crédito. Dicho exmagistrado hoy miembro del despacho Ramón y Cajal Abogados es también conocido por haber intentado asumir improcedentemente la presidencia y ponencia de la causa por las indemnizaciones multimillonarias de Amusátegui y Corcóstegui para dejar el camino libre a Emilio Botín en la presidencia del Santander tras la fusión con el Central Hispano.

Más recientemente, se ha conocido el caso en el que se ha visto involucrada Paloma Botín, hermana de Ana Patricia, la hasta ahora presidenta del Santander, y su marido Ricardo Gómez-Acebo Calparsoro, por la compra de una escultura ibérica del siglo VI antes de Cristo de una leona presuntamente expoliada al Patrimonio Histórico Nacional. El caso ha saltado a la luz esta semana y guarda relación con la “operación Leona” llevada a cabo desde 2017 por la Brigada de Patrimonio de la Policía Nacional.

Según los datos que han sido desvelados de la operación por el Juzgado de instrucción nº 24 de Barcelona, Paloma Botín habría adquirido la escultura ibera que habría sido expoliada al Patrimonio Nacional, a unos anticuarios barceloneses el 28 de junio por un importe cercano al 1,5 millones de euros.

Paloma Botín es licenciada en Historia del Arte por el Wellesley College, Massachusetts (1985), coordinadora de la primera subasta de Arte Contemporáneo Soviético de Sotheby's en Moscú (1988), voluntaria y asesora en la fundación IFAR, International Foundation for Art Research (Fundación Internacional para la Investigación del Arte) de Nueva York (1990-92), directora del Departamento de Arte para Nordstern Fine Art Insurance y Axa Art (1992-93). En la actualidad es fundadora y propietaria de Es Arte Deleitosa SL, empresa especializada en asesoría y seguros de arte, miembro del Consejo Internacional del Museum of Modern Art (MOMA) de Nueva York (desde 2004), forma parte del Patronato del Museum for African Art de Nueva York (desde 2009) así como del Consejo Asesor Global, Babson College, Wellesley (Massachusetts EE.UU), realizó el Works of Art Course de Sotheby's en Londres (1985-1986) y es vocal de la Fundación Botín.

Expertos del gremio del arte consultados por la Tribuna de España nos comentan que con el curriculum y amistades en el mundo del arte de Paloma Botín y los conocimientos y experiencia empresarial de su esposo miembro de Banesto y del Santander, es muy difícil que los mismos pudieran ser engañados por los vendedores y que no es descabellado pensar que la hermana de la presidenta del Santander y su esposo conociesen que el origen de las obras no era lícito y que posiblemente supiesen que las mismas eran fruto de algún expolio, motivo por el que posiblemente trato de cubrirse las espaldas en la compra con la aportación de aparentes facturas e informes sobre supuestas restauraciones y análisis químicos.

En definitiva, todo lo relacionado con el clan Botín y el Banco de Santander está teñido de escándalo, y lo que se refiere al mundo del arte y la cultura no es una excepción. La relación con el mundo del arte, la cultura y la Universidad se trata de utilizar por Banco de Santander para intentar mitigar el riesgo reputacional que le persigue al igual que al clan Botín.

Comenta esta noticia