Sábado, 16 Febrero 2019

App La Tribuna de España

La Tribuna de la Provincia de Cartagena: volviendo a nuestros orígenes

PUBLICADO EL Domingo, 20 Enero 2019 09:08 Escrito por
La Tribuna de la Provincia de Cartagena La Tribuna de la Provincia de Cartagena

.

Este proyecto de periodismo disidente que ya representa una clara alternativa a la prensa del sistema y que tiene ocho periódicos digitales, una emisora de radio, un canal youtube y en unos días lanzaremos nuestra APP comenzó, no debemos olvidarlo, como una innovadora iniciativa de periodismo local en Cartagena, un diario que se proclamaba cartagenerista y español: La Tribuna de Cartagena

No es que fuera errónea la denominación inicial,  La Tribuna de Cartagena; por el contrario lo que ocurre es que estamos convencidos de que debemos conservar la identidad, cultura, historia y tradiciones de una de las naciones más antiguas de Europa como es España, y qué mejor manera que demostrarlo con nuestro lugar de nacimiento periodístico: la Trimilenaria ciudad de Cartagena.

Si ha calado en un importante número de españoles el periodismo alternativo que practicamos y la línea editorial del GRUPO Tribuna de España es, precisamente, por llamar las cosas por su nombre, “al pan, pan, y al vino, vino” (algo absolutamente inimaginable en “la prensa del sistema”) sin atenernos a lo que es o no políticamente correcto, haciendo caso omiso a la hipocresía periodística, a los consejos de “moderación” y, sobre todo, contando lo que otros no quieren contar o no les dejan publicar, ya que la totalidad de periódicos digitales se deben a grandes corporaciones de comunicación con importantes servidumbres financieras y políticas que siempre son contrarias a la verdad y a la justicia y que atentan contra la realidad y las necesidades del pueblo español.

El GRUPO Tribuna de España se opone frontalmente al actual Estado de las Autonomías, un perverso invento del nefasto Régimen de 78 que -además de suponer un despilfarro económico sin parangón en ningún país del mundo-, no ha conducido a una situación de ruptura de la unidad de España, de beneficio de unas regiones en contra del detrimento de otras y de pérdida del sentido de lo español.

Por eso queremos volver a una organización territorial de España basada en las provincias, con reconocimiento a las peculiaridades que tienen todas las zonas de España (las que tiene la suerte, además, de tener otro idioma y las que sólo hablan el español de Cervantes y de 400 millones de personas en el mundo) y construyendo un sentido de patriotismo piramidal, de abajo hasta arriba: uno se siente miembro de su familia y ese es su primer nivel de reconocimiento territorial. Después pertenece a un pueblo o a una ciudad a la que ama, un pueblo o una ciudad que comparten territorio, costumbres y singularidades con otros y que conforman una provincia. Y desde el amor a esa provincia, pertenecer a un gran proyecto común, a “un destino universal” (que decía José Antonio Primo de Rivera): España.

Eso es para nosotros -no sólo el mejor modelo de organización territorial de España- si no que creemos creemos que es la única manera de volver a hacer que los ciudadanos recobren un sentido de “lo hispano”, dar contenido verdadero y fundamentado (más allá de patrioterismos folclóricos) a lo que significa ser español.

¿Cómo negar, pues, las legítimas aspiraciones -absolutamente patriotas y españolistas- de casi medio millón de ciudadanos que viven en El Campo de Cartagena?

¿Por qué no abanderar periodísticamente la restitución del trimilenario territorio cartaginense que contribuyó –acaso como ningún otro- a la formación de España como nación?

 

 

Por patriotismo nace La Tribuna de la Provincia de Cartagena

 

 

 

Este absurdo, corrupto e insostenible Estado de las Autonomías (sólo rentable para los partidos políticos y los miles de vividores de las políticas autonómicas) lejos de respetar la pluralidad histórica y cultural de España, está haciendo lo contrario: ha montado un sistema de destrucción de la identidad nacional, en una España que jamás había estado dividida en 17 territorios, en ¡17 auténticas taifas!

Hacer patriotismo, construir un sentido de “lo hispanoes todo lo contrario a lo que ha hecho el Estado de las Autonomías y la arcaica e inservible Constitución española: resulta aberrante y contranatura querer murcianizar un territorio que nunca ha sido murciano como el Campo de Cartagena, sevillanizar a un almeriense, catalanizar a valencianos y baleares, mancheguizar a La Alcarria o castellanizar a León (sólo por citar algunos ejemplos).

Lo natural, justo y democrático es construir una España de abajo a arriba, como se construye una vivienda, desde los cimientos hasta el tejado; pero en esa farsa de descentralización autonómica se hace precisamente todo lo contrario: destruir desde arriba hacia abajo, fomentando el caciquismo, el despilfarro e incluso creando centralismos aldeanos, como el murciano, con unas consecuencias desmesuradamente nefastas para la Provincia de Cartagena, principal polo económico del sureste español.

Y, en consecuencia, este periódico, al igual que La Tribuna de España, han sido y serán tajantes informando rigurosamente de tales desmanes, por mucho que disguste a algunos o que perdamos lectores en otras zonas:

La línea editorial de este periódico seguirá llevando en su ADN los valores que elaboró desde el momento de su nacimiento en la ciudad de Cartagena, el 1 de septiembre de 2017: la defensa “sin ningún tipo de complejos” de la unidad de la patria, la defensa de los españoles más débiles y desfavorecidos, la denuncia constante de la corrupción (provenga de donde provenga), la lucha contra la pederastia, el enfrentamiento con la “ideología de género” y el Nuevo Orden Mundial, el respeto por la madre naturaleza, la integridad de los sectores públicos…, y todo ello, impregnado del una línea periodística basada en el personalismo humanista, en el auténtico humanismo cristiano que forma parte de la esencia identitaria española (se sea creyente, agnóstico o ateo)… y la defensa de esos valores cristianos que nos han llevado a ser lo que somos como civilización occidental y como nación.

 

 

 

Acaso muchos de nuestros lectores desconozcan que Cartagena es el lugar donde desembarcó San Pedro para cristianizar España. Es decir, también es cuna de ese cristianismo y de la defensa frente a los ataques berberiscos de antaño y, ahora, debe serlo también frente al Nuevo Orden Mundial.

La situación estratégica de Cartagena la ha convertido en centro de atención de todas las mafias internacionales al servicio de George Soros y las costas de la provincia de Cartagena son, hoy por hoy, un coladero por el que nos llegan miles de musulmanes que tienen mucho más de invasores que de refugiados.

 

 

 

Cartagena objetivo musulmán: un genocidio étnico y cultural

 

 

 

De hecho, el partido yihadista PRUNE que se presenta a las próximas elecciones ya ha fijado Cartagena como una de sus principales alcaldías codiciadas por el número de musulmanes que viven subvencionados en la maltratada ciudad Trimilenaria, para algo tan nefasto como es la sustitución de la población europea por africana, y preferiblemente islámica, con el consecuente genocidio étnico y cultural, problemáticas sociales, aumento de delincuencia y violaciones, pérdida de libertades por la imposición del islamismo, atentados terroristas, persecuciones religiosas, etc.

 

 

No es Beirut: es  Cartagena

 

 

Cuando uno camina por las preciosas calles del centro histórico de cartagena cree estar en una ciudad musulmana. Mujeres con velo, mujeres con burka, musulmanes que te miran desafiantes... se han convertido en los amos del territorio.

La primera noticia de la que se hizo eco La Tribuna de Cartagena en verano de 2017 (que negaron todos los medios de “la prensa del sistema” y la Delegación de Gobierno ) fue el intento de construir en el antiguo Hospital Naval el mayor Centro de Acogida de Musulmanes de toda Europa: querían meternos 6.000 hijos de Alá en nuestra ciudad y nosotros lo denunciamos con tal carga de pruebas que finalmente el Ministerio de Defensa tuvo que emitir una nota oficial confirmando todas las informaciones que habíamos publicando y diciendo que, finalmente, se desechaba esta ubicación. Este ridículo del lameculos Dlegado del Gobierno en aquel momento acabó por costarle el cargo y Ana Belén Castejón, alcaldesa socialista de Cartagena (la mujer más estúpida, ignorante y aprovechada que pueda imaginarse) había manifestado que “sólo creía lo que publicaba la prensa seria”. Normal, esta inútil vividora de la política que no vale para ganarse la vida de ningún otro modo, llama “prensa seria” a los medios felpudos de toda la vida que le ríen las gracias a “la primera Dama” y asisten a sus kafkianas ruedas de prensa, porque el Ayuntamiento es el que paga con publicidad sus pésimos resultados empresariales. ¡ojo, que me estoy refiriendo, nada menos que a La Verdad (del Grupo Vocento) a La Opinión (del Grupo Prensa Ibérica), a la SER (del Gerupo Prisa), a Onda Cero (del Grupo Atresmedia)…! periodistas lameculos de un sistema por el que subsisten.

Fíjense si habrá corrupción en Cartagena que hasta del recibo del agua (el más caro de España) los pobres cartageneros están pagando el 3% del independentismo de Cataluña… así, como suena. Y esto lo hemos hecho público nosotros y gracias a nuestro periodismo los ciudadanos de Cartagena han podido enterarse de esta infame tropelía.

La Tribuna de la Provincia de Cartagena es el nuevo nombre del primer digital que dio origen a la creación del GRUPO Tribuna de España, un grupo de comunicación que "a la chita callando", si hacer ruído, sin medios económicos pero con muchísimo trabajo, ya incluye un periódico de ámbito nacional que es el referente de la presa de la disidencia, ¡con cuatro millones de lectores mensuuales! (datos de Google Analytic) La Tribuna de España; y los periódicos digitales locales La Tribuna de Extremadura, La Tribuna de Málaga, La Tribuna del Reino de Valencia, La Tribuna de GranadaLa Tribuna de Ceuta y La Tribuna de Melilla. Y, además, una emisora de radio digital, La Tribuna de España Radio y el Canal Youtube La Tribuna

Eso para los agoreros que cuando nacimos aseguraban que no duraríamos ni un mes con el nuevo periódico digital de Cartagena.

 

 

 

Así que volvemos a Cartagena y con más fuerza…

Que se vayan preparando los corruptos socialistas y los corruptos populares; que se vaya preparando los falsos mesías del cartagenerismo, y lo que queda de Podemos y el ridículo partido (no de centro) sino de “en medio” de Ciudadanos.

La Tribuna de la Provincia de Cartagena vuelve con mucha más fuerza e intensidad periodística a muy pocos meses de las elecciones: es hora de empezafr a sacar trapos sucios y que los conozcan los cartageneros.

Comenta esta noticia