Viernes, 19 Julio 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

"La Manada feminista": otro buen padre apartado de sus hijos por una madre loca y una juez prevaricadora

PUBLICADO EL Miércoles, 19 Septiembre 2018 03:39 Escrito por
Juan Luis Fabregat, con lágrilas en los ojos, la última vez que estuvo con sus hijos Juan Luis Fabregat, con lágrilas en los ojos, la última vez que estuvo con sus hijos Imagen: La Tribuna de España

Juan Luis Fabregat lleva más de un año sin ver a sus hijos porque su exmujer se los arrebató a base de mentiras y calumnias. Fue denunciado "falsamente" por violencia de género ¡e incluso por abusos sexuales a sus propios hijos! y tachado de drogadicto. A pesar de demostrar su inocencia, una juez incompetente y plegada a las exigencias del femipodemismo, le ha dado la custodia a la madre, además de tener que pasarle una pensión a alguien tan perverso para ser capaz de inventar acusaciones tan graves contra el propio padre de sus hijos. Así funciona la justicia de las locas del "hermana yo sí te creo" y del "¡abajo la cultura del heteropatriarcado!", una doctrina jurídica que parece haberse instalado en los Juzgados de Familia de España a golpe de manifestaciones populares y de manipulación de la opinión pública.

 "Te voy a hundir la vida y te voy a arrebatar a tus hijos". Esas fueron las últimas palabras que cruzó Juan Luis Fabregat con su exmujer, M.V.R.R., de 44 años.

Dicho y hecho. Gracias a la gentuza que da poder a estas feministas, podridas y amargadas de complejo de inferioridad, Juan Luis está pasando un auténtico calvario. Un infierno que está atravesando prácticamente sólo. Casi nadie puede ayudarle. Lucha contra el poder establecido. Lucha contra unas femiestalinistas que se saltan a la torera las leyes. Se saltan sin complejo alguno la verdad. Y todo para hundir la vida de un hombre

La Tribuna de España va a intentar ayudar en todo lo posible a este buen hombre, profesor de profesión. Y lo va hacer porque ha tenido la oportunidad de conocer de cerca su infierno, ese infierno al que se está viendo sometido desde que pidió la separación a su mujer, una persona a las que las locas del "hermana yo sí te creo" le han lavado el coco hasta convertirla en un auténtico demonio.

Todo empieza en julio de 2016:

"Le digo que quiero el divorcio y ahí empieza todo", comienza diciendo con la voz entrecortada Juan Luis.

En ese momento, M.V.R.R. decide denunciarle. Es la mejor manera de hacer daño a un hombre. Lo denuncias y le arruinas la vida, aunque sea inocente. Eso es lo que aconseja el "manual de la perfecta feminista": tú denuncia que seguro ganas...Y eso es lo que hace esta mujer.

Lo denuncia por violencia de género, ¡por abusos sexuales a sus propios hijos! (que hay que ser muy hija de satanás para inventarse algo tan monstruoso) y, también, por drogadicto. Son hechos gravísimos, pero esta mujer no tiene ningún reparo en seguir adelante con sus mentiras pese a que no puede demostar ninguna de ellas. Total, ya sabe que nuestra injusta ley la protege...

"Lógicamente, me voy de mi casa y en ese momento es cuando prácticamente dejo de ver a mis hijos por su culpa. Debido a las denuncias tan lamentables que ha puesto hacia mi persona, tuve que pedir a una profesora que se quedase en el colegio el día que fui a verlos un rato a la escuela. Tuvo que estar la tutora delante para ver a mi hijo de 5 años y a mi hijita de 3. Es muy triste", comentó.

Sorprendentemente, tras la visita a sus hijos, y siempre con testigos, le cae otra denuncia. La madre, -repetimos- esta mala mujer y peor madre, obliga a su hijo a grabar que "en un momento que la tutora se fue a por un café, mi padre me tocó el pito", decía la grabación según el padre (tiene pruebas de ello). Lo tiene todo bien guardado, aunque ha servido de poco -por desgracia- como a continuación informaremos.

Asquerosamente abominable lo que es capaz de hacer esta mujer. "En ningún momento me quedé a solas con los críos porque sabía de lo que era capaz. Está loca. Todo lo hizo para ganar tiempo", apuntó.

¿Tiempo para qué? Para atrasar todo lo posible el proceso judicial. Lo tiene todo bien planeado. Cuenta con el asesoramiento perverso de La Manada feminista, que manipula a esta mujer, que se vuelca en ayudarla para construir sus mentirar y para hundir a este pobre hombre (porque sí, por el hecho de ser varón, da igual que sea inocente), un padre ejemplar que siempre actúa de buena fe y que pretende llegar a un acuerdo, a pesar de las barbaridades con las que su mujer le ataca continuamente.

 

Traslado ilícito

 

Agosto de 2017. Esta mujer, funcionaria con importantes "enchufes", cómo no, pide el traslado a Andalucía. No lo consigue por falta de méritos, pero se las ingenia para conseguirlo por comisión de servicios, alegando motivos laborales... todo pura mentira, todo una estrategia para separar a los iños de su padre.

Pues bien, va a parar a Marbella con los niños de Juan Luis. Consigue empadronar a sus hijos allí mismo ¡sin el consentimiento, ni la firma del padre! Lo hace de manera totalmente ilegal. Y lo más grave de todo es que lo logra. VERGONZOSO las irregularidades que se ven en este caso. Se salta la ley a la tremenda y las propias autoridades responsables lo permiten. Nada raro en una España en la que existen ¡4 millones de padres en idéntica situación, separados de sus hijos por falsas denuncias! una verguenza nacional que no encuentra formación política capaz de plantarle cara.

¿Cómo lo consigue? Aquí viene lo más surrealista. "Firma un papel en el que declara que, bajo su responsabilidad, tiene la custodia de los niños", nos apunta su exmarido. Y empadrona a sus hijos lectores. Los empadrona saltándose todas las normas establecidas, a las bravas, al estilo "feminista"...

Y aquí está la prueba:

 

 

Como verán, consigue el empadronamiento de sus hijos de manera totalmente irregular. Con mentiras y calumnias que, para sorpresa de muchos, el Ayuntamiento de Marbella consiente.

Esta pareja todavía está casada. Las medias provisionales no salen hasta noviembre de 2017. No tiene la custodia, pero esta mujer consigue ésto y más, ya que también los escolariza, casualmente en la escuela donde ella trabaja.

Lógicamente, Juan Luis interpone una denuncia. Cree que la justicia debe de actuar. Denuncia un traslado ilícito, además de diversas irregularidades como han quedado demostradas en el empadronamiento de sus hijos, pero no consigue nada. Un padre que, cargado de razón, piensa que la justicia va a empapelar a la madre, pero no pasa absolutamente nada.

 

 

 Inocente de todas las denuncias

 

 

Continuamos con la tremenda injusticia de esta mafia llamada femipodemita.

Juan Luis Fabregat (Casteldefels) queda limpio de todas las denuncias interpuestas por su exmujer. Tres informes médicos dejan bien claro que jamás abusó de sus hijos. Lo afirma un informe de La Unidad Funcional de Atención a los abusos sexuales a Menores (UFAM). No existe nada.

Es más, un estudio psicológico realizado a todos los miembros de la familia llevado a cabo por los organismos judiciales, deja claro que la única "manipuladora que hay en la familia es la madre". También tenemos el informe. Bien guardado, por si acaso.

¿Por qué no hace nada la justicia ante una falsa denuncia? A ver a qué juez se le ocurre ir a por una mujer. El poder femipodemita caería sobre su carrera judicial y quedaría por siempre estigmatizado.

 

 

Abogado feminista, juez incompetente y prevaricadora

 

 

Llega el juicio. Hay pruebas más que suficientes para meter a esta mujer en un manicomio y darle la custodia al padre...pues no, con la justicia hemos topado,

Para empezar, el juicio tenía que salir en enero de 2018, pero la abogado de esta señora consigue retrasarlo hasta julio por una faringitis. ¡6  meses de retraso por una faringitis!, ahí queda eso.

A todo esto, informar que la abogado de M.V.R.R. es una tal Nuria Milá, una femipodemita de lo peor que se puede encontrar uno por la calle y con muchos contactos en las altas esferas.

Al principio, la exmujer de Juan Luis tuvo otra abogado que intentó mediar en lo posible. Es más, conociendo el caso, luchó por la custodia compartida. Curioso, ¿no? cuando, supuestamente, el padre es un abusador sexual...las pruebas caen por su propio peso.

Más tarde, y viendo qué poco tenía que rascar con una abogado honorable, se pasó al bando de La Manada feminista, y se llevó a esta joya, Nuria Milá, como su defensora.

Pues bien, tras quedar más que claro que Juan Luis Fabregat jamás maltrató a su mujer, que jamás abusó de sus hijos, que nunca se ha drogado, que su mujer se trasladó de manera ilícita con sus hijos, que los empadronó ilegalmente y que es una manipuladora reconocida por una psicóloga (ojo, luego cambió su versión. según ella, porque es mejor no alterar la estabilidad de los niños), la juez de turno declara en julio de 2018 que la custodia es para la madre, que Juan Luis tiene que pagar una pensión de alimentos y que podrá ver a sus hijos uno de cada tres fines de semana. Es decir, que es tratado como un delincuente.

Queda bien claro que esta jueza no tiene lo que hay que tener. Tira balones fuera incumpliendo el auto de medidas. Es un claro caso de prevaricación. Si se dan cuenta, todos los personajes de esta farsa son mujeres...

 

 

Hundido y en tratamiento

 

 

Este hombre está pasando un calvario porque una mala mujer, apoyándose en la banda terrorista feminista, se ha saltado todas las leyes, manipulando pruebas (consiguió que diesen de baja a Juan Luis como padre cuando se fue de casa, gracias a un personaje llamado Andrés Gascón, de la CAP Cambou, que incumplió las normativas), amenzando y calumniando. "

Soy profesor y va diciendo por ahí, a todos los padres de mis alumnos, que abuso de niños. Me hundió la vida. Estoy en tratamiento porque esto es insoportable. Ha quedado claro que soy inocente de todo y llevo sin ver a mis hijos más de un año. Le han dado la custodia a pesar de quedar bien claro que no está bien. Me he desplazado dos veces a Marbella para ver a mis hijos, aunque sea unos minutos, que estaba en mi derecho, y me lo ha negado y de manera ilegal. Y nadie hace nada. ¿Es que nadie me va a ayudar? Esto es una injusticia demostrada con pruebas y ha salido ganando ella; la mujer".

Pero no todo está perdido. Juan Luis, y su nuevo abogado, Adolfo Alonso Carvajal, conocido por todos por defender al exmarido de Juana Rivas, el italiano Francesco Arcuri, van a apelar a la Audiencia Provincial. "Claro que sí. Vamos a luchar hasta el final. Y después de la apelación, le voy a meter una querella criminal", terminó de decir.

 

Y con suerte, La Tribuna de España estará ahí para contarlo.

Ya está bien de que esta escoria femiestalinista se salga siempre con la suya. ¿Se imaginan que fuese al contrario?

Pruebas más que evidentes que demuestran que esta mujer no tendría que tener ni un perro bajo su cuidado. Pero, gracias a señoras abogados y jueces feministas, el hombre, blanco y heterosexual -claro está- acaba siendo maltratado.

 

 

 

Información adicional

  • Antetítulo: Amenazas, manipulación, traición, prevaricación...todo vale para las femipodemitas a la hora de hundir la vida de un hombre
Daniel Negroles

Director de La Tribuna de Cartagena.

Redes Sociales

Comenta esta noticia