Sábado, 23 Marzo 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

EXCLUSIVA: detienen ilegalmente a cientos de hombres inocentes todos los días

PUBLICADO EL Miércoles, 09 Enero 2019 19:33 Escrito por
EXCLUSIVA FORO POLICÍA: detienen ilegalmente a cientos de hombres inocentes todos los días EXCLUSIVA FORO POLICÍA: detienen ilegalmente a cientos de hombres inocentes todos los días

Ayer, en rigurosa primicia desvelada por La Tribuna de España, publicábamos la primera entrega de una investigación periodística que llevamos realizando, hace meses, al (extrañamente claurado) FORO POLICÍA, un Foro de Internet en el que participaban agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local.

En el citado Foro, los agentes reconocen la detención ilegal de cientos de hombres inocentes, de forma absolutamente arbitraria, saltándose la Constitución y las leyes -especialmente la Ley de Enjuiciamiento Criminal- por falsas denuncias de violencia de género.

 

 

En el FORO DE LA POLICÍA, agentes de la autoridad, de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, de las policías regionales… reconocen abiertamente, sin tapujos, que en la mayoría de las ocasiones que acuden a socorrer a una supuesta mujer maltratada, por un caso de esos que llaman de “violencia de género”, son claramente denuncias falsas, y que muchas de ellas se salen de ojo…

Vean ustedes unas cuantas muestras de las sabrosas conversaciones entre miembros de las diversas policías:

Mujer que llama diciendo que su marido le ha pegado. Vas, y ves que la mujer no tiene ningún tipo de lesión. Y te dice que su marido le ha insultado, le ha empujado y le ha amenazado, y que no quiere poner denuncia (lo típico, que quiere que la policía haga de coco y le meta miedo al marido). Tu tomas nota para hacer tu parte posterior de intervención y te vas.

Y cuando te vas, el marido se rebota, porque la mujer ha llamado a la policía y ha dado el espectáculo, vuelven a discutir y el marido le produce lesiones graves o leves, cuando no la mata.

¿Cómo le explicas tú al Juez tu anterior intervención, si ya tienes conocimiento, en este caso verbal, de un delito perseguible de oficio?, ¿en qué consistió tu intervención?, ¿en meter miedo al marido?

El tío detenido (esa noche duermo yo tranquilo y no pensando en que la mujer está en el hospital), y que decida el Juez, si la Ley está mal hecha que la cambien.

Moraleja: Me importa un bledo que se detenga a un hombre inocente, pues así yo duermo tranquilo.

Claro que, algunos policías también tienen conciencia, lean, lean:

Mire Usted, mi marido me ha pegado… Vamos, lo detenemos y no nos va a acarrear ninguna consecuencia. Eso es lo que, a mí no me gusta de esta Ley, yo soy policía y estoy para detener a culpables no para detener a inocentes y es por eso por lo que me gusta tener claro que cuando detengo a una persona lo hago porque tengo indicios suficientes y aunque esté respaldado por una Ley prefiero no hacer pasar a una persona por el trago de una detención injusta…

He aquí otra muestra de policía con conciencia, esta vez de la policía del País Vasco:

Ya, pero si yo tengo claro que en un lugar determinado no ha existido agresión, yo no voy a detener y nadie me puede hacer nada, de hecho hace tiempo que han salido voces importantes discordantes, un ejemplo es el de una Magistrada creo que en Catalunya, que venía a decir lo que yo digo.

(Se refiere a la Juez María Sanahuja, por aquellas fechas -2008- juez decana de Barcelona.)

Yo no sé dónde prestáis servicio muchos de vosotros, pero en Euskadi se están dando muchos fraudes de este tipo a cuenta de las ayudas que reciben y se están dando mucho por parte de mujeres sudamericanas, ya que reciben piso y además dinero si están con hijos. Se da el caso también de que si el matrimonio tiene más de un hijo, estos se reparten un hijo para cada uno y a cobrar las dos partes, de ahí que haya muchas denuncias falsas y que tengamos que estar atentos a ellas.

Lean ustedes la respuesta de un Mozo de Escuadra (policía regional de Cataluña):

Aquí el criterio es la declaración y poco más, pues decir "que te mato", ya es delito. Y muchas veces ves la naturaleza humana de la denunciante, pero amigo, a ver quién le pone el cascabel al gato en un asunto de estos. Además, tu obrarás en conciencia y con toda tu profesionalidad, pero este es un tema maldito (ya sabes, prensa y demás) y si se piden cuentas a tus superiores (con razón o sin razón) y la escapatoria de ellos es enmarronarte a ti, yo no tentaría a la suerte. Ya resolverá quien corresponda este asunto, que yo soy solo un currante y mi misión es mantener a mi familia y no hacer justicia (para eso ya están los jueces).

 

A lo que más se expone el denunciado, es a dormir una noche en el chiquero. Nosotros nos jugamos el pan de nuestras familias. Y si la agresión o amenazas son verdad, la víctima se juega la vida. Y lo demás es nadar contra corriente.

 

Los compañeros que se dedican a esto en mi localidad ya son conocidos como las "SS" por su política de tolerancia cero... y aun así se recibió hace un par de años una carta del Sindic de Greuges (una especie de Defensor del Pueblo autonómico) pidiendo informes sobre la actividad policial en la protección de este tipo de víctimas.

 

Así que ojito. Así lo veo yo, compañeros.

Lean a continuación el testimonio de una víctima de la LVIOGEN, ley de “violencia de género” de 28 de diciembre de 2004, miembro de las fuerzas de seguridad del estado:

Soy un ex-compañero muy a mi pesar, pues, perdí mi puesto que era temporal, después de 4 denuncias falsas de mi mujer.

Todas las denuncias falsas fueron sobreseídas o con sentencia absolutoria con todos los pronunciamientos a mi favor; pero sus consecuencias han sido irreversibles para mí, pues sigo con tratamiento psicológico y perdí mi trabajo.

Tengo interpuesta una querella criminal contra mi ex por las denuncias falsas, pero no es cierto que signifiquen sólo una noche en el calabozo.

La detención implica automáticamente una orden de alejamiento y el que te quiten la custodia de tus hijos en favor de la madre, que sólo te los dejará ver si te dejas chantajear por dinero.

El resultado de una detención a la ligera por maltrato: padre destrozado marcado de por vida, sin sus hijos y sin trabajo; hijos sin su padre y mujer que se queda con la casa, los hijos y los bolsillos llenos.

Esto está pasando ya 120 veces al día en España, lo ha advertido el sindicato de la Guardia Civil y los propios jueces. La jueza en Catalunya que denunció las consecuencias de estas falsedades es Maria Sanahuja, Jueza Decana de Barcelona. También lo ha dicho el vocal del Consejo Gral. del Poder Judicial, el instituto de medicina legal de Madrid, la directora forense de Pza Castilla, el consejo general de la abogacía, el de psicólogos, etc. etc.

Desde el año pasado no veo a mi hijo porque le dieron la custodia a ella, por celebrarse el juicio que me dio la absolución después del de divorcio.

Por la falsa denuncia que dio lugar a la detención y posterior orden de alejamiento, no pude luchar por la custodia de mi hijo.

Es bonita la frase de dejar a la familia para luchar por la de otros, pero si se detiene con el fin de lavarse las manos, sólo es una frase tan falsa como las denuncias de mi ex.

Y, para terminar, lean la intervención de un miembro del Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil, en la que, nos habla acerca del protocolo elaborado por el Ministerio del Interior, en el que se describe cómo ha de ser la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en el mismo se explica claramente cuál debe ser el procedimiento a seguir en casos de denuncias por supuestos malos tratos.  Este guardia civil nos ilustra acerca de la legislación que se está violando en España un día sí, y el otro también. Además de todo ello, nos cuenta su triste trayectoria de víctima de denuncia falsa por maltrato. No pierdan ojo que, no tienes desperdicio:

La verdad es que no se sabe hasta que no se padece, lo digo porque al igual que ustedes, estoy en contra de toda clase de violencia, pero lo que no puede ser es que a un hombre se le detenga por el mero hecho de que su ex pareja le denuncie por un supuesto delito de malos tratos, ya que, como bien he dicho es un "supuesto" ya que la comisión del delito la ha de establecer el juez de turno, y por lo tanto, estaríamos privándole de un derecho fundamental que es la presunción de inocencia, contemplado en el artículo 24 de la Constitución Española, la cual, manda más que cualquier otra ley estatal.

 

En otro orden de cosas, siempre que existe una denuncia por supuestos malos tratos, hay que seguir un protocolo de actuación, es decir, el Ministerio del Interior redactó un protocolo de actuación para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado donde explica claramente el procedimiento a seguir en casos de denuncias por supuestos malos tratos, siendo el primer paso la denuncia de la persona agraviada, en segundo lugar, manifestación de testigos, en tercer lugar, MANIFESTACION DEL DENUNCIADO, en cuarto lugar, averiguación e investigación, y en último lugar, DETENCION DEL DENUNCIADO, pero también hay que tener en cuenta que en dicho protocolo dice:  "Se procederá a la detención si existe riesgo para la víctima"

Claro está que, una vez se haya manifestado la supuesta víctima, se le de ofrecer la opción de solicitar una orden de protección, al igual que, se le ofrece una casa de acogida hasta la celebración del juicio, siendo ambas opciones unas medidas de protección a las cuales puede acceder,… pero que sin embargo, considero que si la supuesta víctima rechaza hacer uso de esas medidas de protección, no se debería detener al denunciado.

 

Considero que no se debe de detener al denunciado porque, nuestro trabajo está hecho, hemos realizado las actuaciones legales que nos corresponden, recogida de denuncia, recogida de manifestaciones (testigos y denunciado) e investigación y averiguación. Así que, el culo lo tenemos… si no se procede a la detención del denunciado ¿Por qué?

1- Porque no tenemos ninguna ley que nos obligue a detener a una persona por el mero hecho de la manifestación de otra persona.

2- Porque hemos realizado todas las diligencias correctamente y es la propia denunciante la que no desea acogerse a las medidas de protección que se les ofrece, por lo tanto, no tiene miedo del denunciado y no existe riesgo para la supuesta víctima.

3- En caso de detención del denunciado, podríamos incurrir en un delito de detención ilegal ¿Por qué? Pues, por la sencilla razón de que antes de detenerlo hay que tomarle manifestación y contrastarla con la de la supuesta víctima y con la de los testigos, además de con las investigaciones y averiguaciones que se hayan realizado.

¿Por qué digo esto? pues muy sencillo.

 

Soy guardia civil, denunciado por quebrantamiento de una orden de alejamiento, es decir, contra la Administración de Justicia, una vez puesta la denuncia por parte de mi ex en el acuartelamiento de la Guardia Civil de la localidad donde supuestamente se cometió el delito, los compañeros iban a proceder a detenerme por la sola manifestación de mi ex, transcurridas 4 horas, me presenté voluntariamente en el acuartelamiento y solicité información sobre si me habían denunciado, tras lo cual, me comunicaron que sí, que esperase a los compañeros de Policía Judicial, y una vez llegados, me subieron al despacho y me comunicaron que iban a proceder a mi detención.

Asombrado y estupefacto, les solicite el motivo de mi detención, contestándome que me habían denunciado por un supuesto quebrantamiento de orden de alejamiento, tras oír al compañero, le comento que tengo derecho a manifestar y posteriormente si creen necesario, pueden proceder a mi detención, pero que antes tengo derecho a declarar como perjudicado.

Tras esto, viene un superior y le comento la situación, tras lo cual me comenta que es cierto, que estoy en mi derecho de manifestar, por lo tanto, solicito que se abra una diligencia de manifestación donde yo declare mi versión de los hechos.

Efectivamente, abren diligencias de manifestación del denunciado y expongo mi declaración aportando documentos judiciales y burofax, donde se demuestra que en ningún momento he cometido ningún delito de quebrantamiento de orden de alejamiento, y donde se demuestra que fue mi ex pareja la que quebrantó la orden, y a su vez, que la denuncia interpuesta contra mí es una denuncia falsa.

El superior, que era el instructor, al ver la declaración de mi ex pareja, mi declaración y las pruebas aportadas por mí, dice: PERO SI USTED ES INOCENTE, SI LA QUE SOBRABA ALLI ERA ELLA, USTED NO HA COMETIDO NINGUN DELITO, Y ESTO ES UNA DENUNCIA FALSA, POR LO TANTO, NO PROCEDO A DETENERLE…

Acto seguido, coge el teléfono y llama al superior suyo, y le comunica que no procede a mi detención, puesto que yo soy inocente y se me imputa un delito que no ha existido, a lo cual, el superior del superior, insiste en que debe de proceder a mi detención porque yo he quebrantado una orden de alejamiento, puesto que así lo dice mi ex pareja en la denuncia, mi sorpresa llega cuando el superior que instruía el atestado, le dice a su superior: MIRE USTED, YO NO PROCEDO A LA DETENCION DE ESTE COMPAÑERO, PUESTO QUE NO QUIERO SER EL RESPONSABLE DE UNA DETENCION ILEGAL, SI USTED QUIERE QUE SE LE DETENGA, VENGA USTED Y LO DETIENE.

Acabada la conversación telefónica, el superior, me dice: YA PUEDES MARCHARTE, NO TE VAMOS A DETENER, ESTA CLARO QUE TU NO HAS COMETIDO NINGUN DELITO, Y ES MÁS, HA SIDO ELLA LA QUE HA COMETIDO EL DELITO DE DENUNCIA FALSA, PERO COMO QUE HASTA QUE EL JUEZ NO VEA EL CASO Y LO ARCHIVE, NO PODEMOS PROCEDER CONTRA ELLA, LO SIENTO MUCHO POR EL MAL TRAGO QUE HAS PASADO.

Con esto, quiero demostraros que ninguna norma LEGAL ordena la detención inmediata por la mera interposición de una denuncia por supuestos malos tratos o, por quebrantamiento de una orden de alejamiento, y que si algún día sois denunciados por algún ciudadano, detenido ilegalmente porque las diligencias no se han hecho correctamente, entonces sí que tendréis un serio problema.

Hay que ser más profesional en el trabajo, saber bien las cosas que debemos y que no debemos de hacer, así como, no tener miedo si estamos seguro de lo que estamos haciendo, y en caso de duda, se consulta a un superior y que sea él el que se encargue de la detención del denunciado, que para eso cobra más y debe de saber más.

Un saludo a todos y espero que os leáis bien la Ley de Enjuiciamiento Criminal y el Protocolo de Actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en casos de violencia de genero.

 

 

 

Eso sí, si el delito es fraganti, estáis en la obligación de detener, sea quien sea la víctima, tanto si es hombre como si es mujer, puesto que el artículo 153 del Código Penal, recoge las lesiones, tanto de hombres a mujeres como de mujeres a hombres, solo que la diferencia es que existe distinta pena según sea el agresor o el agredido, para ello os pongo un ejemplo:

 

  1. a) marido lesiona a esposa = art 153.1 de seis meses a un año de cárcel.
  2. b) esposa lesiona al marido = art 153.2 de tres meses a un año de cárcel
  3. c) Progenitor (independientemente del sexo) lesiona al descendiente (independientemente del sexo) = art 153.2 de tres meses a un año de cárcel.

Como podéis observar, distintas penas para los mismos hechos, dependiendo de quién sea el agresor o el agredido, algo totalmente inconstitucional.

 

Os deseo que hagáis vuestro trabajo lo mejor posible, que sepáis lo que tenéis que hacer, que os informéis de si lo que digo es cierto o mentira, sacad vuestras propias conclusiones, y por último, que os pongáis en la situación de un hombre que es denunciado en falso por su pareja, ex pareja, cónyuge, ex cónyuge, etc... a ver si os gustaría pasar unos días en el calabozo de vuestras dependencias, y luego ser llevados al juez, confiando que os va a dar la razón y que sois inocentes, y… llegáis al juzgado (juicio rápido) y os condenan a abandonar la vivienda, os quitan la custodia de vuestros hijos, os ponen una orden de alejamiento, os niegan el derecho a portar armas durante cierto tiempo, os ponen un régimen de visitas para con vuestros hijos, y lo “mejor”, os obligan a alquilar una vivienda, puesto que la vuestra está ocupada por vuestra ex pareja, los hijos y el nuevo amante de vuestra ex pareja.

Sin más, espero que os haya servido para que el día de mañana no perdáis la cabeza y le metáis dos tiros a la ex pareja por el daño psicológico, económico y moral que os ha hecho pasar.

A buen entendedor, pocas palabras más son necesarias. Si acaso, a manera de recapitulación:

Las conversaciones del foro de la policía demuestran que, las denuncias falsas existen, que los policías, guardias civiles, policías regionales, policías locales, son colaboradores necesarios, imprescindibles, son el punto de partida de la industria mafiosa del maltrato  que, ha dado como resultado hasta la fecha la detención ilegal de alrededor de dos millones de hombres, en la mayoría de los casos denunciados falsamente por sus esposas, novias, compañeras, para desahuciarlos, repudiarlos, expulsarlos de la vida de sus hijos.

Las conversaciones del foro de la policía demuestran que se están violando todos los días los más elementales derechos constitucionales de los varones españoles (y de algunos de los extranjeros que se dejan caer por España), como el derecho a la presunción de inocencia, a no ser detenido ilegalmente y a ser llevado a presencia del juez sin dilaciones, a un juicio justo… y un largo etc. de perversidades y canalladas.

Lo realmente chocante es que, los diversos miembros de las fuerzas de seguridad del estado no se plantean que ellos (alrededor de 20.000 hombres), también están expuestos, e incluso son los que mayor riesgo corren de ser víctimas de una denuncia falsa.

Al final de la perversa escalera en cuyo primer peldaño están situadas las fuerzas de seguridad del estado, está el hecho de que aproximadamente el 25 por ciento de la población masculina recluida en las cárceles españolas, lo está por la aplicación de la ley de violencia de género de 28 de diciembre de 2004, acusados de las cosas más estúpidas imaginables (groserías, insultos, pedos…) con la inestimable colaboración de agentes de la autoridad corruptos.

Luego, en los siguientes peldaños, los hombres, víctimas de denuncia falsa se acabarán encontrando a un abogado del turno de oficio “de género” y a un fiscal “de género” que, si los agentes que antes les han tocado en suerte no lograron convencerlos de que se auto-inculparan; harán todo lo posible para que firmen una sentencia “de conformidad” y se declaren culpables de crímenes que no han cometido…

Cuando un varón ha sido etiquetado como maltratador, como delincuente, antes o después de ser juzgado, es susceptible de ser imputado por otros delitos de consecuencias mucho más graves, como los delitos contra la libertad sexual en el ámbito de la pareja o sobre los menores, e instruidos también por los juzgados de Violencia de Género, llegando así a ser víctima de un doble quebranto en su derecho constitucional a la presunción de inocencia. La presunción de veracidad que se otorga a la mujer lo convierte en presunto delincuente, con la mera acusación; y, de nuevo, se puede usar y abusar de esa presunción de veracidad.

 Cuando un varón ha sido etiquetado como maltratador, se convierte en presunto culpable de cualquier otro delito que se le desee imputar. Lo que puede conducir a una persona inocente a su destrucción como ciudadano y como individuo. Hasta tal punto alcanza la inseguridad jurídica que la Ley de Violencia de Género y la doctrina que la acompaña genera sobre la población masculina española, que algunos letrados han acabado denominando como «asesinato civil».

Y todo ello, generalmente, empieza con la detención ilegal de hombres inocentes por parte de miembros corruptos, de las fuerzas de seguridad del estado que, se acogen a aquello tan socorrido de “la obediencia debida”.

Comenta esta noticia