Domingo, 23 Septiembre 2018

España y Libertad en apoyo de Orban y del pueblo húngaro

PUBLICADO EL Jueves, 13 Septiembre 2018 01:56 Escrito por
Yolanda Couceiro presidente de España y Libertad Yolanda Couceiro presidente de España y Libertad

La Plataforma España y Libertada, presidida por nuestra colaboradora Yolanda Couceiro, ha mostrado su solidaridad y apoyo con el pueblo húngaro y con su presidente, Viktor Orbán, tras la decisión del Parlamento Europeo que -al menos en principio- pretende dejar a Hungría fuera de las votaciones y decisiones del Consejo durante un periodo de tiempo por determinar.

España y Libertad entiende que va a ser difícil dejar fuera a Hungría de las decisiones europeas y que todo esto acabe en sanción de algún tipo.

Desde la Plataforma España y Libertad nos recuerdan que "las políticas impulsadas por el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, son decisiones soberanas que afectan a cuestiones tales como la negativa a aceptar los enormes cupos de inmigrantes a los que la UE obliga a sus socios".

Para España y Libertad, Viktor Orbán no hace otra cosa que evitar una estudiada saturación migratoria, la mayoría de las veces incontrolada, de Europa y de Hungría.

La Plataforma España y Libertad entiende que "el proceso migratorio está desencadenando un flujo de ideologías contrarias a las libertades que nos hemos otorgado en Europa. Jamás deberíamos permitir que determinadas formas de pensamiento radical pudieran afectar a colectivos tan sensibles como las mujeres europeas o los homosexuales, perseguidos en numerosos países que, sorprendentemente, son quienes nutren masivamente estos flujos orquestados y financiados por aquellos que ven en la debilidad de Europa una posibilidad de control y poder".

Por otro lado, tras estas políticas se esconde una sustitución étnica que ya genera cambios sin precedentes en nuestro continente. La política de sustitución, la Gran Sustitución que acertadamente viera el filósofo francés Renaud Camus, encuentra en las erradas políticas de la Unión Europea el caldo de cultivo esencial para hacer de nuestro viejo continente otra cosa, algo que ya no será Europa tal como hoy la conocemos.

Una Europa sin identidad ya no sería Europa.

Comenta esta noticia





La Tribuna de España

Periodismo con valores.
Director: Josele Sánchez.

Periódicos Asociados